Dos mundos 1

En Vigo hay dos Balaídos. Uno, el más conocido, es el campo de fútbol, donde juega el Celta y que es un icono de la ciudad. Enfrente, a unos 50 metros de la grada de Río, desde finales de los años 50 del pasado siglo XX, está el polígono de Balaídos de la Zona Franca de Vigo. Es en ese polígono de Balaídos, industrial, donde desde 1960 ha latido el corazón económico de Vigo.

Ese Balaídos industrial, donde no solo está la factoría de PSA-Citroën sino muchas otras, cuyo crecimiento es fundamental para que PSA y todo el complejo logístico industrial pueda mejorar su productividad, y por tanto garantizar nuestro futuro económico, está sometido a un parón que impide su ampliación, porque los genios del gobierno municipal no son capaces de cumplir con la ley de la Xunta, hecha para Vigo, después de que Abel Caballero y Caride consiguieran que el Tribunal Supremo tumbara su Plan de Ordenación Municipal.

Y en esto aparece la operación de absorción de Opel por PSA. Recordemos que Figueruelas, la planta de Opel en Zaragoza, está considerada la planta más moderna de automóvil, al menos en la península ibérica. Es evidente entonces que si queremos despejar los planes de expansión, modernización y crecimiento de PSA y toda la industria, si queremos que más de 50 millones de euros se inviertan ya por las empresas privadas, debemos PRIORIZAR este Balaídos industrial que da de comer a miles familias de Vigo y su área.

Señores del gobierno municipal, denle al Balaídos industrial, al que depende de la Zona Franca, las mismas facilidades que le dan a la grada de Río. No fastidien el polígono industrial por hacer batallas políticas contra la Zona Franca y su delegada. Con las cosas de comer no se juega, si no miren su Plan General suspendido por el Tribunal Supremo. El Balaídos industrial no debe soportar por más tiempo la frivolidad de un gobierno municipal, que no es capaz de gestionar, de mover los papeles para resolver un expediente.

Con su incapacidad para resolver administrativamente el expediente de ampliación del polígono industrial de Balaídos, están ustedes jugando con el pan de trabajadores y empresas que necesitan esa ampliación, más ahora todavía con el tema de la absorción de Opel. Y quien juega con fuego terminará quemándose, como ya les pasó con el PGOM, donde han pasado ustedes a la historia de fracasos de la ciudad.

Verdad y futuro 2

El Instituto Nacional de Estadística(INE) acaba de publicar un estudio comparativo de 19 parámetros entre las ciudades y áreas urbanas de toda España. La primera cosa llamativa en la opinión pública viguesa es que los medios habitualmente portavoces del alcalde Caballero y su gobierno, no han invertido apenas tiempo y espacio en reflexionar o tan siquiera difundir los resultados del Urban Audit, que es el nombre del informe y cuyo resumen le ofrecemos en este enlace.

Ha sido desde Atlántico Diario con la opinión ponderada de Pepe Teo, y desde la Voz de Galicia donde los vigueses han podido enterarse que la ciudad líder, faro y guía de la humanidad, es decir Vigo, queda peor colocada que nuestra área de influencia y lo que es peor, que en niveles de renta familiar disponible somos los cuartos, detrás de Santiago, A Coruña e incluso Pontevedra. Tambien es cierto que somos la quinta ciudad de España en porcentaje de empleo industrial. Pero los datos fríos del INE, que creo que no han sido adulterados por Feijoo, el lobby coruñés o los antivigueses de nuevo y viejo cuño, dicen que Vigo ya no es el Eldorado, el sueño dorado de vida que fuimos como ciudad en el siglo XX.

De la lectura de los datos fríos de Urban Audit se deriva que el área metropolitana como institución nos hará más fuertes, y que es por esa vía que podremos corregir debilidades gordas que tenemos en el sector servicios donde estamos a la cola de España. La segunda lección es que debemos reorientar nuestro modelo industrial: aeronáutica, TICs, área de industria verde son nichos de empleo y futuro que deben ser potenciados desde las políticas públicas de promoción económica. Como verán, se parece bien poco a lo que hacen y dicen nuestras élites, aún más grave es que ningún grupo municipal, ningún sindicato o asocociación patronal y ninguno de los medios de comunicacion líderes hayan dicho una sola palabra sobre el asunto.

Este Urban Audit sería el perfecto orden del día parala reunión Caballero-Feijoo, pero me temo que las preocupaciones de ambos líderes no van por esta vía. Esperaremos y es necesario que la sociedad civil viguesa se organice para impulsar una nueva y realista agenda que responda a los problemas de Vigo y no a las preocupaciones de sus élites.

Vigo tiene salida: el cambio

Santiago Lago, además de catedrático de la Universidad de Vigo, es un economista situado a la izquierda, y en el marco del informe Ardán 2013 elaborado por la Zona Franca de Vigo, habla de algo de lo que vengo predicando hace años, que una parte de la industria de Vigo pierde competitividad, y es esa pérdida la que lleva a la deslocalización hacia países con mano de obra más barata. Lean la información que Enrique Vázquez Pita publica en La Voz de Galicia.

Pero hay solución. Coincido con la que proponen los autores de este trabajo y eso se lleva mal con la política de aceras que se lleva practicando en nuestra ciudad desde hace 6 años y que, según el gobierno municipal de Vigo, ha supuesto un gasto de 300 millones de euros. ¿Se podía gastar ese dinero público mejor para la creación de empleo y riqueza en Vigo?. De eso nunca se habla ni en las instituciones, ni en Ayuntamiento, ni en los medios. Como dice el informe Ardán, o cambiamos o morimos de éxito, que es la peor muerte posible.