El ejemplo francés

El partido socialista francés, desde 1977, era el partido municipalista, el que gobernaba más ciudades de Francia. Eso ha cambiado hoy en la segunda vuelta de las elecciones francesas. La izquierda, los socialistas, verdes y comunistas, hemos ganado París pero la derecha ha ganado las elecciones, y lo que es peor, la extrema derecha tendrá 7 alcaldías y más  de 1200 concejales.

La derrota en ciudades como Limoges, que desde 1912 habían tenido alcalde socialista siempre, solo se puede explicar por un voto de advertencia en forma de abstención de los votantes progresistas, que no entienden la gestión de la crisis económica que está haciendo la actual dirección socialista francesa en cabezada por François Hollande. El mensaje es claro: o cambiamos de política o los electores cambian a los gestores que desde la izquierda se resignan a aplicar las políticas austericidas de las élites economicistas europeas. Esto es otro toque de atención, es necesario que desde la socialdemocracia preparemos una alternativa creíble para derrotar a las políticas de derechas y a los políticos que, desde la izquierda nominal, las practican sin rubor. En Francia la gente también quiere cambio y si la izquierda no ofrece cambio, los cambian.

Vigo, España no somos diferentes. Aprendamos de las derrotas para preparar nuestra victoria. Aprenda el aparato socialista de ciudades como Dunquerque o La Rochelle, donde Los candidatos diferentes de los oficialistas de la dirección socialista se impusieron netamente a las listas del aparato y a la derecha y extrema derecha. En Dunquerque, un ex ministro socialista, un alcalde desde hace 25 años, ha perdido ante la candidatura de las bases electorales que reclamaban un cambio.

Francia y los votantes lo muestran una vez más: el cambio no es una opción sino una necesidad, y si los gobernantes no lo hacen, ya se encargarán los electores de llevarlos a cabo con la fuerza de su voto. Esa misma oportunidad la tendremos nosotros en mayo del año próximo.

Primarias del PSC en Barcelona

Por el interés que tiene el ganar terreno cotidianamente para la democracia participativa y el necesario cambio democrático, en esta página queremos recomendarles el blog que el diario La Vanguardia dedica a los cinco candidatos del PSC para la elección del candidato a alcalde de Barcelona el 24 de mayo de 2015.

Queremos desde esta página ofrecer apoyo a este esfuerzo porque haya más y mejor democracia dentro del Partido Socialista.

Policía judicial en el Concello de Vigo

En este momento histórico, nunca antes había entrado la policía a requisar documentos e inspeccionar despachos en el Concello de Vigo. Mi primera consideración debe ser sobre la presunción de inocencia de todos los implicados y, a continuación, que lo urgente es corregir las prácticas clientelistas, sean delito o no, que se han practicado con los gobiernos municipales de Abel Caballero y que muy pocos nos hemos atrevido a denunciar.

Es urgente regenerar el sistema, devolver a las instituciones y a la política el papel que no debieron perder nunca de defender el interés general. Los asuntos de Vitrasa y recalificaciones urbanísticas hundieron a la corporación municipal presidida por Portanet en el descrédito y abrieron las puertas al cambio democrático. Fue el propio Abel Caballero el que se comparó con Portanet, esperemos pues que los acontecimientos de hoy abran las puertas al cambio democrático el 24 de mayo 2015. Para que eso sea posible, trabajaremos con humildad y diciendo la verdad desde estas páginas.

En Chile se impone el cambio

Mi colega, es pediatra, la doctora Michele Bachelet, acaba de anunciar su gobierno para Chile. Lo más novedoso es que prescinde de los santones de la transición post-Pinochet ya que solo 2 de los 23 ministros fue alto cargo con otros presidentes. Además, aunque insuficiente a mi parecer, da entrada a mujeres, 9 sobre 23, y el Partido Comunista vuelve al gobierno por primera vez desde 1973. Hay además 9 independientes y el líder del gobierno es un joven de 39 años, que fue jefe de gabinete de Bachelet durante la anterior presidencia, de origen humilde y fuera de los aparatos partidistas tradicionales.

Así se hacen los cambios, dando paso a gente nueva, sin compromisos con los aparatos de poder, cumpliendo las promesas electorales y buscando los mejores, no los más adictos. ¡Suerte Chile!.

La izquierda no puede hacer lo mismo que la derecha

He decidido tomarle la palabra al secretario general y comprobar que queremos regenerar la vida política huyendo de las prácticas oscuras de clientelismo y enchufismo.

He enviado el documento con pruebas, que ya conoce la dirección del partido, que es público y que he hecho llegar al secretario general de Galicia, a la comisión federal de garantías y derechos del PSOE para que, de acuerdo con el nuevo código ético, dictamine.

Estoy convencido que la izquierda no puede comportarse igual que la derecha, y la época del “tu más” fue sustituida después de la conferencia política por la ejemplaridad de nuestros representantes. Si no fuese así, estaríamos ante un grave error para el socialismo español, en tiempos de descrédito de la política y los políticos.

Me niego a que la izquierda se suicide moral y políticamente.

Área metropolitana de Oporto: otro ejemplo para Vigo

Como pueden leer en la crónica que ofrece el periódico de mas difusión en Portugal, Jornal de Noticias, el pasado jueves 31 de Octubre se eligió a Herminio Loureiro presidente del área metropolitana de Oporto.

Lo más interesante de esta elección es que se ha elegido presidente al alcalde de un ayuntamiento menor como es Oiveira de Azemeis, con quince votos a favor y una abstención. El actual alcalde de Oporto ha saludado este nuevo liderazgo, para el que él mismo no presentó candidatura siendo consecuente con su palabra. Ya había dicho Rui Moreira en su toma de posesión del 22 de Octubre que Oporto no podía imponer su liderazgo divino y apeló a la creación de una liga de ciudades del norte, sin vértice.

¿Y aquí qué pasa mientras?, aquí el área metropolitana ni nació y Vigo no tiene ningún aliado ni entre las ciudades de Galicia, ni entre las que deberían formar parte del área metropolitana.

Mientras Oporto se mueve y se internacionaliza, Vigo se paraliza y se aísla. Y esto es lo que hay. Lo que hay que cambiar más pronto que tarde.

Día de luto para la decencia

Desde primera hora de la tarde estoy contestando a personas que se muestran indignadas con la sentencia benigna del caso Malaya, el caso de una gestión corrupta del Ayuntamiento de Marbella que llevó a esa institución a su bancarrota y a su disolución.

Robar, enriquecerse ilícitamente, asociarse para burlar la ley, desviar fondos públicos se castiga poco en este país según la sentencia. Una fortuna de 300 millones de € obtenida por medios ilícitos prostituyendo las instituciones democráticas, se paga con 10, 6 o incluso 2 años de prisión. Lo que es peor, los corruptores, los que pagaban a cambio de beneficios estratosféricos ilegales, quedan libres y quedan para beber champán y celebrar este día negro para la inmensa mayoría decente de este país.

No me rendiré, queremos una España, una Galicia y un Vigo decente. Si la justicia no es capaz de hacerlo, tenemos que hacerlo los ciudadanos de a pie, con nuesto voto, impulsando el cambio de los corruptos y poniendo en su lugar a gente decente.

Portugal, tan cerca… 1

La gran sorpresa de las elecciones municipales portuguesas ha sido la irrupción de nuevos líderes sociales enfrentados a los aparatos partidistas. Es el caso paradigmático de Oporto, donde un sector de la derecha no acepta la imposición del candidato Menezes y agrupa en torno a Rui Moreira una plataforma transversal, que alcanza casi el cuarenta por ciento de los votantes.

Pero en Matosinhos, tradicional feudo socialista desde siempre en período democrático, es el candidato recusado por el aparato del PS, Guillerme Pinto, el que obtiene la primera plaza y la alcaldía.

Mas cerca aún, en Vila Nova da Cerveira, es el candidato alternativo socialista el elegido por los ciudadanos frente al recomendado por el aparato del PS.

En resumen, desde Portugal vienen aires de cambio y como dijo Rui Moreira “esta candidatura no va contra los partidos. Pero los partidos no lo han hecho bien. Esta elección es una señal, enviada desde Oporto, de que es posible hacer las cosas de una forma diferente, de que los partidos tienen que ser diferentes. Si los partidos no entienden eso, es que no entienden nada”.

España, Portugal, necesitan cambio de políticas, de formas de hacer política y de nuevos liderazgos. Tan cerca, pero sin el cambio aquí, aún muy lejos.

Oporto, un ejemplo de cambio para Vigo 2

Ayer los ciudadanos portuenses dieron una lección de madurez democrática al decidir que la candidatura independiente de Rui Moreira ostente la presidencia de la cámara municipal para los próximos cuatro años.

Los dinosaurios presentados por el PSD y el PS quedaron en segundo y tercer lugar, demostrando así los habitantes de la invicta que no aceptan el cambio de cromos que ofrecían los aparatos partidistas.

El cambio político que marca Oporto es muy necesario para esa ciudad hermana, que ha apostado por enterrar el populismo de los viejos caciques locales representado por Luis Felipe Meneses y Manuel Pizarro. Los portuenses le han dicho a los partidos tradicionales que es necesaria otra forma de hacer y otra política, y han provocado un cambio que ojalá llegue a Vigo, basado en la transparencia, austeridad y gestión racional de los recursos públicos. Vamos, que “as contas á moda do Porto” vencieron a los caudillos populistas con promesas localistas imposibles.

A ver si en 2015, aquí en Vigo, hacemos lo mismo. Nos vendría bien para salir de nuestro declive imparable como ciudad.

¿Gobierno de quién y para quién?

Como podrán comprobar en la información ofrecida por el diario digital El Confidencial, la troika, o lo que es lo mismo, los que representan a los poderes económicos de Europa y el mundo, afean la conducta del gobierno español del PP por hacer una legislación a la medida de los presidentes de las antiguas cajas transformadas en bancos.

El gobierno de Mariano Rajoy va a permitir, vía enmienda, que el Señor Fainé y el Señor Medel simultaneen las presidencias de las fundaciones y los bancos que dependen de ellas. Simplificando, controlador y controlado son la misma persona. Con esos tratos de favor con las élites es como quebró la mitad del sistema financiero español representado por las cajas de ahorro.

Lo peor no es equivocarse, lo peor es no aprender y persistir en el error. Zapatero, Rajoy, distintos nombres igual de cómplices con las élites que fagocitan este país. ¡Cambio ya!.