Dinero negro y política por doquier 1

Estos días estamos asistiendo atónitos los vigueses al mayor proceso judicial sobre facturas falsas de Galicia.

Por las declaraciones que se oyen en sala judicial, sabemos que se hacían facturas falsas no solo para ocultar beneficios y defraudar a la Hacienda Pública, o lo que es lo mismo, a todos nosotros. No, eso no llegaba. Ahora además sabemos que los técnicos de Hacienda sabían que parte de esas facturas eran para fabricar dinero negro y, según la declaración de uno de los acusados, esas empresas que hacían obra pública necesitaban dinero negro para sobornar a los políticos y políticas.¿Cómo los fiscales no cruzan la lista de clientes de facturas falsas con la lista de empresas adjudicatarias de obras en Concello de Vigo, Diputación de Pontevedra, Xunta de Galicia y Estado?. Les puedo anunciar que una de las firmas que llegó a un acuerdo con la fiscalía y aceptó la pena, es adjudicataria directa o indirectamente de más del 50% del dinero que el Concello de Vigo adjudicó gracias a la generosidad del Plan E, también conocido como plan Rodríguez Zapatero.

¿A qué espera la fiscalía y la magistratura para indagar?. Por cierto, la empresa cambió de nombre y de director general por motivos obvios. Y contrataba con la diputación de Pontevedra de Louzán, la Xunta de Galicia de Núñez Feijóo y antes Pérez Touriño, y tirando tirando se puede relacionar a alguno de sus accionistas en aquellos años con el “superministro” José Blanco.

Blanco y en botella.