Solicitud de comparecencia en el pleno municipal de Vigo para presentación de recurso a la valoración del FROB de Novagalicia banco

El comportamiento del Ayuntamiento de Vigo, única entidad fundadora de la Caja de Ahorros Municipal de Vigo hace 132 años, en el proceso de liquidación de las Cajas de Ahorros gallegas solo se puede calificar de lamentable y errático. De manifestarnos en contra de la fusión, el señor alcalde pasó a abrazar la absorción y admitió que la sede fiscal y jurídica de la entidad resultante quedase en A Coruña. La defensa a ultranza de los altos directivos que estafaron a miles de familias con productos financieros como las preferentes y la deuda subordinada, nos ha impedido personarnos en el proceso penal que se desarrolla en la Audiencia Nacional. La complicidad inconfesable con el señor don Julio Gayoso y el señor Pego y compañía, ha impedido al Pleno que se recurriese en tiempo y forma la valoración que redujo en poco más del 6% la participación de Novacaixagalicia en Novagalicia banco. Claro, como el señor Gayoso era copresidente y el señor Pego Director General, no recurrimos una valoración que ponía en peligro toda la obra social de las entidades de ahorro públicas, incluida la Caja de Ahorros Municipal de Vigo que fundó este ayuntamiento.

Estamos ante el penúltimo capítulo de una historia de un fracaso colectivo donde nuestros representantes no supieron estar a la altura que exigían los intereses generales de la ciudad. La operación acordeón decretada por el FROB que reduce la participación de Novacaixagalicia en el banco al 0% es un expolio a los vigueses que durante más de 132 años acumularon un capital que se volatiliza. La valoración a 0 supone la desaparición futura de la obra social, tan significativa en nuestra ciudad con las pérdidas de empleo y oportunidades que ello conlleva. Además la valoración del FROB va a perjudicar seriamente los intereses de los ahorradores que fueron engañados por órdenes del señor Gayoso, el señor Méndez y el señor Pego y a  los que se les vendieron productos financieros tóxicos como las preferentes y la deuda subordinada. Miles de vigueses perderán una parte sustancial de su patrimonio particular con el empobrecimiento general para nuestra ciudad.

Por todo ello, Carlos Alberto González Príncipe solicita al amparo del vigente reglamento de participación ciudadana, comparecer ante el pleno de la corporación para proponer el siguiente acuerdo:

EL PLENO DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DE VIGO PIDE PERDON POR NO HABER SABIDO DEFENDER LOS INTERESES DE LA CIUDAD EN LA DESAPARICION DE LA CAJA DE AHORROS MUNICIPAL DE VIGO Y PARA DEFENDER EL INTERES GENERAL DE LA SOCIEDAD VIGUESA ACUERDA INTERPONER LOS RECURSOS PERTINENTES, DE REPOSICIÓN Y CONTENCIOSO ADMINISTRATIVOS ANTE LAS INSTANCIAS NECESARIAS, PARA DEFENDER UNA VALORACIÓN JUSTA DEL PATRIMONIO QUE NUESTRA CIUDAD TENÍA EN NOVACAIXAGALICIA.

Abel Caballero y el declive de Vigo 1

Sería una imbecilidad decir que Caballero es el culpable del declive de Vigo. El liderazgo económico que ha conseguido por primera vez Coruña en los últimos 5 años de acuerdo con el informe Ardan, obedece a múltiples causas, pero Caballero con sus errores nos está condenando a ser una ciudad segundona durante más tiempo del debido.

En medicina el peor error es no diagnosticar la realidad. Así le fue a Zapatero negando la crisis, así le va a Rajoy negando el rescate y así le irá a Caballero negando el declive de nuestra ciudad, visible en el silencio de nuestras calles y en esos locales que van cerrando a medida que hormigones Valle Miñor, dirigida por el estimado concejal RIVAS, va suministrando el hormigón base de las aceras Keynesianas.

La primera condición para transformar la realidad es conocerla, y Caballero, como Antoñita la fantástica, lleva 15 años en los que nos amenazó con ser presidente de la Xunta y el PSdeG obtuvo el peor resultado electoral de su historia y ahora revive esos momentos de gloria y fantasía caribeña con pirulís de Jean Nouvel dentro de la ría, centros comerciales en pleno puerto pesquero, plan Moneo para rehacer la casa consistorial y la llegada del Ave que ya se produjo en 2012 como él prometió y todos nosotros hemos podido comprobar. Caballero no está dispuesto, como mal periodista que es,  pues su pasión son los titulares y las fotos, a que la realidad le fastidie un titular.

Desde la negación de la realidad Caballero, condena a la ciudad a no poner en marcha los necesarios mecanismos para transformar un presente malo en un futuro mejor. Siguiendo su publicidad “se vivimos nunha cidade fermosa… para qué a imos cambiar”. ¿Los vigueses necesitan unión para salir del declive? Caballero divide a la ciudad y su partido en buenos y malos. Así Caballero consigue una ciudad desunida, y una ciudad dividida es una ciudad vencida.

Caballero está acostumbrado a decir una cosa y al día siguiente la contraria. Cuando él preside el puerto, lo importante es el puerto. Cuando dirige Vigo con nuestro voto, Vigo es mejor que Paris. Cuando iba para presidente de la Xunta, Galicia era única y no podía haber localismos , y si mañana él o la brillante Carmela, son llamados a presidir la Diputación, ahí estará la salvación del mundo mundial.

Lo importante es él, y eso, desde el punto de vista freudiano tiene diagnostico y tratamiento. Pero en Vigo no podemos perder una generación, mientras Caballero soluciona sus delirios de grandeza. Prefirió defender a Gayoso y a Pego, los que gestionaron nefastamente Caixanova, a defender a los estafados de las preferentes. Para los de las preferentes no hubo manifestación, para Gayoso y Pego sí. Y además, su embajadora en el consejo de administración calló ante las escandalosas indemnizaciones que se auto atribuyeron. Es más, la señora Marra fue ascendida a Senadora del Reino como premio.

Saludó con alegría la absorción de Caixagalicia por Caixanova. Se atribuyó el logro de colocar a Gayoso y Pego al frente de la caja fusionada y no dudó en traicionar a Vigo entregando la sede fiscal del nuevo ente a A Coruña. Gayoso y Pego se cayeron y se callaron con dinero, pero Vigo perdió la sede fiscal de la única entidad financiera que teníamos. Como dijo el otro día, es el alcalde que más bancos ha puesto, pero también es el único que perdió LA CAJA DE VIGO.

Como buen comunista que fue, va de victoria en victoria, hasta la derrota final. Expulsa, persigue…, pero la realidad es terca. Cada día el declive de Vigo es mayor y Caballero se convierte para VIGO en un activo tóxico, como los que acumularon las cajas, el valor añadido que él le da a la ciudad es cero o inferior a cero. ¿LES SUENA A ALGO ESTA HISTORIA?

Entrevista en Atlántico Diario

Entrevista en Atlántico Diario a raíz del vigésimo aniversario del conflicto de Guixar que tuvo lugar durante mi mandato como alcalde de Vigo

Podéis acceder a ella aquí