Lastimoso parecido

Lean este artículo que publicó El País sobre la agonía y declive de la Comunidad Valenciana. Ahora les propongo un ejercicio, tomen el texto del artículo y en vez de Cataluña pongan A Coruña, en vez de valencianismo pongan viguismo, en vez de Canal 9 pongan los medios de comunicación que reciben jugosas subvenciones del Concello de Vigo y que llevan Vigo en su nombre comercial, en vez de los hogares falleros pongan las asociaciones de todo tipo que subvenciona el sátrapa creando una red clientelar. El resultado final será Vigo, una ciudad en declive como la Comunidad Valenciana con unos chupópteros, unas élites que desangran la sociedad civil y hacen de la práctica corrupta lo habitual. Ese es el Vigo que dejará Abel Caballero, como la Valencia que dejó Francisco Camps. Tendrán mayoría absoluta pero terminarán Camps y Caballero siendo un desastre para las sociedades que se dejaron comprar por sus políticas clientelares y corruptas, y caerán y caerá sobre ellos la maldición de la corrupción que alentaron.