La boda nostra 2

Llevamos más de 4 años denunciando las redes mafiosas de enchufes, adjudicaciones de obras y servicios, connivencias delictivas entre representantes políticos de nuestra ciudad, contratistas y empresas que trabajan para nuestro Concello. Hemos sido una voz que clama en el desierto mediático, donde salvo algún medio de comunicación, se empeñan en ocultarle a los vigueses que las élites políticas, funcionariales y empresariales se reparten obras y servicios, y empleos, mientras los valiosos jóvenes vigueses se van al exilio económico.

La justicia tiene abiertas tres causas: Patos, el enchufe de la cuñada de Carmela Silva y Hormigón, a pesar de que la mayoría de vigueses lo ignoren. A los vigueses del común les gustaría ver la boda que la pasada semana se celebró en la iglesia del Berbés. La novia era doña Alba Rivas, hija de don Ángel Rivas, concejal imputado en la causa de la Patos y el caso Hormigón. El novio era don Juan José Escolar, funcionario de la Autoridad Portuaria de Vigo, imputado en la causa de la operación Patos con su suegro.

Los vigueses deberían saber, si los medios les informasen de ello, que la feliz pareja va a vivir en una coqueta vivienda que la señora Alba Rivas consiguió por sorteo, ¡qué suerte!, otorgada por el consorcio para la rehabilitación del Casco Vello. Este organismo se financia con dinero de la Xunta y el Concello. Cuando la suerte llamó a la puerta de la feliz Alba Rivas, su papá era concejal en ejercicio en el gobierno municipal del señor Caballero. Pura coincidencia.

Las “casualidades” no acaban ahí. Papá Ángel Rivas, fue miembro del consejo de administración de la Autoridad Portuaria siendo don Abel Caballero presidente del ente, y siguió siéndolo cuando el señor Paz sustituyó a Don Abel en el Puerto de Vigo. La responsable política del nombramiento de papá Rivas, en el consejo de la Autoridad Portuaria, fue la señora María José Caride, a la sazón conselleira de Política Territorial y en la actualidad, casualmente, concejala de Urbanismo y compañera de gobierno municipal de papá Rivas, en el tercer gobierno vigués que preside Caballero tras nueve años triunfales. Pura casualidad también, ¿verdad?.

Termino. Doña Alba y don Juan José se conocieron en el puerto, donde la señora Rivas tuvo un discutido puesto de telefonista, para lo que hubo que correr lista y, casualmente, coincidiendo con su papá como miembro del consejo de administración. Por último, doña Alba perdió su contrato de telefonista con la llegada al puerto de un presidente del PP, pero la suerte, o la casualidad, la volvió a elegir para trabajar en una empresa, Marpolgal, concesionaria de servicios de la Autoridad Portuaria de Vigo. Casualidades de la vida.

Estos días están declarando testigos y antes lo hicieron los imputados en la operación Patos. Señor Horro, fiscal, señora magistrada juez del juzgado número 7: ¡qué pena de fotos para ver como mienten los testigos y los imputados!. Estamos ante una red de tráfico de influencias y favores materiales de todo tipo en torno a contratos públicos. En Italia a eso le llaman mafia politicastra, en Vigo son puras casualidades y nadie le da importancia. Disfruten vigueses de lo felices que son nuestras élites, Caballero al frente. Pagamos todos y parece que nos gusta.

El problema está claro 1

Eramos pocos y parió la abuela, como dice el viejo refrán castellano. Después del caso Patos, donde están imputados Caballero, Regades, Rivas y Abelairas, conocimos hace una semana que la jueza del caso hormigón imputaba, ahora se dice investigaba, a Abelairas, a dos ex concejales del BNG y otra vez al jefe del PP local, que no de la oposición municipal, el señor Figueroa. Ayer, la titular del juzgado número 7 decidió “investigar-imputar” al que faltaba, al ex secretario general de la UGT, don Santos Héctor Rodríguez, porque sospecha que era él quien ordenaba los contratos menores, contratos que no precisan concurso, para supuestamente pagar a IMESAPI el favor de contratar y pagar durante 5 años a la cuñada de Carmela Silva, a la que sus compañeros de contrata solo vieron 2 meses de esos 5 años, de confirmarse, un caso típico de empleo ficticio por el que fue condenado el ex presidente francés Jacques Chirac. El demoledor auto de la jueza lo pueden consultar íntegro aquí.

El problema de la corrupción política no queda sólo en el gobierno municipal, estos ciudadanos son altos cargos orgánicos del PSOE de Pontevedra, de Vigo y de Galicia, y todo el mundo callado en ese partido que dirige Sánchez, que nos promete renovación ética de la política. Y qué decir de la FEMP, Federación de Municipios y Provincias de toda España que preside el ínclito Abel Caballero, ¿dónde esconden el manual de buenas prácticas?. El problema no son los jueces ni los que hemos denunciado estos delitos, el problema de Abel Caballero y su gobierno es la corrupción política, por mucho que los medios locales escondan y silencien estas noticias.

El silencio que todo lo oculta 3

Ya sabemos porque Caballero, Regades y Abelairas no quisieron contestar a las preguntas que formuló el letrado que representa la acción popular en representación de Xuntos en el caso Patos.

Los que dicen ser transparentes, tienen miedo de que se conozca una pequeña parte de la trama que, dirigida por Abel Caballero, reparte privilegios, prebendas, obras y empleos en el Concello de Vigo desde 2007 y en el Puerto de Vigo antes. Una trama mafiosa donde se pagan favores con empleos cruzados, donde se usan los gastos de protocolo sin control, donde las juntas de gobierno duran menos de 5 minutos, donde un señor Regades, que no es miembro de la junta que adjudica las obras entre otras a Eiriña y demás empresas del sumario, asiste de invitado. Invitado de piedra o invitado de comisión, una de dos. Por eso no contestan y silencian estas preguntas, para que no las conozcamos los vigueses y donde quedan al descubierto una pequeña parte de sus artimañas.

Por eso las publicamos integras aquí. Su negativa a contestar es nuestra convicción de que esta banda nos saquea

Mentiroso compulsivo 3

Hoy le tocaba al concejal David Regades declarar en el juicio por la operación Patos. El abogado representante de la Marea no hizo ni acto de presencia, y el otro día se “olvidó” de hacer alguna pregunta a la señor Bosch. Sin comentarios.

Por otro lado, lo más interesante de todo no sucedió en la sala. Lo mejo ha sucedido nada más salir el señor Regades que, ni corto ni perezoso, dijo haber contestado todas las preguntas que le hicieron. Debe pensar que el resto somos tontos y que no hay un registro de lo que sucede en la sala. El abogado de Xuntos se presentó con una interesante batería de preguntas y el imputado declinó responder, como es su derecho constitucional, pero a menos que el señor Regades haya aplicado aquello que dice “el que calla, otorga”, responder no respondió a todas las preguntas y ha mentido a las puertas del juzgado.

Caballero en el alero 3

Han tenido que ser la justicia y las denuncias de gente normal y decente, las responsables de desmontar un sistema corrupto basado en el clientelismo politico. Contratos mal adjudicados, presupuestos hinchados, obras hechas antes de la adjudicación, comisiones por favores de hasta el 10%, decenas de enchufados…, todo lo que venimos denunciando y que llevamos a la Fiscalía: un sistema basado en la vulneración de la ley, en el quebrantamiento del principio de igualdad y mérito, la compra de voluntades y la ocultación de estos actos a la población por una política de compra de voluntades con la publicidad y favores institucionales. Todo esto lo supieron las direcciones gallega y federal del PSOE porque se lo mandé por escrito, siendo los últimos el señor César Luena y el señor Besteiro, también imputado por el caso Garañón.

No se equivoquen, no canten victoria. No es el fin de Abel Caballero, solo lo hemos puesto en el alero y el reloj y la pluma son lo de menos. Ya hace tiempo, una corporación presidida por Portanet tuvo el dudoso honor de ver a parte de sus miembros juzgados por regalos y prebendas recibidos de la empresa Vitrasa, concesionaria del transporte público en Vigo que vino a sustituir a los famosos tranvías. La historia, si no se aprende de ella, se repite. Caballero ha perdido lo más importante de un político: la credibilidad. Lo de más, construir una alternativa transversal de gente decente que rompa con este neocaciquismo que practican las élites de Vigo.

Para terminar, si los periódicos publican todas estas corruptelas y enchufes con empresas de tamaño pequeño, ¿qué negocios corruptos no harán estos protagonistas con los grandes contratos?.

El concejal más guay

Lean y disfruten como con nuestro dinero el señor Ángel Rivas, concejal y secretario de organización del PSOE en Vigo, enchufaba al menos a 26 amiguetes en la contrata de jardines. La misma contrata que ampliaba sus honorarios sin justificación hasta llegar a casi mil millones de las antiguas pesetas. La misma contrata a la que se le adjudicaban a posteriori, obras como las de la Avenida de Castelao en Coia. No es de extrañar que el jefecillo de CESPA dijese que Ángel Rivas era el concejal “más guay del Paraguay” como recoge el informe de la Policía en las conversaciones intervenidas por orden judicial en el marco de la Operación Patos.

Y Abel Caballero contento con los trabajos sucios y amaños de su número 2 en la agrupación socialista de Vigo. Le hacía el trabajo sucio y a ver para otro lado mientras se saqueaba el presupuesto y se vulneraba la legalidad. Y de David Regades ya verán lo que sale.

Pero el PP no se quedaba atrás, lean el vodevil que en Atlántico cuentan de Corina Porro y de la señora Bravo Bosch. Para vomitar.

En Vigo, el PSOE como el PP de Valencia del señor Camps, allí amiguito del alma y aquí concejal guay del Paraguay. En Vigo debemos hacer como en Valencia y echar a los corruptos.

El principio del fin 1

Hasta la prensa adicta, afín al régimen, tiene que claudicar y reflejar la petición de la fiscalía de Vigo, decisión colegiada, de imputar por cohecho, prevaricación, malversación de fondos públicos o negociaciones prohibidas a más de 40 personas de la élite política de Pontevedra y Vigo.

Al principio de todo, aquella denuncia que presenté en la primavera de 2012 cuando descubrí el pastel de Eiriña y Hormigones Valle Miñor, cuando vi delante del portal de mi consulta a parte de los imputados hoy, riéndose a mandíbula batiente. Ahí estaban David Regades, mano derecha del alcalde Abel Caballero, Ángel Rivas, mano izquierda del sátrapa y Alonso Pais, dirigente vecinal y sindicalista reconvertido en conseguidor por el ex alcalde Manuel Pérez y padre de la entonces concejala del PP en el Concello de Vigo, Alexia Alonso. Riéndose estaban, de ustedes y de mí, ellos repartiendo sus obras y comisiones, amañando concursos, saqueando a pequeña escala pero de manera continuada nuestros impuestos mientras el alcalde Abel Caballero, que nunca duerme y siempre defiende la legalidad, no veía, no sabía, no olía, no detectaba, Abel Caballero solo veía su reloj y que los contratistas eran los mismos, que las hormigoneras eran las mismas, que se adjudicaban obras que ya estaban hechas y se colocaban en estas empresas amigas hijos, primos, maridos, cuñados y un largo etcétera.

Y si esto pasaba en el Concello de Vigo, ¿qué no estaba pasando en la delegación de la Xunta de Galicia en Vigo con la profesora de derecho Bravo Bosch al frente, o en la diputación de Pontevedra con el eximio ex conserje Rafael Louzán, que no ha vuelto a su trabajo original, velando por nuestros cuartos?.

Una mierda, del PP y del PSOE, de la Diputación de Pontevedra, de la delegación de la Xunta en Vigo y del Concello de Vigo. No era una cuestión personal mía. No es un problema de siglas, ni de formación académica, Abel Caballero es catedrático, Bravo Bosch profesora universitaria, ni de origen social. La corrupción es transversal, lo corroe todo.

Empieza el final de una política nociva, el clientelismo, y el final de unos políticos canallas que confundieron sus privilegios con los intereses generales. Mereció, merece y merecerá la pena luchar. Habrá más noticias, es decir, más ayuntamientos e instituciones y más partidos en la lista de imputados y causas, atentos al BNG de Pontevedra.

¿La solución?, echar a los que están en política y apoyar a los que humildemente hacemos política, que es defender valores e ideales por encima de la situación personal que uno tenga.

La verdad se abre paso 4

Decían que mis denuncias eran una cuestión personal, aún así intentaron callarme, porque sabían que lo que denunciaba era y es corrupción. Lean con fruición las páginas 18 y 19 de Faro de Vigo de ayer día 17 de septiembre, o los distintos artículos en las ediciones digitales de La Voz de Galicia y Faro de Vigo de hoy. Verán que todo lo que dijimos en esta web era cierto.

Louzán y Chema Figueroa, además de sobre relojes, hablaban con su amigo y compañero de partido, el señor Alonso Pais, no de los problemas de los vigueses o los habitantes de la provinvia de Pontevedra. No, ellos hablaban con la señora Bravo Bosch, delegadas de la Xunta en Vigo, de contratos y contratas, de pasta que ponemos los contribuyentes, y Alonso Pais, padre de la exconcejala del PP Alexia Alonso, apuntaba supuestos relojes que les regalaba, no solo a los del PP, también mojaban los chicos del PSOE. Mi querido alcalde Abel Caballero figura en el informe de la Policía como receptor de un reloj Montblanc, y el concejal Regades figura como receptor de un reloj Oris Williams que cuesta tres salarios mínimos y el concejal Rivas, ¿qué recibió?. La respuesta está en los 13.500 folios de los 31 tomos que cuentan las andanzas de la empresa Eiriña, que con otro nombre sigue contratando con el Concello de Vigo para la renovación de Balaídos. Quizás alguien del Concello ha estrenado nuevo reloj no hace mucho.

¿Qué esperan para dimitir todos estos caraduras?. Si no, persónense como perjudicados y denuncien a quien mancilla su nombre. Veremos más, y el Concello de Vigo tiene que personarse como parte perjudicada en el sumario y tiene que hacerlo ya. Si el Concello calla, entonces es cómplice y hay que echar a todos los que se opongan al personamiento. Siendo el que escribe alcalde, el Concello se personó como perjudicado en la operación Nécora, el macrojuicio contra el narco.

Son solo casualidades 2

Ayer, nuestro ínclito alcalde Abel Caballero se fue a hacer la foto con el señor Mouriño, presidente del Real Club Celta y los acompañantes de ambos para lanzar las obras del nuevo Balaídos.

Punto primero, no hay a día de hoy un proyecto constructivo completo que permita hablar de costo real, ¿les suena a algo?. Se habla de 30 millones de euros, 10 millones de euros los pondrá el Concello de Vigo, otros tantos la Diputación de Pontevedra y los 10 restantes entre el Celta, sociedad anónima de la que poseo desde el primer día 50 acciones, y la Zona Franca. No aprenden nuestras élites, así empezó la coña del estadio de Pasarón cuyo coste final fue más de 5 veces el precio inicial. Estoy seguro que aquí el sobreprecio estará, mínimo, entre 6 y 8 millones de euros. ¿Quién pagará la desviación?. Recuerden, por la razón de no pagar la desviación, el alcalde Caballero dejó a Vigo fuera del transporte metropolitano. ¿Qué pasa aquí entonces, que para el Celta hay barra libre?.

No tenemos proyecto constructivo, no sabemos el precio final pero sí sabemos quién suministrará el hormigón. Si ven la foto con atención, comprobarán que pegadito a Mouriño está su vicepresidente, Ricardo Barros, que “casualmente” es el presidente del grupo empresarial Hormigones Valle Miñor, donde “casualmente” trabajaba hasta hace 2 años el concejal, imputado por prevaricación después de una denuncia que interpuse yo, el señor Ángel Rivas, situado primero por la derecha en la foto, que “casualmente” era miembro del órgano del gobierno local de Vigo que votaba y firmaba las adjudicaciones de obras que “casualmente” recaían en una empresa de construcción que “casualmente” compraba el hormigón a Hormigones Valle Miñor, empresa para la que trabajaba el señor Rivas. Una gran foto ilustrativa de los cruces de intereses entre las élites viguesas.

Para rizar el rizo, una de las empresas que forma la UTE que llevará a cabo la reforma de la grada de Río es Stradia Infraestructuras. ¿les suena de algo?, a mi sí. Como ya informamos aquí, es la nueva fachada de la empresa Construcciones Eiriña, esa empresa investigada en el marco de la Operación Patos. Sumando, tenemos involucradas en este “sin-proyecto” a las mismas empresas y a los mismos representantes públicos involucrados en dos procesos judiciales. Muchas casualidades, ¿verdad?. Y aquí no pasa nada.

Otra casualidad, mañana el señor César Luena, secretario de organización federal del PSOE, viene a Vigo de la mano de Caballero y Rivas, porque Rivas, además de imputado, es el secretario de organización del PSOE en Vigo aunque Luena no sepa ni una cosa ni la otra. Dice un refrán español reunión de pastores, cordero muerto. Me temo que de esa reunión de burócratas del PSOE, mañana día 25 en el hotel ciudad de Vigo, el cordero muerto quieren que sea yo. Pues van apañados.

Ni por estas 5

Los vigueses tienen derecho a la verdad.

El 31 de julio de 2011 se inicia un expediente disciplinario contra mí que, injustamente, ha supuesto la privación de mis derechos básicos como afiliado del PSOE desde marzo de 2012.

De aquel expediente inicial nada se dice en las ocho páginas que he recibido el día 2 de enero de 2015 para comunicarme mi expulsión del PSOE después de más de 30 años como militante. Ni tan siquiera se menciona la presentación que hice, en marzo de 2012, de un desayuno informativo con el tema del área metropolitana de Vigo en que actuaba de ponente el Sr. Rueda. Basándose en tales hechos, el 29 de marzo de 2012, se me suspende de militancia sin que desde ese día, a pesar de pagar mis cuotas, se me hayan devuelto mi derecho a voto y participación en las asambleas y órganos del partido. El tiempo máximo de suspensión preventiva de militancia, según nuestros estatutos, no puede superar los dos años, es decir, desde abril de 2014, tiempo de primarias, se ha mantenido ilegalmente mi suspensión de militancia a pesar de haberlo denunciado.

La resolución final responde a un segundo expediente que se me abre en octubre de 2013 por haber denunciado públicamente, y lo asumo, que hay una red de empleos en planes municipales y en contratas del Ayuntamiento de Vigo que está siendo utilizada por Abel Caballero y su grupo para controlar el partido socialista en Vigo y practicar el enchufismo y el clientelismo político que el PSOE dice combatir de acuerdo con nuestro código ético.

Todas las afirmaciones que he hecho son ciertas, y el único argumento que se me da es que uno de los enchufadores dice que todo se hizo de acuerdo con la legalidad, me refiero al señor López Font y como prueba: su relación familiar con la madre de Erika Jaraiz Gulias, cuyo nombramiento a dedo y unilateral por el Sr. Abel Caballero llevó a la agonía y el abandono a la mancomunidad de municipios del área metropolitana de Vigo que tuve el honor de fundar en 1993 y que hoy está en vías de liquidación.

Las denuncias que hice públicamente en diarios de la comunidad autónoma de Galicia sobre el mal uso de los contratos públicos en el Ayuntamiento de Vigo merecieron dos procedimientos de investigación que permanecen abiertos, uno conocido como la operación Patos, pendiente de estudio, y otro la operación aceras-Rivas-hormigones, en la que un juzgado de instrucción, por denuncia de la fiscalía territorial de Vigo, imputa al concejal Rivas por prevaricación y trato de favor a la empresa para la que trabajaba, Hormigones Valle Miñor, en relación al suministro de hormigón a algunos contratistas municipales que se han adjudicado más de 140 millones de euros en aceras, básicamente hormigón y granito.

Todo esto que dije públicamente, lo dije primero en privado: al secretario de organización, en su momento, de Galicia, en las asambleas del partido hasta que no me dejaron acceder y después a las sucesivas direcciones federales y a las sucesivas comisiones de garantías, con escritos de los que guardo copia, incluso con una carta manuscrita al actual Secretario de Organización y al actual Secretario General de Galicia. Es más, como consecuencia de mis denuncias la fiscalía de Vigo inició la investigación del caso aceras-Rivas-hormigones. En todo este tiempo el Partido Socialista en Vigo, en Galicia y en Madrid miró para otro lado y se tapó la nariz, a pesar del código ético en vigor de nuestro partido. Estamos por lo tanto ante un caso claro de ocultación de la verdad, de negación de la realidad de los hechos y siempre que el PSOE ha hecho eso, hemos terminado mal y pidiendo perdón. Recordemos la historia reciente, o la lejana, como el caso del doctor Negrín que fue rehabilitado 60 años más tarde.

Pues llegado a este punto solo caben dos opciones: callarme y ser cómplice en función de la disciplina y patriotismo de partido o hablar, denunciar y luchar para que los vigueses conozcan la verdad y juzguen en libertad. Me pueden sancionar, expedientar, expulsar, pero no me podrán callar nunca y la verdad, más pronto que tarde, saldrá a la luz, y estas corruptelas con los empleos y los contratos municipales serán juzgadas y rechazadas por los ciudadanos, por los vigueses libres que quieren una ciudad de hombres y mujeres iguales, sin privilegios, sin miedos y sin servilismos.

Recurriré ante la comisión de garantías, y como vivimos en un estado de derecho usaré todos los instrumentos constitucionales para garantizar el derecho de todos a conocer las corruptelas y privilegios de las élites que nos gobiernan y que se tapan mutuamente sus miserias.