El camino de los funerales de Nelson Mandela

Decía Winston Churchill que un país tiene intereses permanentes. En lengua vulgar, eso significa que se puede y deben cambiar los gobiernos, pero que la política exterior que representa los intereses y principios del estado deben gozar de un amplio consenso. Vigo, por cierto, no tiene hoy política de alianzas.

Pues bien, desde los Estados Unidos, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama van juntos a rendir homenaje a Nelson Mandela. Recordemos que hasta 1998, los Estados Unidos tuvieron al partido de Mandela como grupo terrorista. En Francia, el presidente François Hollande, que ni siquiera despidió a su antecesor Sarkozy, ha tenido la decencia de invitarlo a asistir a los funerales de Mandela.

En España, el único presidente que se entrevistó con Mandela, muy discretamente, fue Felipe González. ¿Lo invitó Mariano Rajoy?, me temo que no, que nos falta a todos, sentido de estado.