Nos engañan con cuentos de fantasía

¿Cuál es la situación real de los vigueses y viguesas hoy?, ¿tenemos más y mejores empleos que en 2007?. Nuestro índice de fracaso escolar, ¿ha bajado en estos 8 años?. ¿Tienen nuestros ciudadanos mayores mejores servicios de ayuda a domicilio, centros de día o más plazas en residencias públicas que hace 8 años?. La desigualdad entre ricos y pobres, ¿es mayor o menor que en 2007?. ¿Hay más centros financieros y más poder de decisión en el Vigo de 2015 que en el Vigo de 2007?. Si la respuesta es no a todas estas preguntas, pregúntense lo siguiente: ¿por qué va a ganar ese alcalde que lleva en el poder estos últimos 8 años?, ¿por qué va a ganar un alcalde que dejó perderse a Caixanova en la mala gestión de sus directivos amigos, que se sentarán en el banquillo de la audiencia el próximo 27 de mayo?, ¿puede defender Peinador alguien que el 28 de abril de 1990 acudió a la inauguración del nuevo aeropuerto de Alvedro, que el como ministro sacó de un cajón en 1987 tras la tragedia de aquel accidente?. ¿Saben los vigueses estas cosas o la publicidad pagada por el Concello de Vigo se lo oculta?.

La respuesta a todas estas preguntas es que hacen falta personas libres y sin miedo al poder. En esta campaña faltan líderes que digan la verdad y que se la dejen transmitir a los ciudadanos. Lo que digo hoy en La Voz de Galicia, en ningún medio local dejan publicar esto. Esa es la ciudad comprada que esta mafia está haciendo. Recuerden a Camps y Pujol, o más cerca, ¿cómo salió Manuel Pérez de la alcaldía?. Después del triunfo empieza la cuenta atrás para la derrota, y después de una victoria absoluta vendrá una derrota infame e indigna. Al tiempo, pero Vigo habrá perdido un tiempo y un liderazgo preciosos.

Ya lo decía Pasqual 3

Y por eso lo mataron políticamente.

Soy de las personas que se reclaman amigas de Pasqual Maragall, aún en los momentos que lo acusaron de alcohólico o demente, y eso no lo hicieron sólo los enemigos políticos. A Pasqual lo asesina políticamente José Luis Rodríguez Zapatero y José Blanco con la colaboración del famoso grupo de alcaldes del Baix Llobregat, conocidos en el PSC como los capitanes.

Errores seguro que cometió mi amigo Pasqual como hemos cometido todos, pero en su balance histórico está el cambio de Barcelona antes y después de 1992 y en haber intentado una Generalitat progresista frente al monopolio del poder catalán que hizo el pujolismo. Pasqual me dijo un día delante de su mujer y la mía que yo era alcalde por ser decente y yo le dije a él, la última vez que nos vimos, cuando ya era pública su enfermedad, en noviembre de 2011, que a él lo habían asesinado políticamente por decir la verdad y ser decente. Fue Pasqual el que dijo en un pleno del Parlament que el problema principal de CIU era el “tres per cent”, es decir, la mordida que se practicó durante años en los gobiernos de Pujol.

Por decir la verdad, Pasqual fue declarado enemigo a matar por los aparatos de poder, también los de nuestro partido, pues la verdad que el decía no era conveniente para las políticas de estado de pactar con CIU. Miren la casualidad, el tiempo le ha dado la razón. El cambio está en decir la verdad aunque no convenga o aunque duela, ese es el cambio que debemos impulsar definitivamente los ciudadanos el 24 de mayo de 2015.