¡Qué bonita es Barcelona!

Les tengo que confesar que mi modelo de ciudad y mi modelo de partido siempre se inclinó por Barcelona, sin dudarlo y con muchos matices frente al modelo andaluz. Maragall, Obiols, la UGT catalana, el obrerismo del baix Llobregat me sedujeron mas que Carlos Sanjuán, Chaves, Pepote o incluso Guerra. El moro del PSOE, Felipe, siempre que tenía problemas encontraba el cariño y la fuerza en el electorado charnego y pequeño burgués que llenaba el Palau Sant Jordi. Mis mejores amigos fueron algunos socialistas catalanes que comprendían a Vigo como la Barcelona del Atlántico que seremos algún día.

En Barcelona, el partido socialista tiene en marcha una convocatoria de primarias abiertas donde si consigues el aval de 150 afiliados y simultáneo al menos de 1.000 ciudadanos censados, te conviertes en candidato a las primarias que celebrarán en marzo de 2014 para designar al cabeza de lista para las elecciones municipales del 24 mayo de 2015. Apuesto a que en Vigo, el sátrapa y su aparato no dejarán que haya primarias. Hace 4 años ya nos negaron la sede, cerraron la sede en el periodo de recogida de firmas, tal como atestigua el acta notarial que se levantó a petición nuestra. Me temo que ahora nos darán más de lo mismo, desprecio y negación de los derechos básicos a participar en la toma de decisiones. Que vayan aprendiendo, para que una ciudad pueda abrirse hacia fuera y liderar algo importante como el Mobile World Congress, hay que primero abrirse hacia dentro y fomentar la democracia urbana.

Ciudadanos, no súbditos. ¡Qué bonita es Barcelona y qué democrático es el PSC!.