Las dos Galicias, el otro Vigo 6

Trabajo todos los días en un centro de salud que atiende a la población infantil del barrio de Teis, aquí en Vigo. Un barrio de clase trabajadora, de la llamada clase media-baja y que tiene un porcentaje cada día mayor de población inmigrante. Constato todos los días los frutos de la crisis, más desigualdad y más riesgo de exclusión. Lo palpo, no me lo cuentan ni me lo dicen los informes y las gráficas. Es más, me desespero y me entristece porque esta ciudad, que aprobó una carta de derechos de los niños hace 20 años, sin embargo no ha sido capaz de diseñar y aprobar un plan de lucha contra la pobreza infantil a pesar de llevar desde 2008, en pleno impacto de la crisis financiera sobre nuestra ciudad.

Tengo complejo de aguafiestas, porque mientras yo hablo de pobreza infantil, severa en algunos casos y absolutamente muchos más de los deseables, desde el Concello de Vigo me contestan con aquello de aceras y más aceras. Según cifras del gobierno municipal, habremos dedicado en 7 años 140 millones de euros a aceras y no llegarán a 5, es decir, nada menos que 30 veces menos, a luchar contra la exclusión social y la pobreza mediante el cheque social. Pues, valiéndonos de los informes que tanto les gustan a algunos, el informe publicado por la Xunta de Galicia el 22 de Julio de 2014 me da la razón y certifica el absoluto declive y calamitoso estado de nuestra ciudad que vengo mencionando en esta página. Son Pontevedra y Orense las provincias de Galicia con mayor porcentaje de pobreza infantil, 8,16% y 8,02% respectivamente, medido por número de hogares en riesgo. Ya después, al bajar al territorio de las 5 áreas más expuestas a la pobreza infantil, resulta que dos somos Vigo y sur de Pontevedra. Vigo, mayor ciudad y antiguo motor económico de la comunidad de Galicia, ¿recuerdan?. ¿Cómo hemos podido llegar a esto?, seguro que muchos de ustedes saben la respuesta al igual que yo.

Esta sí que es la realidad de nuestra ciudad y área metropolitana y en el Concello de Vigo mientras, como ayer en el día de Galicia, silbando relajadamente y en los presupuestos hormigonando y poniendo granito para beneficio de amigos y élites mientras miles de niños viven en el límite de la exclusión social. Después de todo lo luchado por esta ciudad y sus ciudadanos, de todo el progreso, ¿es este el futuro brillante que nos espera?. Por eso, para luchar contra la pobreza, para hacer menos aceras, para acabar con el amiguismo, las élites y la corrupción, para tener el Vigo que sus ciudadanos se merecen, por todo esto y mucho más, reclamo el cambio democrático el 24 de Mayo de 2015. ¡Más atención a las personas y menos contratos a las constructoras!

¡Más madera! 5

Vean los alarmantes datos del censo de población de Vigo y provincia publicados por el INE y que tan atinadamente comenta José Teo Andrés en los artículos de Atlántico Diario de hoy. Lean las informaciones sobre la fachada, otrora emblemática y actualmente completamente abandonada y en un estado lamentable, de los soportales del Berbés que vienen publicándose desde hace varios días en las páginas de Vigo de La Voz de Galicia. Con toda esa información y sin caer en catastrofismos, pensarían que los que nos gobiernan en nuestro Vigo de nuestros pecados, deberían hacer algo distinto de lo que llevan haciendo en los últimos siete años.

Pues no, nuestros gobernantes no piensan así, la respuesta de Abel Caballero y sus muchachos es la que un amigo mío predijo hace unos días desde Santiago de Compostela: más poder para Carmela Silva, ahora también Economía. ¿Recuerdan aquella genial escena protagonizada por los hermanos Marx, “¡más madera!” y se cargaban el tren para alimentar la carrera loca?, ¿se acuerdan de aquella locomotora sin rumbo?, pues el Vigo de 2014 es así,como la película de los Marx, una locomotora en manos de unos gobernantes que no gobiernan más que para sus amigos y las élites mientras la locomotora que fue Vigo se desmorona. Más poder para Carmela Silva. ¿Hasta cuándo?.

Queremos votar, queremos decidir 4

¿Cuál es la diferencia entre que sean los afiliados los que elijan al secretario general de un partido político como el PSOE o que la elección recaiga en los delegados al congreso?. Muy fácil, si votan los afiliados, somos más de doscientos mil, votamos una mayoría de gente normal que no vivimos de la política ni somos profesionales de la política. Para que lo vean más claro, un dato: en el último congreso del PSOE en Sevilla, tras la amarga derrota de noviembre de 2011, el 92% de los delegados era cargo publico, trabajador empleado de la organización o dirigente orgánico del partido. Blanco y en botella.

Es evidente que si queremos conectar con la gente corriente debemos dar la voz a todos los afiliados en las elecciones de todos los secretarios generales y cargos que se presenten a unas elecciones. Así lo defendí en enmiendas que presenté al 36 y 37 congresos del PSOE en 2004 y 2008, y que fueron admitidas por la asamblea local de Vigo y rechazadas en Madrid. No se puede ir de abanderados de la democracia cuando en nuestra propia casa no se respeta.

Lo peor que se puede hacer uno a si mismo es trampa. Si queremos renovar el PSOE dejemos elegir al secretario general por la gente corriente, los afiliados, y quitémosle ese poder de decisión a las élites que han dirigido al partido hasta esta penosa situación política.

Por cierto, las enmiendas que presenté para cambiar el sistema de elección en el partido ni son algo novedoso ni se me ocurrió a mí. Yo lo copié de los socialistas franceses, que llevan haciéndolo casi viente años, y de los socialistas portugueses, que llevan diez.

Los ciudadanos saben

Tras las últimas elecciones europeas, todas las luminarias de la política, los medios de comunicación, las tertulias y blogs se empeñan en interpetrar los arcanos del voto realizado.

Con el máximo respeto por todos, voy a decir algo que creo profundamente y es que en democracia, cuando los ciudadanos votan, saben lo que votan, saben a quién votan y saben para qué y por qué votan a esas personas y no a otras.

Es digno sólo de los prepotentes y líderes peligrosos pensar que los ciudadanos se equivocan votando. He perdido y he ganado y creo que las personas deciden con su voto lo que quieren, lo cual a veces no tiene que coincidir con mi visión del mundo, pero la democracia se basa en respetar las decisiones libres de una mayoría, respetando y tolerando la discrepancia.

No se pongan campanudos los que tocan el cielo del triunfo electoral y recuerden lo que hacían en la vieja Roma al recibir al vencedor: recuerda que solo eres un hombre, y que más dura será la caída.

Aún así, voten

Quiero decirles que la semana pasada ejercí mi derecho al sufragio, emitiendo por correo el voto para las elecciones europeas que se celebran este domingo 25 de mayo.

Mi voto fue para que el candidato socialista Martin Schultz pueda ser el nuevo presidente de la Comisión Europea. Tras el desastre que han supuesto estos anhos bajo la batuta derechista de Jorge Durão Barroso, para el que pidieron el voto el inefable José Luis Rodríguez Zapatero y su edecán José Blanco, necesitamos cambiar la orientacion ideológica de la futura Comisión Europea, visto los errores cometidos por la dirección conservadora desde hace 10 años al frente de Bruxelas.

Desde mi punto de vista, el único cambio factible, el único grupo parlamentario que puede tener un diputado más que el Partido Popular europeo, es el grupo de los socialistas europeos. Por eso, poniéndome una pinza en la nariz, cogí la papeleta del PSOE y la metí con mi certificado censal en el sobre dirigido al presidente de mi mesa electoral. Creo que los socialistas son el único cambio posible y factible hoy en Europa. Otra cosa es en otros niveles más próximos, ahí sí que nuestros votos pueden suponer un vuelco a lo que estamos acostumbrados y provocar el cambio que necesitamos.

Como nunca me canso de decir, quiero cambio y por eso mismo, prefiero a Martin Schultz que a Jean-Claude Juncker. Y hay una sola cosa que le pido a los socialistas si ganan estas elecciones: que acaben con los paraísos y con el fraude fiscal, solo una medida así ya justificaría su presidencia como éxito.

No dejen de votar por favor, sea a quién sea, el voto es un instrumento necesario, aunque no el único, para forzar el cambio.

La carrera de las mentiras

Bueno, ahora que las elecciones europea se encuentran a la vuelta de la esquina, nos van a contar entre todos, toditos de todos los colores, una milonga increíble. Hasta 6 o más conexiones internacionales prevé la ministra Pastor para el aeropuerto de Peinador. Casi tantas como Abel Caballero y sus mariachis. Semejante demanda y Air France dice que no piensa recuperar la segunda conexión con París, cuando llegó a haber tres. Será que las compañías aéreas quieren perder pasajeros y no ganar dinero.

Por favor, no nos tomen por tontos, copiemos lo que funciona bien, por ejemplo, Oporto. El aeropuerto de Sá Carneiro empezó a despegar cuando agentes de la ciudad nombraron al director y equipo directivo del aeropuerto y se desligaron de Lisboa. Ahora quieren privatizar AENA. Ahí les propongo yo una alternativa: devolver la gestión de Peinador a la sociedad viguesa, a su ayuntamiento y a sus operadores económicos. Ese es el cambio, dejar de mentir como bellacos, dejar de llorar, asumir la responsabilidad de dirigir una pieza clave en la economía del sur de Galicia desde el liderazgo del interés público.

Si vamos a dar dinero, por lo menos que sea nosotros decidiendo nuestro futuro, aeroportuario también.

Cambio de papeleta 5

Olvídense, si ustedes quieren, como yo, unas políticas municipales diferentes. Vayan tomando nota de que hemos de cambiar de actores políticos.

Si ustedes no quieren gastar 25.000.000.000 de pesetas, o lo que es lo mismo, 150 millones de euros en aceras sin abrir una nueva calle, todo para dudoso beneficio de empresas como Eiriña, Movex Vial, Hormigones Valle Miñor, sepan que no deben dar su voto ni al PSOE, ni al PP, ni al BNG, porque estos tres partidos han votado en siete presupuestos eso mismo. AGE, que está deseando sentarse en la poltrona, tendrá que darle su voto a las políticas clientelares de Abel Caballero.

Si usted, como yo, piensa que es preciso un plan de empleo juvenil que permita una primera oportunidad de empleo a 1.000 jóvenes menores de 25 años, busque otra papeleta el 24 de mayo de 2015.

Si usted cree que hay que garantizar servicios públicos básicos a familias con escasos ingresos como un bono social para el agua, transporte, comedor infantil, electricidad, etc., vaya buscando otra papeleta.

Si usted cree, como yo, que el PSOE vigués, que prometió 2000 viviendas sociales y no hizo ninguna, le ha estafado, busque otra papeleta.

Si usted quiere otra movilidad en Vigo es posible, más sostenible, como por ejemplo un carril bici, busquemos otra papeleta.

Si usted considera que en vez de tanta acera se podían haber hecho más escuelas infantiles de 0 a 3 años, siga buscando otra papeleta.

Me parece bien este pacto para que se saquen las caretas nuestras élites políticas en Vigo. Si han votado los mismos hormigones y granitos, si trabajan con los mismos contratistas, si avalan las políticas clientelistas de contratar amigos y familiares, es evidente que representan el mismo modelo de ciudad y la misma forma de hacer política. Abel Caballero cambia de pareja y volverá a cambiar, lo que no cambiará es su política de hormigón y clientelismo. Ya bailará con IU o AGE.

Creo sinceramente que Vigo necesita otro modelo de ciudad volcada en las personas y otra forma de hacer política. Ese es el cambio necesario para Vigo, un concello y representantes dignos y decentes. Ustedes y yo tenemos la capacidad de convertir este cambio necesario y posible en una realidad. Señalen el 24 de mayo de 2015 en sus calendarios.

Un trotskista al frente del socialismo francés

Ayer tarde, el consejo nacional del partido socialista francés eligió con un 67,12 por ciento de apoyos a Jean-Cristophe Cambadélis como nuevo secretario general del partido.

Cambadélis militó en su juventud en la OCI, un grupo trotskista francés seguidor de las tesis lambertistas. En esa misma organización militó Lionel Jospin, que llegó a primer ministro de Francia a finales de los años 90. De origen trotskista también son Pierre Moscovici, de la LCR, que ha sido ministro de economía hasta la ultima remodelación del gobierno francés, y que se presiente será nombrado comisario europeo en representación de Francia tras las elecciones al parlamento europeo del próximo 25 de mayo. También fue compañero nuestro, trotskista, Jean-Luc Mélenchon.

Entre Francia y España sigue habiendo diferencias culturales muy grandes. Soy de los pocas personas que he reivindicado y reivindico mi formación y mi cultura trotskista. Otros, demasiados, la ocultan. Decía Willy Brandt, también trotskista en su juventud, que quien a los 20 años no fue trotskista es que no tiene corazón, y quien a los 40 años no es socialdemócrata es que no tiene sentido común. Hay otra categoría, despreciable, formada por los que ocultan su pasado. Ojo con ellos.

Compartan y difundan

Hace un par de días, les contaba en esta página las “prácticas romanas” del alcalde de nuestra ciudad, que en la situación de crisis actual en una ciudad con 35.000 parados, se permite el lujo de agasajar al Celta de Vigo con 150.000 euros de las arcas municipales a cambio de entradas a repartir para unos pocos ciudadanos. Una gran inversión quizás, para cubrirse de gloria y seguir escodiendo las miserias.

Más tarde ese día, recibí en mi teléfono móvil el siguiente mensaje de texto:

PAN E CIRCO

Abraiante a longa cola que había esa mañá na lonxa do consistorio do Concello de Vigo. A primeira vista, poderíase pensar que esta cola sería para algo importante como, por exemplo, presentarse como candidato a un emprego ofertado no concello dunha cidade con 35.000 parados. Pois non, nada máis lonxe da realidade, ao final da cola obtíñase unha entrada de balde (gratis) para ver o partido do Celta de Vigo en Balaídos. Evidentemente, o de gratis é moi relativo, a gratuidade vén dada polo convenio asinado polo señor Abel Caballero polo que se lle entrega ao Celta de Vigo 150.000 euros.

En Vigo, o actual goberno municipal usa o fútbol como opio do pobo. Unha tradición histórica, no entanto, dos afíns ao autoritarismo, que prefiren o circo ao pan. Non se poderían investir eses 150.000 euros en accións máis útiles e con máis futuro que 90 minutos de partido de fútbol nunha cidade en crise con 35.000 persoas sen traballo?. A resposta é si pero depende dos nosos votos para forzar o cambio democrático nas próximas eleccións municipais do ano 2015.

Como podrán ver, se trata del mismo texto publicado en esta página web pero traducido al gallego. Por lo que sé, este texto lo han estado difundiendo anónimamente gente afín a la CIG. Desde aquí, a pesar de no mencionarme como autor del texto, quisiera agradecerles el que hayan distribuido el texto. Lo importante es que se sepa, a cuanta más gente llegue, más gente se dará cuenta de quién nos gobierna y la necesidad de un cambio democrático que nos traiga nuevos dirigentes, decentes y comprometidos con el ciudadano, que devuelvan esta ciudad al lugar en que merece estar.

Un poco de transparencia presupuestaria

A partir de hoy, ustedes pueden consultar el documento de los presupuestos municipales del año 2014 en esta web, para que los juzguen y valoren como ciudadanos y contribuyentes. Ni en la web oficial del Concello de Vigo ni en las webs de los partidos municipales los verán. Es la primera vez que se hace en la historia municipal de Vigo y demostramos que, si se quiere, se pueden cambiar las formas y el fondo. Se puede y se debe cambiar la política en esta ciudad.

Orzamentos Vigo 2014