La verdadera historia 3

Cuando se escriba la historia verdadera de la crisis bancaria española, se demostrará lo que humildemente dije dentro del PSOE hasta que me expulsaron por denunciar la corrupción, que ahora los juzgados demuestran en las cajas gallegas. Veremos como Blanco maniobró con Abel Caballero para imponer a Gayoso o no habría fusión. El presidente de la Xunta de Galicia actual lo ha insinuado, pero Galicia debe saber los métodos de coacción más vergonzosos y mafiosillos políticamente hablando. Porque sabían que la caja del norte quebraba, pero la del sur también. Y no solo lo hicieron aquí, la orden de Zapatero era tapar la mierda de las cajas y escapar hacia delante. Zapatero había dicho que teníamos un sistema bancario seguro. Y así dejaron estafar con las preferentes, engañando a jubilados y ahorradores sin formación.

Pero se superaron en Bankia. Zapatero, Blanco y Fernández Ordóñez autorizan la salida a bolsa con informes de los inspectores del Banco de España que dicen que se han manipulado las cuentas y que es una estafa. Y así después de entrenar en Vigo y A Coruña imponiendo un delincuente al frente de una entidad que nos costó sanear más de 8.000 millones, deciden con la colaboración del PP estatal en continuar con la estafa de la salida a bolsa de Bankia. Por medio cae Julio Segura, economista y militante histórico del Partido Comunista desde la lucha contra Franco, que termina autorizando la salida a bolsa como presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, donde había sido nombrado por el gobierno de Zapatero.

Por todos estos hechos, mostré mi solidaridad y apoyo al señor Núñez Feijoo, porque puso los intereses de Galicia por encima de los intereses de su partido, que era meter a Caixagalicia en Bankia, y porque fue el único presidente de Galicia que se atrevió a enfrentarse con dos cánceres que tenía Galicia: Méndez y Gayoso, dos virreyes que mandaron en el tema dinero más que cualquier presidente de Galicia. Incluso con Fraga siendo yo alcalde, cuando le informé del agujero de Caixavigo en 1993, se negó a escucharme o leer papel alguno del Banco de España. Además, cambió la ley de cajas para que Gayoso, a pesar su edad, pudiera seguir.

Antes de tomar posesión como presidente de la Xunta de Galicia, Núñez Feijoo, que sabía de mi estudio sobre el tema de las cajas, tuvo la deferencia de llamarme y preguntarme, y coincidía conmigo en que agujero lo había, que su antecesor en el cargo Touriño lo sabía y que en Galicia había que quedarse en el mapa financiero del estado y que era el tiempo del cambio. Las tesis de los poderes fácticos eran otras: alcaldes, muchos medios lubricados, opinantes a sueldo, rectores agradecidos y dirigentes del PSOE y PP, que cobraban y callaban en los consejos de administración mientras se despilfarraban nuestros ahorros en operaciones ruinosas, más de 7 en el juzgado todavía y una ya con condena y paso por la cárcel de los directivos. Y teníamos razón Feijoo y yo, porque pusimos la cara y dimos los argumentos que se han confirmado posteriormente, y que detrás de Caballero, Blanco y Fernández Moreda por el PSOE o detrás de García Costas por el PP o de los sindicatos comprados, solo había corrupción, gestión nefasta del riesgo bancario e intercambio de favores y clientelismo a todos los niveles de las estructuras de las cajas.

Feijoo y yo escogimos Galicia y cambio. Yo nunca hubiera cedido la sede central de Vigo para que Gayoso y Pego fueran jefes y siguieran. Abel tragó con gusto, y por primera vez en más de 125 años, Vigo no tiene entidad financiera privada o pública. Estamos en eso como con el puerto nodal: estamos fuera porque a José Blanco se le olvidó.

Por todo esto digo, sobre el tema de las cajas, que para Vigo lo mejor hubiera sido cambio de cúpulas, fusión con sede en Vigo. Esas eran las tesis de Feijoo y mías puestas por escrito antes del follón en medio del follón. Cuando denunciamos las indemnizaciones o pedí la retirada de la medalla de la ciudad a Gayoso, o planteé comparecer ante pleno de Vigo para llevar al juzgado la gestión y malversación de Caixanova. PSOE y PP me denegaron ese derecho reconocido en el reglamento participación ciudadana. Primera denegación a un ex alcalde, y sin embargo el PP me invitó a comparecer en la comisión de investigación del Parlamento gallego, donde el PSOE calló cuando saqué papeles de su complicidad con Gayoso y no fueron capaces de rebatir ni una sola afirmación o documento presentado.

Cada uno que aguante sus actos, y Fernández Ordóñez, Caballero y Blanco fastidiaron a Galicia para defender los intereses de delincuentes condenados, que hicieron de Vigo y Galicia sociedades más pobres y con menos oportunidades en el sector financiero, clave para el futuro económico de una sociedad. Quien se equivoca así y hace tanto daño, no debería seguir gobernándonos porque nos llevará a peor. Vean sino los indicadores económicos de Vigo, para amarrarse los machos.

Pida perdón 3

Insisto, Abel Caballero tarda en pedir perdón por haber mentido a todos los vigueses, por haberlos sacado a la calle para defender lo indefendible, a su amigo Gayoso y el resto de ladrones, que ahora están en la cárcel por sus jubilaciones millonarias a costa del dinero de los contribuyentes, y que saquearon la caja que Caballero decía defender hasta su hundimiento.

Amigos para siempre 1

La Audiencia Nacional acaba de desestimar el recurso de súplica de Julio Fernández Gayoso, que se encuentra en prisión de A Lama por haber sido cooperador necesario en el delito de administracion indebida de Novacaixagalicia. La Audiencia primero y el Tribunal Supremo después consideran probado que el señor Gayoso fue pieza principal y necesaria para que sus amigos Pego, Gorriarán y Estrada pudieran incrementar sus indemnizaciones cuando ya Novacaixagalicia estaba quebrada. Más de 8.400 millones de euros le costó al estado sanear a Novacaixagalicia tras el paso de Gayoso y sus tres directos colaboradores. Debe saberse que el señor Gayoso disfruta de una pensión anual de más de 600.000 euros hasta que fallezca. La pagamos todos.

Ahora, la foto, tomada en la sala de prensa de la alcaldía de Vigo, y que pone imagen a la amistad entre el señor Gayoso y el alcalde Caballero que tanto ha perjudicado a esta ciudad como venimos denunciando en esta página. La pregunta es si esta amistad fue buena para Vigo, y la respuesta la tienen ustedes. No se olviden: Gayoso y Caballero en el tema de las cajas de ahorros eran las dos caras de la misma moneda.

foto_Caballero_Gayoso

La complicidad de las élites 6

Los recientes informes de los técnicos del Banco de España sobre la estafa masiva de venta de acciones de Bankia viene a demostrar lo que venimos denunciando desde hace algunos años en esta página sobre la absoluta complicidad entre las élites políticas, económicas y mediáticas en el saqueo y rapiña de la economía y el patrimonio de la sociedad española.

Cuando se vendieron preferentes a pobres jubilados, analfabetos, trabajadores manuales, minusválidos, los que tenían que controlar que no se produjeran abusos eran Miguel Ángel Fernández Ordóñez, militante de PSOE y presidente del Banco de España, y Julio Segura, ex militante del PC y nombrado por el PSOE para presidir la CNMV. Dos hombres de la izquierda y un gobierno socialdemócrata de Zapatero y José Blanco toleraron una burla y apropiación masiva de rentas de los trabajadores. Y son los mismos protagonistas los que le cubrieron las espaldas al inmoral de Rodrigo Rato y al golfo de Blesa aprobando y jaleando la venta de acciones de Bankia a más de 337.000 pequeños accionistas que fueron estafados gracias a unas cuentas y una contabilidad falsa.

Aquí en Galicia pasó lo mismo. Las presiones de José Blanco y Abel Caballero llevaron a que Miguel Ángel Fernández Ordóñez le dijera al presidente Feijóo que solo se haría la fusión si tragaba con Gayoso como jefe de la nueva entidad fusionada. Feijóo tragó y la fusión que Caballero definió como una absorción terminó costando más de 10.000 millones y tres mil empleos porque Méndez y Gayoso tenían toda la basura de crédito a sus amigos escondida en los cajones que el Banco de España no abrió desde 2004 a cambio de favores y privilegios, no sólo a las cúpulas del Banco de España y del gobierno y partido socialista, sino también a los propios técnicos encargados de la supervisión y a los auditores, que vaya casualidad, siempre el mismo, Deloitte.

Mierda y más mierda. Es el momento de limpiarla y es el momento de que el 24 de mayo Caballero y sus cómplices por acción y omisisión del BNG y el PP paguen en las urnas el saqueo de una caja de ahorros que era del pueblo Vigo desde hacia mas de 100 años y que ni las guerras ni corporaciones de todo pelaje fueron capaces de hundir. Recuerden, hay que barrer democráticamente con votos estas élites que han hecho tanto daño a tantos siendo ellos tan pocos.

Lo que no consigan ellos 2

El FROB ha comunicado a la Fiscalía Anticorrupción 9 operaciones en Caixagalicia y Caixanova entre los años 2005 y 2008 que supusieron un quebranto de 600 millones de euros que nos han robado a todos.

Los equipos directivos de Gayoso en Caixanova y Méndez en Caixagalicia, con la complicidad de los consejos de administración donde, en el caso de Vigo, se sentó por designación de Abel Caballero y su gobierno la senadora Marra, hundieron instituciones públicas que habían sobrevivido a crisis y guerras durante más de 100 años. Resistieron la Guerra Civil, la dictadura de Franco, la crisis del petróleo, etc., pero no resistieron el saqueo y la avaricia cómplice de las élites.

El 24 de mayo, cuando vayamos a votar, pensemos que votar a Abel Caballero es votar al hombre que pronunció la laudatio de un Gayoso que compró su doctor Honoris Causa con dinero y con favores. Cuando votemos el 24 de mayo sepamos que en su día el PCG, hoy IU, con Carlos Núñez, el PSOE con la señora Marra o el señor Orozco o Fernández Moreda, el BNG, el PP, Beiras, todos callaron ante las tropelías y saqueos de Méndez y Gayoso, que son las dos caras del mismo robo. Todos callaron.

El 24 de mayo el cambio es echarlos: a Abel Caballero, al BNG, al PP y a los que como IU aspiran a ser las nuevas élites. El cambio es reconstruir un banco de Vigo y de los vigueses y para ello necesitamos gente que no viva de la política en el Concello, gente normal para hacer una ciudad normal. Y de las élites empresariales empezarles a cobrar los créditos no devueltos y que hemos pagado todos. Ese es el cambio un gobierno normal y mejor para una ciudad normal y mejor. Simple.

Demasiadas peculiaridades 2

Seguimos con noticias que vienen a confirmar lo que venimos diciendo desde hace más de 2 años en esta página. Las élites que dirigen España están corruptas, se tapan sus miserias y con sus silencios y complicidades demuestran que ya no representan a los que dicen representar, sino que solo defienden sus privilegios.

Los sindicatos son necesarios, pero no los que ocultan millones o los que enchufan a sus familiares, como esa situación “peculiar” que acaba de denunciar un grupo de trabajadores del Concello de Vigo en relación a los dirigentes de UGT en esa institución.

Los directivos son imprescindibles pero no para convertirse en sátrapas que saquean las empresas como Caja Madrid ayer y Bankia después. Que por cierto, qué raro que no se diga nada de lo que pasó en Caixanova y Caixagalicia. Qué raro que no sepamos cuánto cobraban los señores directivos de ambas entidades que dentaban sus culos en las empresas participadas como Sacyr, Fenosa, etc. Qué raro que no sepamos que pasó en estos años en que se vendió el patrimonio de estas cajas, hoy liquidadas, a precio de saldo a familares de directivos como la esposa de Méndez. Por cierto, ¿cuántos créditos privilegiados a miembros de los consejos quedaron en fallidos?, el adalid de Gayoso, junto a su empleado Abel Caballero, el señor García Costas, ¿devolvió todos los cientos de millones de pesetas que le presto Caixanova o están en la lista de fallidos?.

También por esto queremos el cambio en la ciudad de Vigo el 24 mayo 2014, para saber toda la verdad del mayor expolio de la ciudad de Vigo, el hundimiento económico de lo que fue la Caja de Ahorros Municipal de Vigo. Sepan que es posible volver a tener un ente financiero público en Vigo. Es posible, necesario y urgente si queremos volver a ser la ciudad número 1 de Galicia.

De democracia, poco 4

Abel Caballero ha usado el reglamento aprobado el pasado 13 de septiembre por el comité federal del PSOE para cargarse la posibilidad de celebrar primarias en Vigo para elegir candidato a alcalde.

El reglamento aprobado por el aparato blinda a los alcaldes pues, solo manifestando su voluntad de repetir, estos son automaticamente proclamados candidatos y pasan a ser exigibles el 51% de las firmas de los afiliados de la agrupación local para “forzar” unas primarias. En Vigo, eso supone 500 avales en números redondos. En las otras ciudades donde el alcalde no es socialista o cuando el alcalde renuncia a presentarse a la reelección, como en el caso de Ourense o Zaragoza, las primarias son obligatorias y sólo se pide el 20%, que en Vigo supondrían 200 avales, para poder presentarse como candidato. Aún así, hemos intentado conseguir un censo actual de afiliados y nos lo han negado. Será la tercera vez que Abel Caballero encabezará la lista socialista a la alcaldía de Vigo. Nunca se celebraron primarias.

Desde 1998, no han vuelto a realizarse primarias en Vigo. Estoy seguro que el 24 de mayo de 2015, los vigueses haremos las primarias que el aparato del PSOE y los que viven de la política nos han hurtado a los vigueses.

El cambio democrático lo pueden retrasar pero no lo pueden parar, lo haremos los votantes el día de las elecciones municipales de mayo de 2015. Estén seguros, solo dependemos de nosotros mismos y nos merecemos un gobierno municipal decente, que sirva a la ciudad y no se sirva de Vigo.

¿Permuta o pelotazo? 2

Hemos recibido informaciones inquietantes sobre el cambio de uso que se está tramando para el antiguo edificio que era la sede central de Caixanova en Vigo.

El edificio central de la antigua Caixagalicia en A Coruña, cuando hizo falta liquidez por la nefasta gestión de Méndez, se vendió a un fondo o sociedad inmobiliaria perteneciente al señor accionista mayoritario de Inditex, Amancio Ortega. Caixagalicia y después Novacaixagalicia, pasaron a pagar un alquiler. Los nuevos propietarios de Abanca han decidido recuperar la propiedad, puesto que han seguido al pie de la letra el nefasto acuerdo de Julio Fernández Gayoso por el que se cedía la sede fiscal a A Coruña. Para recuperar la propiedad, le ofrecen al señor Amancio Ortega la permuta del edificio de A Coruña, que pasaría a ser propiedad de Abanca, y don Amancio se haría con el edificio de la antigua Caixanova, ubicado en el cruce de las calles Colón y García Barbón de Vigo. La explicación por los nuevos propietarios de Abanca es clara, en Vigo no hay servicios centrales, y con el antiguo edificio de los anteriores servicios informáticos de la extinta Caixanova les es más que suficiente para sus necesidades de jefatura de zona. Para Amancio Ortega la cosa está también clara, más de 5.000 metros cuadrados en pleno centro de Vigo es también un magnífico negocio.

¿Dónde reside entonces el problema?, sólo en la necesaria autorización municipal del cambio de uso del edificio. Pues bien, señores del Ayuntamiento de Vigo, señor Abel Caballero, plántense y digan no al cambio de uso y defiendan ahora lo que ustedes y Julio Fernández Gayoso entregaron antes, en bandeja de plata, a A Coruña.

Así Vigo no irá bien 1

He estado callado unos días, quise ver qué pasaba con las nuevas caras del PSOE pero también quise ver qué pasaba en Galicia. Del PSOE hablaré otro día pero como decimos en Galicia, non cheira ben, creo que no hubo cambio y sí creo que hubo un apaño de unas élites que quieren seguir abusando de su poder institucional y orgánico, pero dejemos que hablen los hechos, a veces solo hay que esperar.

Ahora bien, lo de la relación Vigo – Galicia me moviliza. Si en algún momento pude pensar que no harían falta nuevos agentes políticos para producir el cambio, los hechos me devuelven a la exigencia de un cambio posible y necesario. El fracaso de Caixanova, la fusión, el saqueo…, hubo responsabilidades en las élites de Vigo, representados por el trío Gayoso-Pego-Caballero que cedieron la sede a cambio de sus chanchullos. Ahora, llega Núñez Feijóo y la remata, tomando la decisión de fijar la sede de A Fundación en A Coruña. El señor Nuñez Feijóo, además de cometer un error gravísimo, ha perdido la oportunidad de pasar a la historia de Galicia como un hombre de equilibrio entre el norte y sur de Galicia.

Los errores de Abel Caballero no justifican que el señor Núñez Feijóo tome una decisión que desequilibra todavía más el resultado de la fusión. Es demasiado serio pero Vigo ha perdido por dos goles injustos. Un gol, la sede de Novacaixagalicia, nos lo metieron las élites de Vigo, pero este segundo gol nos lo mete un presidente censado en Vigo y al que yo consideraba una persona equilibrada y justa.

Así no, ni con Abel Caballero ni con Nuñez Feijóo, Vigo necesita cambio, pero cambio seguro, cambio drástico, cambio en favor de los ciudadanos, cambio que toque los intereses de las élites, cambio que toque los intereses de Abanca para que el señor Escotet sepa que nada es gratis.

Mañana hablaré de una operación urbanística donde tiene interés Abanca, de permutas de edificios y de otras cosas. Mañana explicaré cómo se defiende Vigo frente a esa agresión gratuita de situar la sede de A Fundación en A Coruña. Menos declaraciones grandilocuentes y más actos defendiendo los intereses de Vigo, aunque suponga enfrentarse a Amancio Ortega.

Alta traición a Vigo 2

Desde estas página denunciamos el nefasto acuerdo para los intereses de Vigo que suponía lo que Abel Caballero definía como absorción de facto de la arruinada Caixagalicia por la maravillosa Caixanova.

En ese momento, fuimos los únicos, y no se nos quiso oír, que era un grave error ceder la sede fiscal a cambio de mantener de presidente a Gayoso y director general a Pego. Dijimos: los cargos y las personas son temporales, las sedes fiscales son para siempre. Y ahora el tiempo nos da la razón.
Caixanova también estaba podrida por créditos mal dados a amiguetes de las élites, las inversiones en Sacyr, etc., resultaron letales. Ese personaje famoso en el momento álgido de la burbuja inmobiliaria, el Pocero, era otro de los clientes estrella de Caixanova. En resumen Gayoso y Méndez, ambos, eran unos golfos.

Supimos después que la cúpula formada por Gayoso, Pego, Gorriarán y Estrada habían ocultado escandalosas retribuciones de más de 40 millones de euros, por eso tienen una causa pendiente en la Audiencia Nacional.

Por ultimo, se vendió Novacaixagalicia y claro, la sede fiscal sigue en A Coruña y los amigos de Abel Caballero esperando juicio y claro, ahora los nuevos propietarios convocan a todos los empleados en A Coruña el día 21 porque la sede que tan sabiamente cedieron Gayoso y Pego y bendijo Abel Caballero, sigue estando en A Coruña.

Vigueses, por favor, no echen la culpa a otros. Los traidores son de aquí y se encuentran entre nosotros. Gayoso, Pego y Caballero vivían en Vigo en el momento de tomar la decisión. Cabe destacar que dos de ellos no nacieron aquí, quizás de ahí el desapego por la ciudad y su preferencia por una jubilación dorada, eso sí, pagada por muchos de esos ciudadanos a los que vendieron y traicionaron. Son ellos los que por sus intereses particulares, el poder y la pasta, vendieron el interés de Vigo. Traidores.

Para volver a poner a Vigo en el mapa financiero, para impedir que nos vuelvan a engañar y por otras muchas razones que ustedes saben y venimos comentando en esta página, recuerden que en menos de un año tendremos la oportunidad de expulsar a los traidores con nuestros votos.