Unas pequeñas sugerencias

En primer lugar, queremos manifestar la falta de previsión por parte del Concello de Vigo y singularmente del alcalde y concejal de transporte, por en 8 largos años de idas y vueltas con el hospital no haber previsto una alternativa de Vitrasa para dar servicio a los vigueses.

En segundo lugar, es urgente y necesario la puesta en vigor del billete de transferencia que permita por el precio de 1 único billete y durante 120 minutos, que cualquier vecino de cualquier barrio o parroquia pueda hacer los transbordos necesarios para acceder a este servicio básico y universal. El coste estimado de esta medida es, según nuestros estudios, de 475.000 euros al año, fácilmente asumibles revisando los más de 12 millones de euros que el actual alcalde dedica a Vitrasa anualmente como subvención.

Por último, debe ser cambiado el horario de las lanzaderas al hospital, que debería ser todos los días desde las 7 hasta las 22.30, pues los trabajadores también tienen derecho a usar transporte público para ir a su trabajo cotidiano.

Nos merecemos otra cosa 3

Les voy a hablar como un usuario cualquiera de la sanidad pública del área sanitaria Vigo-Pontevedra Sur.

En este mes en que no escribí en esta página, estuve asistiendo en primera persona como familiar directo de una persona con una patología grave. La primera cosa y lo más importante es que el sistema funciona, sigue siendo público, no me pidieron en ningún sitio mi tarjeta de crédito, cosa que sí me pasó en un país de América cuando me fracturé un hombro y ni fueron capaces de diagnosticarlo.

La segunda cosa es que funciona el sistema a pesar de los inútiles que lo dirigen, que no preveen a veces que en patologías graves no se pueden ir todos al mismo tiempo de vacaciones. En este caso concreto, muchas gracias a los compañeros que solucionaron el embrollo que los burócratas no supieron preveer, a pesar de que cobran por ello, y muy bien.

Por último, me parece una cabronada que la pelea política entre PP, PSOE y sindicatos esté pintando para la opinión pública una imagen patética y falsa de un sistema sanitario público ejemplar, mejorable por supuesto, pero mejor que la educación, los transportes o las pensiones que tiene España en comparación con otros países desarrollados.

¡Qué horror los errores de la Xunta con Vigo!

Ha tenido lugar la manifestación de los ciudadanos de Vigo contra el nuevo mapa sanitario de Galicia. Ha sido un éxito. Mis amigos, familiares y compañeros, todos estuvieron allí.

¿Cómo se puede ser tan torpes?, ¿cómo se puede ser peor que el bipartito en materia de sanidad en Vigo?. La respuesta no se apellida Mosquera, se apellida Núñez Feijóo y así como acertó con el astillero Barreras, no cumple con las expectativas en este tema de su agenda.