Las prioridades

Dicen los politólogos que las prioridades de las políticas públicas se miden por su impacto presupuestario.

En Vigo, desde hace tres años, existe un programa para combatir la pobreza que consiste en atribuir, previo concurso público, una ayuda extraordinaria de 1.700 euros a cada familia que se beneficiaría del programa. Todos los años miles de familias en riesgo social quedan fuera de los 1.700 euros que van dirigidos a pagar luz, vivienda y vestimenta y alimentos a lo largo de todo un año.

Faro de Vigo, un periódico amigo de Caballero, informa en su edición escrita de hoy que el gobierno municipal ha destinado 1.450.000 euros para que 600 jóvenes vayan a pasar 21 días en Irlanda para aprender y perfeccionar el inglés. Este programa de visita escolar a países europeos, básicamente anglófonos, se inició en los años 90, siendo alcalde el que suscribe. Con menos recursos, eran solo 15 días y fueron suspendidos desde 1996 hasta 2010, que los recupera Caballero con la oposición estúpida y errónea del BNG. Así les fue.

Creo que es una magnífica inversión que jóvenes capacitados y con escasos recursos disfruten de este programa. Me preocupa por otro lado que cada joven nos cueste, para 21 días, 2.400 euros. Es decir, que invertimos en 3 semanas de inglés de un joven más del 40% más de lo que invertimos en ayudar a una familia pobre a sobrevivir todo un año. Yo no recortaría las becas de inglés de ningún modo, pero lo lógico y decente sería elevar la ayuda para familias pobres a, como mínimo, los 2.400 euros que le damos a la empresa intermediaria de los cursos de inglés.

Las lecciones son dos: el gobierno vigués no tiene la lucha contra la pobreza de las familias como una prioridad fundamental y la oposición no se entera por qué y cuánto se quedan los intermediarios de los cursos de eso 2.400 euros. Yo me temo que, visto el hormigón, los planes de empleo o los equipos informáticos, en los que hay mordida, esto no va a ser diferente. Pero aquí todo el mundo calla. Bueno, todos no, nosotros no tragamos ni callamos.

Una mentira sigue siendo una mentira 1

El alcalde de Vigo ha dicho, sus voceros repetido y los otros han tragado, que la política social del PSOE vigués era las más grande proporcionalmente de España.
Pues miren a la futura alcaldesa de Madrid que acaba de anunciar como medida de choque, 79 millones de euros para vales de primera ayuda contra la pobreza. La futura alcaldesa estima poder ayudar a 106.000 familias en Madrid. En Vigo, con la población de un 10% de la de Madrid, 300.000 vigueses frente a 3.000.000 de madrileños, sólo destinaremos 2,5 millones, es decir, si aplicásemos el criterio de Vigo en Madrid, con 25 millones arreglaban. Y van a destinar 3 veces más. Desde que se ha abierto el proceso hace poco más de dos semanas en Vigo, más de 1.000 personas han pedido ya el cheque en Vigo, muchos de los cuales han tenido que hacer “visuales” colas en la plaza del Concello y esperar varias horas debido a la falta de personal. ¿Ven como es posible y necesaria una política de lucha contra la desigualdad y la pobreza mejor?. Yo sólo pido que copiemos esto de los de Podemos en Madrid. Y otro día les hablo de Barcelona.

Sí a Vigo, sí a una política diferente del hormigón y que prorice la igualdad y la lucha contra la pobreza. Una vez más, nos podemos quedar atrás, como sociedad y como ciudad.

Más pobre y más desigual

No lo dice el lobby de A Coruña, ni tan siquiera lo digo yo, lo dice el periódico decano de la ciudad, y los datos los da el Ministerio de Hacienda.
El vigo que heredaremos de la época de Abel Caballero será más pobre y desigual. La renta media ha bajado 3.000 euros anuales quedando en 18.215 euros año. Aún más grave es que 53.000 personas no llegan ni tan siquiera a 12.000 euros al año, es decir, que prácticamente la mitad de los ciudadanos que tienen renta en esta ciudad se quedan lejos de los mil euros por mes.

El problema no son las aceras, el problema es crear más y mejores empleos, y los 150 millones gastados en obras keynesianas han servido sólo para engordar las cuentas de los contratistas y los hormigoneros. Los trabajadores somos menos y ganamos menos ahora que hace 4 años. La prioridad es cambiar el modelo de crecimiento, solo con hormigón Vigo no tiene futuro nada más que para los comisionistas y amigos del régimen. Ese cambio de modelo se debe hacer democráticamente en las urnas el 24 de mayo.

Élites enfermas y caducas 3

El declive de las sociedades empieza por el declive de las personas que las dirigen. Las grandes corporaciones, las naciones o las ciudades entran en época de declive cuando sus dirigentes son incapaces de diseñar un marco de futuro atractivo y novedoso y, además, crean conflictos inútiles que no conducen a ningún éxito.

La historia reciente de Vigo se asemeja mucho a lo que hemos descrito. Somos una ciudad que si antes era admirada y puntera y querida, ahora aparece enfrentada y antipática. Abrimos frentes de batalla todos los días, abrimos conflictos pero no cerramos ninguno y no tenemos aliados. Éramos la economía número uno de Galicia y hemos pasado a ser una segundona, informe Ardán dixit, y nadie quiere abrir el debate sobre un futuro que no dependa sólo de papá PSA-Citroën. Éramos la ciudad que mas crecía en España y Europa occidental en el siglo XX y nos hemos estancado demográficamente y nadie habla del invierno demográfico. Éramos la ciudad de las oportunidades y de la igualdad de las clases medias y ahora tenemos trabajadores pobres y la segunda tasa de paro más alta de las ciudades gallegas.

Pero lo increíble es que el debate político y la confrontación sea la rotonda de Coia y el barco que se pondrá allí o no. Nada se dice de recuperar un banco de Vigo, por y para los vigueses. Nada de recuperar y municipalizar el agua. Aquí, al contrario que en otras ciudades como París, las élites socialistas prorrogan la concesión y calla todo el mundo, ¿por qué será?. El fracaso escolar no se ha debatido en los últimos 8 años en un pleno o órgano municipal. No han sido capaces en 8 años, con los mayores recursos financieros de la ciudad, de diseñar un plan de lucha contra la pobreza. Nuestra cultura no vive un buen momento, fuimos la ciudad de la movida y en 8 años nuestros representantes no han presentado ni tan siquiera un plan de coordinación de museos locales o de una programación conjunta aunando sector público y privado. Los niños de Vigo tienen una carta de derechos aprobada en el inicio de los años 90 y no se ha reunido ni una sola vez. Eso si, hormigón y granito tenemos para rato y han hecho más ricos a unos amiguetes de todos esos representantes.

Porque aquí esta el problema, el gobierno municipal y sus representantes no tienen ni un proyecto innovador ni valores éticos, pero la oposición tampoco y los capos de la sociedad como Gayoso, Pego, Manuel Fernández de Sousa y las suspensiones de pagos de Barreras y Vulcano nos dicen que si queremos cambio hay que echarlos democráticamente con votos el próximo 24 de mayo de 2015. A ello hay que ponerse, a construir una alternativa que le diga sí al futuro, sí a vigo y a los vigueses.

Cuestión de prioridades 2

Un gobierno que pierde en los tribunales cinco pleitos por denegar ayudas de emergencia de menos de mil euros y que ha gastado en 8 años más de 150 millones de euros en aceras, merece ser cambiado. Porque el enemigo no somos los otros, el enemigo no somos los ciudadanos. El enemigo de esta ciudad es la pobreza y la prioridad no son las aceras, son las personas. Cada día Vigo es más desigual, hay más diferencia entre familias ricas y familias pobres. Hay trabajadores pobres, es decir, gente cuyos trabajos precarios con bajos salarios no les permiten vivir dignamente.

El reto de los próximos cuatro años no es hacer más obras de ornato sino crear una red de apoyos y servicios públicos que permitan reducir la pobreza y la desigualdad, y eso supone cambiar la agenda y prioridades del próximo gobierno municipal. Para hacer esto, hay que derrotar electoralmente a Abel Caballero y su cuadrilla, justo lo contrario de lo que han hecho el resto de partidos políticos en el Concello en los últimos siete años, en los que todos pactaron alternativamente con él. Ese es el cambio, cambiar la prioridades y los actores del gobierno de Vigo.

Las dos Galicias, el otro Vigo 6

Trabajo todos los días en un centro de salud que atiende a la población infantil del barrio de Teis, aquí en Vigo. Un barrio de clase trabajadora, de la llamada clase media-baja y que tiene un porcentaje cada día mayor de población inmigrante. Constato todos los días los frutos de la crisis, más desigualdad y más riesgo de exclusión. Lo palpo, no me lo cuentan ni me lo dicen los informes y las gráficas. Es más, me desespero y me entristece porque esta ciudad, que aprobó una carta de derechos de los niños hace 20 años, sin embargo no ha sido capaz de diseñar y aprobar un plan de lucha contra la pobreza infantil a pesar de llevar desde 2008, en pleno impacto de la crisis financiera sobre nuestra ciudad.

Tengo complejo de aguafiestas, porque mientras yo hablo de pobreza infantil, severa en algunos casos y absolutamente muchos más de los deseables, desde el Concello de Vigo me contestan con aquello de aceras y más aceras. Según cifras del gobierno municipal, habremos dedicado en 7 años 140 millones de euros a aceras y no llegarán a 5, es decir, nada menos que 30 veces menos, a luchar contra la exclusión social y la pobreza mediante el cheque social. Pues, valiéndonos de los informes que tanto les gustan a algunos, el informe publicado por la Xunta de Galicia el 22 de Julio de 2014 me da la razón y certifica el absoluto declive y calamitoso estado de nuestra ciudad que vengo mencionando en esta página. Son Pontevedra y Orense las provincias de Galicia con mayor porcentaje de pobreza infantil, 8,16% y 8,02% respectivamente, medido por número de hogares en riesgo. Ya después, al bajar al territorio de las 5 áreas más expuestas a la pobreza infantil, resulta que dos somos Vigo y sur de Pontevedra. Vigo, mayor ciudad y antiguo motor económico de la comunidad de Galicia, ¿recuerdan?. ¿Cómo hemos podido llegar a esto?, seguro que muchos de ustedes saben la respuesta al igual que yo.

Esta sí que es la realidad de nuestra ciudad y área metropolitana y en el Concello de Vigo mientras, como ayer en el día de Galicia, silbando relajadamente y en los presupuestos hormigonando y poniendo granito para beneficio de amigos y élites mientras miles de niños viven en el límite de la exclusión social. Después de todo lo luchado por esta ciudad y sus ciudadanos, de todo el progreso, ¿es este el futuro brillante que nos espera?. Por eso, para luchar contra la pobreza, para hacer menos aceras, para acabar con el amiguismo, las élites y la corrupción, para tener el Vigo que sus ciudadanos se merecen, por todo esto y mucho más, reclamo el cambio democrático el 24 de Mayo de 2015. ¡Más atención a las personas y menos contratos a las constructoras!

Mesa redonda sobre la pobreza infantil

Mañana, jueves día 3 de abril, participaré como médico pediatra en la mesa redonda sobre la pobreza infantil que dirigirá Fernanda Tabarés en el programa Vía V de V Televisión. La mesa se abrirá a las 21:40 y en ella analizaremos el informe de Cáritas recientemente publicado que afirma que 30 de cada 100 niños en España viven en unidades familiares con una renta por debajo del umbral de pobreza.

Allí estaré para denunciar que la crisis que venimos arrastrando desde hace años ha supuesto todavía más desigualdad y ha golpeado con mayor virulencia a los sectores de la población más vulnerables, entre ellos y especialmente, la infancia.