Un mes de gloria

Por razones no he podido escibir en los ultimos 45 días, pero créanme que no hay nada nuevo bajo el sol en esta ciudad.

Además de consolidarse los datos estadísticos que demustran nuestro declive como la perdida de censo y el atraso en nivel de renta respecto a Santiago de Compostela y A Coruña, cosa sabida y que seguirá, Vigo se ha peleado con el alcalde de Oporto, con el de Santiago, y hemos hecho el ridículo el pasado lunes en el inicio de las obras de la tesorería territorial de la Seguridad Social en los antiguos locales de La Metalúrgica. Vean el vídeo y las noticias de prensa y díganme si nos merecemos estos líderes políticos y lideresas. Y lo digo no solo por Abel y su banda, sino también por lo que hay enfrente.

Los señores del PP municipal y de La Marea se callan ante los 6 millones que Abel Caballero quiere dar a Cocheras Olívicas, pero también callan cuando Abel Caballero nombra jefe al señor Orúe, que no tiene la titulación y que montó administrativamente los expedientes de gasto menor que la señora juez relaciona con los pagos a IMESAPI de los contratos de gasto menor que permitirían pagar a la cuñadísima de Carmela.

Por cierto, Santos Héctor mintió como Urdangarín cuando dijo que no conocía a la señora Falque. Es pública y notoria su relación amistosa en la sede del PSOE o cuando estuvo en el primer plan de empleo financiado por la Xunta en el primer mandato de Caballero como alcalde. El puesto de trabajo de la señora Falque durante más de nueve meses estaba a menos de 3 metros del despacho del sindicalista y concejal, que ahora niega conocerla. ¿Será verdad y a causa de que la señora Falque no se pasaba mucho por su puesto de trabajo?.

Por último, los periódicos del régimen, que el día 13 de Febrero dijero que Lyon y Vigo estaban hermanadas port el puerto y la industria automóvil. En Lyon poca industria del automóvil y un puerto fluvial que no tiene nada que ver con un puerto como el de Vigo. Pero a Vigo nos engañan con cuentos.

La carrera de las mentiras

Bueno, ahora que las elecciones europea se encuentran a la vuelta de la esquina, nos van a contar entre todos, toditos de todos los colores, una milonga increíble. Hasta 6 o más conexiones internacionales prevé la ministra Pastor para el aeropuerto de Peinador. Casi tantas como Abel Caballero y sus mariachis. Semejante demanda y Air France dice que no piensa recuperar la segunda conexión con París, cuando llegó a haber tres. Será que las compañías aéreas quieren perder pasajeros y no ganar dinero.

Por favor, no nos tomen por tontos, copiemos lo que funciona bien, por ejemplo, Oporto. El aeropuerto de Sá Carneiro empezó a despegar cuando agentes de la ciudad nombraron al director y equipo directivo del aeropuerto y se desligaron de Lisboa. Ahora quieren privatizar AENA. Ahí les propongo yo una alternativa: devolver la gestión de Peinador a la sociedad viguesa, a su ayuntamiento y a sus operadores económicos. Ese es el cambio, dejar de mentir como bellacos, dejar de llorar, asumir la responsabilidad de dirigir una pieza clave en la economía del sur de Galicia desde el liderazgo del interés público.

Si vamos a dar dinero, por lo menos que sea nosotros decidiendo nuestro futuro, aeroportuario también.

Ni Samil respeta 3

¿Recuerdan las veces que el señor Abel Caballero y su alumna y protegida, la señora Espinosa, a la sazón ministra de Medio Ambiente, nos prometieron que se cumpliría el programa socialista y el plan general para recuperar el sistema dunar de Samil, que es la única forma, como hicimos en 1992-94 otros en O Bao, de garantizar la playa para futuras generaciones?.

Pues bien, dónde dijimos digo, diremos diego, costumbre más que arraigada en este señor. Ayer se publicaba en la Voz de Galicia el cambio de planes del gobierno municipal sacando a concurso la concesión de un local, cambio que el señor Caballero no ha querido aclarar. Le hace así un favor al gobierno del PP, porque si se hace nueva concesión en Samil, no se pueden recuperar las dunas, con lo cual no es necesario reservar fondos del estado para hacer la inversión. ¿Tendrá esto algo que ver con el inédito acuerdo entre el PSOE y el PP sobre los presupuestos de Vigo?. Lo peor, sin duda, es que incumple el plan general que el mismo Abel Caballero aprobó y el programa que los socialistas defendemos desde hace más de 15 años para Samil. ¿Y por qué hace eso?, ¿recuerdan quién fue el adjudicatario inicial de la cafetería del Auditorio Mar de Vigo?, Oh Vigo! y su propietario son conocidos colaboradores en el acarreo de votantes ignotos en las asambleas del PSOE vigués. Cuando se cierre la adjudicación, recuerden buscar el adjudicatario final de la nueva barbaridad que se hará en Samil, esta vez en el siglo XXI, y sabrán cuál es el precio de este patrimonio inmaterial de la ciudad para este alcalde que nos miente.

Necesitamos no perder ni la memoria ni la razón, por eso queremos cambio, para recuperar Samil como playa y no como negocio para la hostelería.