La cola de vergüenza

Otro año más, y van dos, miles de personas hicieron cola para acceder a la posibilidad de tener un empleo precario.

No estoy hablando de Cádiz, Jaén o Córdoba, les hablo de la ciudad que en el siglo XX más creció en Europa occidental, que era una ciudad de inmigración, estoy hablando de Vigo. Ahora, “a cidade fermosa” expulsa más de tres mil jóvenes al año y es, después de Ferrol, la segunda en tasa de paro en Galicia. También en esto hemos perdido el liderazgo en favor de A Coruña.

Señor alcalde, este es un problema reale de esta ciudad y no las aceras.

Alta traición a Vigo 2

Desde estas página denunciamos el nefasto acuerdo para los intereses de Vigo que suponía lo que Abel Caballero definía como absorción de facto de la arruinada Caixagalicia por la maravillosa Caixanova.

En ese momento, fuimos los únicos, y no se nos quiso oír, que era un grave error ceder la sede fiscal a cambio de mantener de presidente a Gayoso y director general a Pego. Dijimos: los cargos y las personas son temporales, las sedes fiscales son para siempre. Y ahora el tiempo nos da la razón.
Caixanova también estaba podrida por créditos mal dados a amiguetes de las élites, las inversiones en Sacyr, etc., resultaron letales. Ese personaje famoso en el momento álgido de la burbuja inmobiliaria, el Pocero, era otro de los clientes estrella de Caixanova. En resumen Gayoso y Méndez, ambos, eran unos golfos.

Supimos después que la cúpula formada por Gayoso, Pego, Gorriarán y Estrada habían ocultado escandalosas retribuciones de más de 40 millones de euros, por eso tienen una causa pendiente en la Audiencia Nacional.

Por ultimo, se vendió Novacaixagalicia y claro, la sede fiscal sigue en A Coruña y los amigos de Abel Caballero esperando juicio y claro, ahora los nuevos propietarios convocan a todos los empleados en A Coruña el día 21 porque la sede que tan sabiamente cedieron Gayoso y Pego y bendijo Abel Caballero, sigue estando en A Coruña.

Vigueses, por favor, no echen la culpa a otros. Los traidores son de aquí y se encuentran entre nosotros. Gayoso, Pego y Caballero vivían en Vigo en el momento de tomar la decisión. Cabe destacar que dos de ellos no nacieron aquí, quizás de ahí el desapego por la ciudad y su preferencia por una jubilación dorada, eso sí, pagada por muchos de esos ciudadanos a los que vendieron y traicionaron. Son ellos los que por sus intereses particulares, el poder y la pasta, vendieron el interés de Vigo. Traidores.

Para volver a poner a Vigo en el mapa financiero, para impedir que nos vuelvan a engañar y por otras muchas razones que ustedes saben y venimos comentando en esta página, recuerden que en menos de un año tendremos la oportunidad de expulsar a los traidores con nuestros votos.

De los partidos y las mafias 2

Una desgracia recorre toda nuestra vida pública: la corrupción personal y política.

El actual sistema de partidos presenta graves defectos que convierten a las élites políticas, culturales, mediáticas y sindicales en grandes vacas sagradas, intocables en sus privilegios e insensibles e incapaces de escuchar la angustia de la gente corriente, los ciudadanos y ciudadanas normales. Es imposible dar la batalla contra las élites sólo dentro de los partidos. Los estatutos y la vigente ley que regula el funcionamiento y la financiación de los mismos está hecha para prolongar un sistema corrupto.

Lean los artículos de El País y en Voz Pópuli sobre el asesinato de la señora Carrasco y compartirán mi juicio de que no es solo un problema personal, es un problema de un sistema corrupto, la partitocracia, otra forma de oligarquía.

La receta es la unión, la agrupación de gente ordinaria y decente que derrote en las urnas con una agenda política alternativa y sencilla a estas élites tramposas y criminales. ¿Cómo?, con votos, no callándose, no resignándose, no vendiéndose, no plegándose. El 25 de mayo 2014, en Vigo y muchos otros lugares podemos comenzar el cambio.

¿Se pudo hacer mejor? 2

Es evidente tras los dos últimos informes de peritos. Se podía haber hecho mejor la entrada en funcionamiento de la línea de alta velocidad Santiago de Compostela – Ourense. Sin las prisas de la foto, sin la presión para inaugurar antes de tiempo y si se hubiera hecho caso a los maquinistas que informaron por escrito de los riesgos de esa maldita curva, hoy no tendríamos que lamentarnos por el peor accidente de ferrocarril en España en los últimos 40 años.

El culpable primero es el maquinista, pero el sistema chapucero al servicio de las élites es el cómplice necesario. Esas élites de funcionarios y políticos que hacen trampa al adjudicar los contratos y, como se ve en Angrois, también nos hacen trampa cuando reducen las medidas de seguridad de los que viajamos en estos trenes Alvia.

No se equivoquen, el cambio democrático también tiene que llegar a la gestión de los transportes públicos para que no haya más Angrois ni más muertes evitables.

Otra tragedia en el mar

Otra vez otro accidente en el mar. Van tres en menos de diez semanas. ¿Siempre hay tripulantes de fuera y nunca se sabe qué pasó?.

En mi opinión, la pesca sigue siendo un gran agujero negro, de economía poco clara, de relaciones laborales y contratos muy negros, y de explotación y usura que no son compatibles con el estado democrático y social que decimos defender en el mundo siglo XXI.

Mi más sentido pésame a las familias de los fallecidos.

Eiriña, CESPA, la tapadera y la corrupción política 21

Érase una vez un ciudadano llamado Enrique Alonso Pais. Lo conocí en 1995 como presidente de Asociación de Vecinos de San Andrés de Comesaña, parroquia de Vigo, en mis labores como alcalde de esta ciudad.

Ese ciudadano tenía su historia laboral en el metal, astilleros, clase obrera, con un pasado sindical en CCOO. Era amigo de Manuel Pérez, alcalde de Vigo representante del PP que me sucedió en junio de 1995. Manuel Pérez y su gobierno adjudicaron el mantenimiento y la conservación de jardines, contrato plurianual, a una empresa nueva en Vigo: CESPA, y, vaya casualidad, el señor Alonso Pais pasa de obrero de astilleros a gerente-delegado plenipotenciario de la contrata municipal de jardines, CESPA.

Más tarde, el ciudadano Alonso Pais decide volar solo. Tras fracasar en ganar la contrata de limpiezas, quizás porque había cambiado el gobierno municipal, compra, por llamarlo de alguna forma, una vieja empresa de obras de la provincia que no había tenido mucho éxito. El ciudadano Alonso Pais convierte a la constructora Eiriña en una pujante contratista de obra pública: más de 15 millones de euros en el Concello de Vigo, cantidades más modestas en administraciones gobernadas por el PP como la Diputación de Pontevedra, Puerto de Vigo, Zona Franca, Concello de Nigrán. También consigue contratos en lugares gobernados por el BNG como el Concello de Pontevedra, donde casualmente también CESPA hace la recogida domiciliaria de la basura y la limpieza viaria. El ciudadano Alonso Pais además colocó a su hijo en la contrata de jardines que realiza CESPA para el Concello de Vigo, y también, como hay familias con suerte, su hija consigue ser concejala de Vigo en la lista del PP.

El ciudadano Alonso Pais conoció en el movimiento vecinal a Ángel Rivas, ahora concejal del PSOE en Vigo en el Concello de Vigo y cuyo despacho fue registrado en el marco de la Operación Patos. Fíjense que casualidad que hasta junio de 2012 fue director general de Hormigones Valle Miñor, empresa que suministra el hormigón de todas las obras que hace Eiriña para el Concello de Vigo. El ciudadano Alonso Pais, ahora imputado, comparte un conocido con don David Regades, casualmente el otro concejal del PSOE en Vigo que vió su despacho registrado por la policía judicial. Ese conocido en común se trata de un viejo liberado de UGT, dirigente de la federación del metal, vecino de San Andrés de Comesaña y, casualmente, fan de don Abel Caballero, doña Carmela Silva y don David Regades en el PSOE vigués, donde su voz suele defender al trío que nos gobierna.

Verán que en esta ciudad hay demasiadas casualidades, pero una pequeña élite tiene estrella y la gran mayoría vive estrellada por la élite. ¿Son probables tantas casualidades?, la fiscalía de Vigo piensa que sí. Yo no me lo creo, por eso lo escribo, para que ustedes sepan lo que otros o no saben, o no cuentan o no les quieren contar.

Ustedes decidan. Ayuden a hacer democráticamente el cambio para que la policía no vuelva a entrar en nuestras instituciones por meras casualidades. Buena suerte.

Algo le pasa a Caballero 4

Ayer decía que era un día histórico para mal, pues las políticas clientelares de Abel Caballero y su gobierno estaban en el fondo de la entrada, por primera vez en la historia, de la policía judicial en el Concello de Vigo.

David Regades, mano derecha y cómplice político del dúo Abel Caballero y Carmela Silva, tuvo el dudoso honor de ver registrado su despacho. Este concejal, que votó los acuerdos lesivos para el interés público en la prórroga de la concesión y en la subvención de 5 millones de euros a la concesionaria del fracasado Auditorio Mar de Vigo, es el mismo cuya esposa prestó casualmente servicios a la empresa que se encarga de explotar los eventos de dicho espacio municipal. Clara colisión de intereses públicos y privados. Tomemos nota.

El otro concejal a quien se le registró el despacho, se llama Ángel Rivas, es el que firma y promueve los dos expedientes para callarme dentro del PSdG-PSOE. Es famoso porque en junio de 2012, algunos periódicos y medios aunque no todos, publicaron fotos que demostraban que, siendo director general de Hormigones Valle Miñor y concejal miembro de la Junta de gobierno local, su empresa vendía por las tardes el hormigón que usaba Construcciones Eiriña en, por ejemplo, las obras de humanización de la calle Nicaragua (aquí tienen dos fotografías que yo mismo saqué: foto 1, foto 2) que él mismo había adjudicado en el seno de la Junta de gobierno local. Asunto dudoso legalmente y feo moralmente. Tan feo que el sátrapa le obligó a dimitir de Hormigones Valle Miñor y acogerse al sueldo de liberado que pagamos los vigueses y que sobrepasa los 50.000 euros anuales. Todo quedó para la galería porque Construcciones Eiriña, que siguió recibiendo adjudicaciones votadas por Ángel Rivas, siguió comprando hormigón a Hormigones Valle Miñor. Blanco y en botella.

Pero la novedad de hoy son dos. Por primera vez, no vemos la foto de Abel Caballero en el periódico Faro de Vigo, y con lo hablador que es el sátrapa, ayer noche suspendió su rueda de prensa diaria y vean la agenda institucional vacía para hoy. Algo pasa, Abel Caballero acusa el golpe y torpemente nos dice que está tocado, pero no canten victoria, va a costar sangre, sudor y lágrimas conseguir que deje hacer el cambio que Vigo necesita.

Por cierto, todo esto lo sabe la fiscalía de Vigo. Sí, desde hace más de 6 meses y…, pregunten allí.

Policía judicial en el Concello de Vigo

En este momento histórico, nunca antes había entrado la policía a requisar documentos e inspeccionar despachos en el Concello de Vigo. Mi primera consideración debe ser sobre la presunción de inocencia de todos los implicados y, a continuación, que lo urgente es corregir las prácticas clientelistas, sean delito o no, que se han practicado con los gobiernos municipales de Abel Caballero y que muy pocos nos hemos atrevido a denunciar.

Es urgente regenerar el sistema, devolver a las instituciones y a la política el papel que no debieron perder nunca de defender el interés general. Los asuntos de Vitrasa y recalificaciones urbanísticas hundieron a la corporación municipal presidida por Portanet en el descrédito y abrieron las puertas al cambio democrático. Fue el propio Abel Caballero el que se comparó con Portanet, esperemos pues que los acontecimientos de hoy abran las puertas al cambio democrático el 24 de mayo 2015. Para que eso sea posible, trabajaremos con humildad y diciendo la verdad desde estas páginas.

La justicia es desigual para todos 1

Quisiera compartir con ustedes esta excelente contribución que me ha enviado el doctor Pillado Paradela reflexionando sobre las distintas versiones de justicia existentes en nuestro país, no existentes en la teoría pero sí muy presentes en la práctica habitual de nuestro sistema judicial y del que todos somos testigos diarios y, por qué no, víctimas. Espero que les guste:

Los lectores de esta página seguro que se recordarán cuando Pedro Pacheco, alcalde de Jerez dijo: “la justicia es un cachondeo”. Casi lo fusilan. Otros lo aplaudimos y le dimos toda la razón del mundo en su momento. 25 años después, el tiempo pone a cada uno en su sitio y desgraciadamente tenemos que darle la razón al señor Pacheco. Como sabrán ustedes, estamos soportando una serie de juicios mediáticos: Gurtel, Pokemon, Blesa, etc., instrucciones que sabemos cuando empiezan pero nunca sabremos cuando acaban.

Un ejemplo esperpéntico fue el del barco del chapapote. 10 años después no hay ningún culpable, en cambio si cualquier “labrego” de nuestra Galicia interior vierte medio litro de purín al río le cae una multa de 3.000 euros. Otro ejemplo de nuestra justicia desigual: en Lugo la fábrica de leche Río, propiedad del multimillonario señor Lence, debido a sus vertidos ha matado todas las truchas del río Tórdea en un tramo de 2 kilómetros, además lo ha hecho por dos veces. A la primera, absuelto, a la segunda le piden 2 años, pero como no tenía antecedentes todo quedó en nada. La gota que colmó el vaso fue el trato de favor de nuestra “super infanta” y eso que su papá en su mensaje (horrible como siempre) de Nochebuena del 2012 dijo que la justicia es igual para todos. Yo añadiría unas palabras: “para los ricos sí”.

Para terminar, también quería hacer un comentario de la rapidez con que actúa cuando se trata de inhabilitar a los jueces Garzón y Elpidio Silva, en cambio no es tan rápida para enchironar a los impresentables Del Nido y Ortega Cano, y para más recochineo y tomadura de pelo aún se les permite la desverguenza de pedir el indulto.

Un país señores lectores donde el sistema judicial no es independiente nunca podrá ser un país, será siempre una república bananera.

¡Qué horror los errores de la Xunta con Vigo!

Ha tenido lugar la manifestación de los ciudadanos de Vigo contra el nuevo mapa sanitario de Galicia. Ha sido un éxito. Mis amigos, familiares y compañeros, todos estuvieron allí.

¿Cómo se puede ser tan torpes?, ¿cómo se puede ser peor que el bipartito en materia de sanidad en Vigo?. La respuesta no se apellida Mosquera, se apellida Núñez Feijóo y así como acertó con el astillero Barreras, no cumple con las expectativas en este tema de su agenda.