Me quedo con el original 3

En psiquiatría existe un fenómeno llamado déjà vu. Consiste en que un paciente cree que lo que le ocurre ya lo vivió con anterioridad.

Desgraciadamente, en el PSOE de Galicia pasa ahora exactamente lo mismo que ya sufrió en 1993. En aquel entonces, en medio de una batalla entre renovadores felipistas y guerristas a nivel de estado, se cruzaron las elecciones autonómicas gallegas a finales de ese año. El candidato a la presidencia de la Xunta era Antolín Sánchez Presedo, apuntado a la corriente renovadora. En frente, Paco Vázquez y de manzanillo a su lado en el campo guerrista, don Abel Caballero, empleado a tiempo parcial por Gayoso en Escuela de Negocios de Caixavigo. El “Sir” Paco Vázquez boicoteó la campaña del candidato Presedo. Aún recuerdo aquellas gradas del polideportivo de Riazor vacías y Paco diciéndome: “Carlos, es duro para Felipe ver hormigón.”. Se daba por sabido que el hormigón era fruto de la desmovilización que él, Abel y los guerristas estaban practicando a lo bruto. Pero lo mejor vino el día de la votación. Paco mandó su voto por su chófer con su DNI a su mesa electoral. Quedó patente que no sólo no votaba a su partido, sino que quería que se supiese.

Ahora en Vigo y Galicia asistimos al espectáculo de Abel y su troupe para boicotear al pobre Leiceaga. Una diferencia clave es que Abel no va a tener el coraje de demostrar públicamente que no va a votar a su partido, suprema traición. También en esto el original, Paco Vázquez es mejor que la mala copia, Abel Caballero.

Foto del declive 7

Estos días acaba de publicarse el informe Ardán 2016. Como sabrán, ese informe es financiado por el Consorcio de Zona Franca de Vigo, cumpliendo un mandato del Plan Estratégico de Vigo de 1993, siendo alcalde y presidente del consorcio el que abajo suscribe. El informe lo redactan un grupo de profesores de la facultad de Económicas de la Universidad de Vigo, coordinados por los profesores Santiago Lago y Albino Prada, ambos en posiciones ideológicas socialdemócratas y colaboradores en bastantes ocasiones del Partido Socialista.

Les recomiendo que lean el informe(es de acceso libre en este enlace) y comprueben lo que vengo diciendo desde hace tiempo. Vigo está en declive y nuestra distancia en términos económicos en relación a A Coruña, se hace cada día mayor. El informe se hace en base a una encuesta dirigida a más de 10.000 empresas, y los datos que ahora se publican corresponden a los resultados de explotación de 2014, y los que se publicaron en 2015 corresponden a los números de balance de 2013.

Los datos deberían hacernos pensar. En 2014, la comarca de A Coruña representó la creación del 44,96% del valor añadido bruto, generó el 32,66% del empleo de Galicia y sin embargo en términos de población solo agrupaba a 397.254 habitantes. Por su parte, la comarca de Vigo en 2014 tenía 423.842 habitantes, pero sólo generó el 19,34% del valor añadido bruto y supuso el 20,24% del empleo. La realidad de los números nos dicen que el área de Vigo cada día pierde distancia respecto al área urbana coruñesa en términos de empleo y riqueza, y que además este es un fenómeno que va en aumento, por lo menos desde 2007.

ardan2016_resumenCorunaVigo

Otra tabla interesante es la que muestra la evolución de la creación de riqueza(valor añadido) en estas dos comarcas desde 2008 hasta 2014. Los datos son escalofriantes. En 2008, A Coruña representaba casi el 39% de la riqueza generada y Vigo el 21,9%. Una diferencia abismal que no ha dejado de crecer, pues en 2014 A Coruña ya suponía el 49,3% y Vigo solo el 18,8%. Con Caballero al frente de la ciudad, había aumentado la diferencia a favor del área coruñesa. Y sigue aumentando.

ardan2016_pesoCorunaVigo

Una más para acabar, el peso de los ingresos. Vigo cada vez peor y A Coruña mejor y más lejos. Nosotros en declive, ellos en ascenso.

ardan2016_ingresosCorunaVigo

Hago un llamamiento al sentido común a la responsabilidad de los líderes sociales, económicos y políticos. O Vigo cambia de rumbo o esto será un barrio industrial, a lo mejor un parque temático de lo que fue la economía del siglo XX, pero o cambiamos las políticas económicas y urbanas o Vigo no será la ciudad gallega del siglo XXI, por que no se olviden, en el siglo XX lo fuimos, y ahora con estas élites corruptas y los salvapatrias, cada día nuestros empleos son menos productivos, nuestros salarios y nuestra renta disponible más baja y nuestra ciudad menos atractiva y con menos oportunidades de futuro para las generaciones del siglo XXI. Depende de nosotros el cambiar como Coruña cambió, con nuevos liderazgos democráticos, consensuales, interactivos, modernos y adaptados a los nuevos tiempos. El tiempo del hormigón y del clientelismo, de la corrupción y el enchufismo sólo traerá pobreza y desigualdad para los vigueses y viguesas.

La foto del declive 1

Hay una foto mítica de un padre y un hijo llorando al despedirse en el puerto para ir a la emigración. Eran los años 20 del siglo XX. Hoy, la emigración sigue existiendo, no hay fotos, es un goteo, y se van jóvenes preparados que no encuentran empleos dignos en nuestra ciudad, en nuestra Galicia.

Lo más parecido a aquella foto desgarradora son las frías estadísticas censales del INE. Lean este magnífico artículo de José Teo publicado en el Atlántico Diario de hoy. Comparen Vigo y Pontevedra con A Coruña como hace el redactor y tendrán la foto de nuestro declive como ciudad. Gracias Teo por poner luz en la sombra.

¿Por qué no se habla de este tema que afecta a casi todas las familias viguesas?, porque nos ocultan estos datos los medios de comunicación masiva, porque nadie en el Concello de Vigo, en el Consejo Económico-social, Confederación de Empresarions, sindicatos, Universidad de Vigo, Club Financiero…, ¿por qué nadie debate sobre esta cuestión?. Muy fácil: no interesa, a la élites, al sistema no les interesa que usted sepa la verdad.

Coherencia por los aires 1

Nadie puede negar que esta página es coherente: decimos lo que hacemos y hacemos lo que decimos.

En el tema aeroportuario hemos sido siempre claritos, la cagada de Abel Caballero y Paco Vázquez de revivir Alvedro a finales de los años 80 condenó a Galicia al minifundismo y por lo tanto, a la inferioridad frente al aeropuerto de Oporto. Con la misma libertad, hemos defendido que desde el invento de las low-cost, los aeropuertos como los nuestros no tienen otra salida que entrar en las políticas de estímulos de las compañías con dinero público. Criticamos que en Vigo se llegara tarde y mal, pero si Peinador quiere acercarse y mantenerse en el millón de pasajeros al año, después de 2020, con la entrada del AVE a Galicia, no tenemos más remedio que apostar por partenariados con las mejores compañías. Por eso, defendemos el convenio con Ryanair y nos gustaría seguir con interlocutores de ese nivel como Easyjet, Vueling o Norwegian, y dudamos del convenio con Air Nostrum y Volotea. En ese camino, una alianza con Oporto es la otra vía a explorar y que los chicos del norte se arreglen como quieran, pero que no sean cínicos y critiquen lo que ellos hacen.

Por cierto, el monstruo de Alvedro le valió la designación como hijo adoptivo de la ciudad de María Pita a Abel Caballero. Tranquilos, la verdad pone a cada uno en su sitio y el futuro de Vigo y Peinador, sigo pensando que pasa por una alianza con Oporto y ese es un paso que hay que dar cuanto antes, aunque Caballero ni lo ve ni es capaz de darlo.

Verdad y futuro 2

El Instituto Nacional de Estadística(INE) acaba de publicar un estudio comparativo de 19 parámetros entre las ciudades y áreas urbanas de toda España. La primera cosa llamativa en la opinión pública viguesa es que los medios habitualmente portavoces del alcalde Caballero y su gobierno, no han invertido apenas tiempo y espacio en reflexionar o tan siquiera difundir los resultados del Urban Audit, que es el nombre del informe y cuyo resumen le ofrecemos en este enlace.

Ha sido desde Atlántico Diario con la opinión ponderada de Pepe Teo, y desde la Voz de Galicia donde los vigueses han podido enterarse que la ciudad líder, faro y guía de la humanidad, es decir Vigo, queda peor colocada que nuestra área de influencia y lo que es peor, que en niveles de renta familiar disponible somos los cuartos, detrás de Santiago, A Coruña e incluso Pontevedra. Tambien es cierto que somos la quinta ciudad de España en porcentaje de empleo industrial. Pero los datos fríos del INE, que creo que no han sido adulterados por Feijoo, el lobby coruñés o los antivigueses de nuevo y viejo cuño, dicen que Vigo ya no es el Eldorado, el sueño dorado de vida que fuimos como ciudad en el siglo XX.

De la lectura de los datos fríos de Urban Audit se deriva que el área metropolitana como institución nos hará más fuertes, y que es por esa vía que podremos corregir debilidades gordas que tenemos en el sector servicios donde estamos a la cola de España. La segunda lección es que debemos reorientar nuestro modelo industrial: aeronáutica, TICs, área de industria verde son nichos de empleo y futuro que deben ser potenciados desde las políticas públicas de promoción económica. Como verán, se parece bien poco a lo que hacen y dicen nuestras élites, aún más grave es que ningún grupo municipal, ningún sindicato o asocociación patronal y ninguno de los medios de comunicacion líderes hayan dicho una sola palabra sobre el asunto.

Este Urban Audit sería el perfecto orden del día parala reunión Caballero-Feijoo, pero me temo que las preocupaciones de ambos líderes no van por esta vía. Esperaremos y es necesario que la sociedad civil viguesa se organice para impulsar una nueva y realista agenda que responda a los problemas de Vigo y no a las preocupaciones de sus élites.

La complicidad de las élites 6

Los recientes informes de los técnicos del Banco de España sobre la estafa masiva de venta de acciones de Bankia viene a demostrar lo que venimos denunciando desde hace algunos años en esta página sobre la absoluta complicidad entre las élites políticas, económicas y mediáticas en el saqueo y rapiña de la economía y el patrimonio de la sociedad española.

Cuando se vendieron preferentes a pobres jubilados, analfabetos, trabajadores manuales, minusválidos, los que tenían que controlar que no se produjeran abusos eran Miguel Ángel Fernández Ordóñez, militante de PSOE y presidente del Banco de España, y Julio Segura, ex militante del PC y nombrado por el PSOE para presidir la CNMV. Dos hombres de la izquierda y un gobierno socialdemócrata de Zapatero y José Blanco toleraron una burla y apropiación masiva de rentas de los trabajadores. Y son los mismos protagonistas los que le cubrieron las espaldas al inmoral de Rodrigo Rato y al golfo de Blesa aprobando y jaleando la venta de acciones de Bankia a más de 337.000 pequeños accionistas que fueron estafados gracias a unas cuentas y una contabilidad falsa.

Aquí en Galicia pasó lo mismo. Las presiones de José Blanco y Abel Caballero llevaron a que Miguel Ángel Fernández Ordóñez le dijera al presidente Feijóo que solo se haría la fusión si tragaba con Gayoso como jefe de la nueva entidad fusionada. Feijóo tragó y la fusión que Caballero definió como una absorción terminó costando más de 10.000 millones y tres mil empleos porque Méndez y Gayoso tenían toda la basura de crédito a sus amigos escondida en los cajones que el Banco de España no abrió desde 2004 a cambio de favores y privilegios, no sólo a las cúpulas del Banco de España y del gobierno y partido socialista, sino también a los propios técnicos encargados de la supervisión y a los auditores, que vaya casualidad, siempre el mismo, Deloitte.

Mierda y más mierda. Es el momento de limpiarla y es el momento de que el 24 de mayo Caballero y sus cómplices por acción y omisisión del BNG y el PP paguen en las urnas el saqueo de una caja de ahorros que era del pueblo Vigo desde hacia mas de 100 años y que ni las guerras ni corporaciones de todo pelaje fueron capaces de hundir. Recuerden, hay que barrer democráticamente con votos estas élites que han hecho tanto daño a tantos siendo ellos tan pocos.

Las dos Galicias, el otro Vigo 6

Trabajo todos los días en un centro de salud que atiende a la población infantil del barrio de Teis, aquí en Vigo. Un barrio de clase trabajadora, de la llamada clase media-baja y que tiene un porcentaje cada día mayor de población inmigrante. Constato todos los días los frutos de la crisis, más desigualdad y más riesgo de exclusión. Lo palpo, no me lo cuentan ni me lo dicen los informes y las gráficas. Es más, me desespero y me entristece porque esta ciudad, que aprobó una carta de derechos de los niños hace 20 años, sin embargo no ha sido capaz de diseñar y aprobar un plan de lucha contra la pobreza infantil a pesar de llevar desde 2008, en pleno impacto de la crisis financiera sobre nuestra ciudad.

Tengo complejo de aguafiestas, porque mientras yo hablo de pobreza infantil, severa en algunos casos y absolutamente muchos más de los deseables, desde el Concello de Vigo me contestan con aquello de aceras y más aceras. Según cifras del gobierno municipal, habremos dedicado en 7 años 140 millones de euros a aceras y no llegarán a 5, es decir, nada menos que 30 veces menos, a luchar contra la exclusión social y la pobreza mediante el cheque social. Pues, valiéndonos de los informes que tanto les gustan a algunos, el informe publicado por la Xunta de Galicia el 22 de Julio de 2014 me da la razón y certifica el absoluto declive y calamitoso estado de nuestra ciudad que vengo mencionando en esta página. Son Pontevedra y Orense las provincias de Galicia con mayor porcentaje de pobreza infantil, 8,16% y 8,02% respectivamente, medido por número de hogares en riesgo. Ya después, al bajar al territorio de las 5 áreas más expuestas a la pobreza infantil, resulta que dos somos Vigo y sur de Pontevedra. Vigo, mayor ciudad y antiguo motor económico de la comunidad de Galicia, ¿recuerdan?. ¿Cómo hemos podido llegar a esto?, seguro que muchos de ustedes saben la respuesta al igual que yo.

Esta sí que es la realidad de nuestra ciudad y área metropolitana y en el Concello de Vigo mientras, como ayer en el día de Galicia, silbando relajadamente y en los presupuestos hormigonando y poniendo granito para beneficio de amigos y élites mientras miles de niños viven en el límite de la exclusión social. Después de todo lo luchado por esta ciudad y sus ciudadanos, de todo el progreso, ¿es este el futuro brillante que nos espera?. Por eso, para luchar contra la pobreza, para hacer menos aceras, para acabar con el amiguismo, las élites y la corrupción, para tener el Vigo que sus ciudadanos se merecen, por todo esto y mucho más, reclamo el cambio democrático el 24 de Mayo de 2015. ¡Más atención a las personas y menos contratos a las constructoras!

¿Permuta o pelotazo? 2

Hemos recibido informaciones inquietantes sobre el cambio de uso que se está tramando para el antiguo edificio que era la sede central de Caixanova en Vigo.

El edificio central de la antigua Caixagalicia en A Coruña, cuando hizo falta liquidez por la nefasta gestión de Méndez, se vendió a un fondo o sociedad inmobiliaria perteneciente al señor accionista mayoritario de Inditex, Amancio Ortega. Caixagalicia y después Novacaixagalicia, pasaron a pagar un alquiler. Los nuevos propietarios de Abanca han decidido recuperar la propiedad, puesto que han seguido al pie de la letra el nefasto acuerdo de Julio Fernández Gayoso por el que se cedía la sede fiscal a A Coruña. Para recuperar la propiedad, le ofrecen al señor Amancio Ortega la permuta del edificio de A Coruña, que pasaría a ser propiedad de Abanca, y don Amancio se haría con el edificio de la antigua Caixanova, ubicado en el cruce de las calles Colón y García Barbón de Vigo. La explicación por los nuevos propietarios de Abanca es clara, en Vigo no hay servicios centrales, y con el antiguo edificio de los anteriores servicios informáticos de la extinta Caixanova les es más que suficiente para sus necesidades de jefatura de zona. Para Amancio Ortega la cosa está también clara, más de 5.000 metros cuadrados en pleno centro de Vigo es también un magnífico negocio.

¿Dónde reside entonces el problema?, sólo en la necesaria autorización municipal del cambio de uso del edificio. Pues bien, señores del Ayuntamiento de Vigo, señor Abel Caballero, plántense y digan no al cambio de uso y defiendan ahora lo que ustedes y Julio Fernández Gayoso entregaron antes, en bandeja de plata, a A Coruña.

Así Vigo no irá bien 1

He estado callado unos días, quise ver qué pasaba con las nuevas caras del PSOE pero también quise ver qué pasaba en Galicia. Del PSOE hablaré otro día pero como decimos en Galicia, non cheira ben, creo que no hubo cambio y sí creo que hubo un apaño de unas élites que quieren seguir abusando de su poder institucional y orgánico, pero dejemos que hablen los hechos, a veces solo hay que esperar.

Ahora bien, lo de la relación Vigo – Galicia me moviliza. Si en algún momento pude pensar que no harían falta nuevos agentes políticos para producir el cambio, los hechos me devuelven a la exigencia de un cambio posible y necesario. El fracaso de Caixanova, la fusión, el saqueo…, hubo responsabilidades en las élites de Vigo, representados por el trío Gayoso-Pego-Caballero que cedieron la sede a cambio de sus chanchullos. Ahora, llega Núñez Feijóo y la remata, tomando la decisión de fijar la sede de A Fundación en A Coruña. El señor Nuñez Feijóo, además de cometer un error gravísimo, ha perdido la oportunidad de pasar a la historia de Galicia como un hombre de equilibrio entre el norte y sur de Galicia.

Los errores de Abel Caballero no justifican que el señor Núñez Feijóo tome una decisión que desequilibra todavía más el resultado de la fusión. Es demasiado serio pero Vigo ha perdido por dos goles injustos. Un gol, la sede de Novacaixagalicia, nos lo metieron las élites de Vigo, pero este segundo gol nos lo mete un presidente censado en Vigo y al que yo consideraba una persona equilibrada y justa.

Así no, ni con Abel Caballero ni con Nuñez Feijóo, Vigo necesita cambio, pero cambio seguro, cambio drástico, cambio en favor de los ciudadanos, cambio que toque los intereses de las élites, cambio que toque los intereses de Abanca para que el señor Escotet sepa que nada es gratis.

Mañana hablaré de una operación urbanística donde tiene interés Abanca, de permutas de edificios y de otras cosas. Mañana explicaré cómo se defiende Vigo frente a esa agresión gratuita de situar la sede de A Fundación en A Coruña. Menos declaraciones grandilocuentes y más actos defendiendo los intereses de Vigo, aunque suponga enfrentarse a Amancio Ortega.

¿Por qué nos callamos? 6

La gloriosa opinión pública y publicada de Vigo ha pasado en silencio por los datos estruendosos del informe Ardán, que como algunos de ustedes sabrán, se empezó a redactar en 1994, cuando presidía el Consorcio de la Zona Franca un tipo llamado Carlos Alberto González Príncipe.

Me empeñé en que desarrollando el plan estratégico de Vigo de 1993, aprobado solemnemente por el comité ciudadano en un acto realizado en el salón regio del Círculo Mercantil para realzar que era un plan de toda la ciudad, de su sociedad civil, Vigo tuviera un observatorio empresarial de toda Galicia y un observatorio socioeconómico del área metropolitana. Decidimos que el observatorio empresarial de Galicia lo desarrollase el Consorcio de la Zona Franca y la Fundación Provigo se encargase el observatorio socioeconómico del área metropolitana de Vigo. 20 años después, el informe Ardán todavía existe, pero la Fundación Provigo vegeta, más en estos últimos 7 años, y del observatorio que dirigió durante un tiempo el señor Outes, reciente candidato de IU para el Parlamento Europeo, nunca más supimos.

Resumiendo lo que nos muestra el informe Ardán 2014, hace 20 años eramos la ciudad número uno en la economía gallega y la única que tenía datos semestrales para corregir nuestros errores y prepararnos para el futuro. Hoy somos la número dos y a mucha distancia de la primera y no sabemos cómo somos ni cómo estamos en nuestro tejido económico y social. Sin duda, si queremos recuperar liderazgo, tendremos que empezar por saber analizar nuestra realidad socioeconómica y poner en valor nuevas áreas de producción que ayuden a crecer más y mejor. Ese es el cambio.

La autocomplacencia y el narcisismo de hoy son los responsables de nuestro declive demográfico, económico y político. Ni Dios, salvo algunos, levantamos la voz contra esta vergonzosa situación, y así nos va.