Denuncia escrita por el Auditoriazo

Como algunos sabrán, el 18 de octubre de 2013 comparecí durante más de 60 minutos ante la comisión de investigación del pleno del Concello de Vigo, sobre la situación calamitosa de la concesión del Auditorio Mar de Vigo. Quisieron impedir que lo que dijera allí se recogiera en actas y por eso, hace un mes, fui requerido para testimoniar por escrito. Aquí tienen el documento completo con sello del registro que entregué hoy con declaración escrita.

Las amistades peligrosas de Abel Caballero con su amigo Julio Fernández Gayoso de Caixanova, nos van a costar entre 30 y 50 millones de euros. Pero eso no es lo peor. Lo peor es que han destrozado una oportunidad única de regenerar el borde marítimo portuario de Vigo. Esa zona sigue a día de hoy degradada por los favores entre las élites que dirigieron esta ciudad en los últimos años, por eso el cambio democrático es necesario.

Aquí tienen el texto íntegro de mis declaraciones:
Respuestas por escrito a la petición formulada por el presidente de la comisión especial de investigación sobre la situación del AUDITORIO MAR DE VIGO
PREGUNTA 1: Explicación e informe del plan inicial del auditorio.
Respuesta: La operación del Auditorio y Palacio de Congresos Mar de Vigo es la continuación de la operación de recuperar el borde marítimo del casco urbano de la ciudad que se inicia en mi mandato 1991-1995 con el programa urbanístico premiado a nivel europeo conocido como “Abrir Vigo al Mar”.
El Consejo Económico y Social, siendo alcalde D. Manuel Pérez, que me sucedió a mí, decidió por unanimidad desarrollar un ambicioso proyecto para crear una prolongación del casco urbano en el entorno del edificio abandonado, donde había funcionado la señera empresa viguesa Casa Mar.
Se trataba de recuperar la avenida de Beiramar y Jacinto Benavente con naves industriales abandonadas (Casa Mar, Cordelerías Mar…, etc) para desarrollar un nuevo barrio que abriese nuevas posibilidades habitacionales y de industrias culturales y de servicios de alto valor añadido.
El objetivo final era llevar la ciudad hasta la rotonda de Barreras y manteniendo los usos portuarios, demostrar que no solo es posible sino que es conveniente como se ha hecho en Baltimore, Boston, San Francisco, Le Havre o más cerca Barcelona, Malaga, Bilbao o Lisboa, reconciliar ciudad-puerto.
PREGUNTA 2: ¿Existen, a su juicio, irregularidades por parte del gobierno municipal actual en la actual problemática que vive el complejo auditorio Mar de Vigo?
RESPUESTA: Estoy convencido que sí. Por eso se lo expresé en mi comparecencia de 60 minutos ante la comisión que usted preside. Me indigna la farsa de acta que propone el secretario del pleno del Concello que en vez de actuar de notario actúa de abogado defensor del gobierno municipal y el alcalde. Actúa así, porque él sabe, como se lo dije a la cara, que el acuerdo adoptado por la junta de gobierno local del 31 de marzo de 2008 es manifiestamente contrario al interés general de la ciudad, abriendo el camino para todas las desgracias que han ocurrido a continuación en las cuales se produce un deterioro de las arcas públicas. En la actualidad ya se han pagado más de cinco millones de euros, no previstos y anuncio ya, que tendremos que hacer frente, con el dinero de todos los vigueses, a una cantidad final superior a los treinta millones de euros en el mejor de los casos.
Ese acuerdo lesivo para las arcas municipales supuso la variación de un contrato haciendo recaer sobre los fondos públicos las imprevisiones y errores de la empresa adjudicataria, es decir, en ese acuerdo el gobierno municipal de la ciudad de Vigo presidido por el Señor Caballero, admite menos metros construidos de los previstos en el concurso inicial, menos equipamientos de los previstos y firmados en el contrato de adjudicación, más precio por metro cuadrado de edificación.
Pero ese acuerdo, además, llevaba dentro más problemas a futuro. Si se construyen menos instalaciones para alquilar no se puede recuperar la parte privada de la inversión en el tiempo del contrato inicial. Estoy convencido de que el alcalde y el gobierno municipal, cuando adoptan el acuerdo, saben que en poco tiempo más tendrían que inyectar más dinero público y alargar el tiempo de la concesión y así fue. Acuerdos posteriores obligaron a revisar el plan económico financiero de la concesión y el ayuntamiento tuvo que aportar con fondos propios 5.003.892€ y aumentar el plazo de concesión a 60 años.
Finalizadas las elecciones municipales de 2011 se destapa el velo que se había ocultado a la opinión pública, y el 6 de julio de 2012 la junta de gobierno local presidida por el señor Caballero acuerda los primeros cinco millones de euros y la ampliación de la concesión.
Es ilegal que la modificación del contrato inicial realizada en 31 de marzo de 2008 se hiciera sin los informes preceptivos del secretario y del interventor municipal. Es más, tal y como afirmé en mi comparecencia pública ante ustedes y que el secretario se negó a recoger, el asesor jurídico dice claramente que no le compete informar y dice los artículos del reglamento que obligaban al informe preceptivo del secretario e interventor municipal. Por informaciones que he ido recabando me consta que al interventor del momento aquel no se le solicitó informe y el secretario, que después de una excursión a la junta de Galicia vuelve al mismo puesto, deberá explicar su silencio ni tan siquiera cuando el asesor jurídico lo coloca delante de su responsabilidad.
Tengo la convicción de que igual que en la adjudicación se evitó el informe de los técnicos municipales para poder adjudicar a la UTE donde estaba Caixanova. Posteriormente el gobierno municipal del momento pensó más en los intereses de Caixanova que en los intereses de la ciudad y las arcas municipales. Les recuerdo a ustedes la intima vinculación de los señores Gayoso y Caballero durante ese tiempo histórico, vinculación que ya tenía raíces cuando el señor Caballero pronunció la loa del señor Gayoso en el acto de su doctorado Honoris Causa, por no remontarme a los trabajos financiados por Caixanova en que ha participado el señor Caballero.
Por último, denuncié ante ustedes y no se recogió en el acta, que la empresa concesionaria del catering se selecciona sin concurso y casualmente se adjudica a un conocido militante y destacado apoyante del señor Caballero en la agrupación municipal socialista de Vigo. También denuncié, y no se recogió en el acta, que la esposa del concejal Regades vino desarrollando las funciones de relaciones públicas de la empresa, seleccionada sin concurso, para explotar los eventos culturales y comerciales del auditorio y palacio de congresos. Es más, el señor Regades, a pesar de esta relación familiar participo en las votaciones que le supusieron al ayuntamiento un aumento en las aportaciones dinerarias y del tiempo de concesión.
Me consta que en la actualidad se está retrasando todo para que la bomba estalle después de las elecciones municipales de 2015, y ante la inevitable suspensión de pagos, el Ayuntamiento tenga que hacer frente a una cantidad no inferior a 30 millones de euros, y que tales conversaciones se le están hurtando a la opinión pública. Indaguen cual es la duración del contrato de la nueva unidad hotelera, me temo que es un año y después ya veremos si renovamos.

PREGUNTA 3: ¿Hay determinados acuerdos en la concesión que se han incumplido?
RESPUESTA: Todos. Hemos pagado más dinero por menos y peores instalaciones y dándole más tiempo al sector privado y todo se hizo para poder inaugurar antes de las municipales de 2011 cuando lo lógico hubiera sido rescindir el contrato inicial ante la presentación el 16 de julio de 2007 de un proyecto por un importe total de 151.383.119€ cuando la sociedad adjudicataria preveía el 8 de octubre de 2006 una inversión de 82.490.720€ y la proposición que resultó adjudicataria preveía una inversión de 85.716.699€ y un plazo de concesión de 35 años.
PREGUNTA 4: ¿Valoración de la actividad cultural en el auditorio?
RESPUESTA: Como ciudadano tengo una valoración pero quien tiene que decidir la programación son los programadores y yo llevo 10 años fuera del Ayuntamiento. Por respeto a las instituciones me guardo mi opinión como ciudadano.
PREGUNTA 5: ¿Ve soluciones a la problemática actual?
RESPUESTA: Sin duda y ninguna va a ser gratis. Se debe aspirar a minimizar el perjuicio para las arcas públicas municipales pero los vigueses deben saber que va a ser de varias decenas de millones de euros y pasará, ineludiblemente, por el rescate de la concesión para que no sigamos financiando al sector privado sin orden ni concierto. Las formulas, como usted comprenderá, no se las voy a dar yo a los que están en el pleno, son ustedes las que tienen que encontrarlas, y si no son capaces otros vendrán que lo harán.
PREGUNTA 6: ¿Está de acuerdo con el acta de su comparecencia ante esta comisión del pasado día 18 de octubre?
RESPUESTA: No. Por eso le mando este escrito por registro, porque creo que el Secretario, que sabe que no se actuó correctamente en este tema, está preparando la estrategia de defensa ante los pleitos que se avecinan de índole civil e incluso penal, y como lo que digo incomoda al gobierno y a algunos funcionarios que hicieron de “Don Tancredo” pues intenta silenciarme y está en su derecho, igual que yo debo decir aquello que creo que es bueno para mi ciudad con independencia de que me cree algunos problemas con alguno de ustedes.
Quedo a disposición de ustedes y de las autoridades competentes para lo que fuera menester.
En Vigo, a nueve de marzo de 2014

Fdo: Carlos A. González Príncipe

Auditorio Mar de Vigo: una estafa programada 1

El inefable Abel Caballero y su amigo y empleador Julio Fernández Gayoso programaron, haciendo trampas y manipulando concurso y contratos públicos, la estafa al pueblo de Vigo que es ya el Auditorio Mar de Vigo.

La que iba a ser la nueva Beiramar se ha quedado en la ruina que muy certeramente describe en Faro de Vigo de hoy, en su columna El patio de Cachamuiña, Javier Mosquera. Léanlo porque ahí verán la otra cara del Vigo que heredaremos del paso de Abel Caballero por la alcaldía de Vigo.

El próximo viernes a las 12, ante la comisión de seguimiento del Auditorio Mar de Vigo, contaré quiénes, cómo y por qué se transformó en ruina lo que debía ser un proceso de regeneración urbana de la ciudad. Ese mismo viernes 18 de Octubre a las 12, por primera vez volveré a pisar el edificio del Concello de Vigo al que no había vuelto desde 2003 después de más de 10 años sin pisarlo.