El menor mal 2

Las personas que hemos gobernado sabemos que no hay solución que contente a todos, y los médicos sabemos que no hay medicamento, por bueno que sea, que no tenga efectos secundarios indeseables. El acierto consiste en elegir la solución o medicamento que produciendo el mayor bien, minimice los perjuicios. Apliquemos este principio terapéutico, generalmente aceptado, para discernir cuál es la solución más favorable para Vigo y los vigueses al asunto de Balaídos.

La primera opción es que el Concello, con el plan actual de Abel Caballero, termine de invertir más de 30 millones de euros, bastante más porque la grada de tribuna ya superó el costo inicial, y que siga siendo propiedad municipal el estadio. Por activa y por pasiva, el accionista mayoritario nos ha dicho a todos, incluso pagando la publicidad, que el así se va y sabemos que hay ya dos ofertas extranjeras en torno a 100 millones de euros para comprar su paquete accionarial. ¿Preferimos los vigueses un propietario foráneo y pagar más de 30 millones de euros por el arreglo del campo? ¿por qué tenemos que gastar 30 millones públicos para que se beneficien unos accionistas privados en 100 millones de euros?. Es evidente que esta solución es mala para Vigo.

La segunda opción pasa por un acuerdo Concello-Mouriño para construir el campo del Celta en los antiguos terrenos de GEA(Grupo Álvarez en Lavadores, Cabral). El señor Mouriño seguiría siendo la referencia accionarial del Celta pero el Concello de Vigo tendría que primero parar la inversión en Balaídos, y después pensar que haría con los terrenos del estadio, porque si el Celta juega en su estadio no hay equipo para ese estadio de Balaídos, que caería en desuso y veríamos el declive de ese barrio como estamos viendo ahora lo que ha pasado con el traslado y cierre del Hospital Xeral. Esta solución, en cualquier caso, nos deja con un estadio sin uso y por tanto no tiene ningún sentido que el Concello y la Diputación sigan enterrando dinero público en unas gradas que no van a tener ni equipo ni aficionados.

La tercera opción es que el señor Mouriño consiga un acuerdo con el Concello de Mos, o el de Redondela, o el de Porriño, o el de Gondomar, o el de Nigrán y decida construir el nuevo estadio y la ciudad deportiva del Celta fuera de Vigo. Eso es lo que hizo el Espanyol cuando se fue a Cornellá y abandonó Barcelona municipio. Esta solución no es buena para Vigo, se nos cae un barrio y nos sobra un estadio que no tendrá equipo. En este caso, ¿qué sentido tiene seguir enterrando dinero público en un estadio que no va a tener usuarios, y para el comercio y hostelería de zona Traviesas-Fragoso se acabaron los días de partido y las recaudaciones?. Seguro que algunos no podrían soportarlo. Esta solución no es mala, es horrible, la peor.

Por último, queda la solución que no quiere Abel Caballero: un acuerdo que permita que el estadio pase a ser del Celta pero que parte del Celta sea municipal, para que ahora y en el futuro podamos como ciudad estar al tanto y controlar lo que se hace en el club. En esta hipótesis, hay que parar de enterrar dinero público y negociar con luz y taquígrafos el futuro de la sociedad anónima deportiva R.C. Celta de Vigo con participación municipal. A mi ver, esta es la mejor solución para el barrio, mejor para la ciudad y mejor para el Celta, porque así no cambia la propiedad y se ancla un accionista fiable.

Hasta aquí mi ejercicio de razonamiento. Ahora asistamos a lo que pasa, pero lo sensato y lo mejor para Vigo es un acuerdo. A este gobierno, a los grupos municipales, a los accionistas mayoritarios del Celta: echarle paciencia, imaginación e inteligencia para llegar a buen fin.

Verdad y futuro 2

El Instituto Nacional de Estadística(INE) acaba de publicar un estudio comparativo de 19 parámetros entre las ciudades y áreas urbanas de toda España. La primera cosa llamativa en la opinión pública viguesa es que los medios habitualmente portavoces del alcalde Caballero y su gobierno, no han invertido apenas tiempo y espacio en reflexionar o tan siquiera difundir los resultados del Urban Audit, que es el nombre del informe y cuyo resumen le ofrecemos en este enlace.

Ha sido desde Atlántico Diario con la opinión ponderada de Pepe Teo, y desde la Voz de Galicia donde los vigueses han podido enterarse que la ciudad líder, faro y guía de la humanidad, es decir Vigo, queda peor colocada que nuestra área de influencia y lo que es peor, que en niveles de renta familiar disponible somos los cuartos, detrás de Santiago, A Coruña e incluso Pontevedra. Tambien es cierto que somos la quinta ciudad de España en porcentaje de empleo industrial. Pero los datos fríos del INE, que creo que no han sido adulterados por Feijoo, el lobby coruñés o los antivigueses de nuevo y viejo cuño, dicen que Vigo ya no es el Eldorado, el sueño dorado de vida que fuimos como ciudad en el siglo XX.

De la lectura de los datos fríos de Urban Audit se deriva que el área metropolitana como institución nos hará más fuertes, y que es por esa vía que podremos corregir debilidades gordas que tenemos en el sector servicios donde estamos a la cola de España. La segunda lección es que debemos reorientar nuestro modelo industrial: aeronáutica, TICs, área de industria verde son nichos de empleo y futuro que deben ser potenciados desde las políticas públicas de promoción económica. Como verán, se parece bien poco a lo que hacen y dicen nuestras élites, aún más grave es que ningún grupo municipal, ningún sindicato o asocociación patronal y ninguno de los medios de comunicacion líderes hayan dicho una sola palabra sobre el asunto.

Este Urban Audit sería el perfecto orden del día parala reunión Caballero-Feijoo, pero me temo que las preocupaciones de ambos líderes no van por esta vía. Esperaremos y es necesario que la sociedad civil viguesa se organice para impulsar una nueva y realista agenda que responda a los problemas de Vigo y no a las preocupaciones de sus élites.

E din que chove 2

Sólo hay algo peor que las personas que se empeñan en no ver ni oír la realidad que los rodea, esa vieja táctica de la avestruz consistente en enterrar la cabeza. Sólo es peor cuando las personas, instituciones y medios de comunicación que tienen la obligación moral de informar y advertir a las comunidades, ocultan, deforman o dicen medias verdades para seguir gozando de sus privilegios de un modelo productivo caduco que nos lleva como sociedad al declive. Son los datos del IGAE, INE y ahora también el avance del Informe Ardán 2015, quienes ponen blanco sobre negro algo que llevamos diciendo desde esta esquina del cuadrilátero desde hace mucho tiempo: Vigo está en declive demográfico y económico.

Por primera vez en la historia de Vigo desde que recibimos el título de ciudad, hace algo más de 200 años, nuestro crecimiento vegetativo es negativo, es decir, se mueren más vigueses que personas nacen. Si no hay futuro demográfico, y esto lo saben todad las naciones y sociedades, no hay futuro alguno. Y esa desgracia nos ha llegado. La población fértil, los chicos y chicas de menos de 30 años, en Vigo ha perdido más de 20.000 personas entre 2004, que eran 103.874, y 2014, que son simplemente 82.425. En A Coruña el descenso de ese mismo grupo de población fue solo de 13.700 . ¿Y por qué se van estos chicos y chicas?, porque no tenemos ni buenos empleos para ellos ni oferta de vivienda asequible. Me pregunto yo dónde están las 6.000 viviendas públicas que nos prometió la pareja Abel Caballero – Carmela Silva.

Vayamos a las empresas también: en 2011, según el informe Ardán, teníamos 10 empresas entre las 50 mayores de Galicia, en el avance publicado ayer con datos de cierre del ejercicio de 2013, solo tenemos 6. Arteixo, provincia de A Coruña, tiene nada menos que 22. ¿Y qué pasa en Vigo mientras?, pues que vivimos en el declive y nos peleamos entre nosotros por la poltrona, véase el espectáculo de las elecciones de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, o las mareas  mareantes que surgen por doquier. El futuro de esta ciudad que asombró a Galicia y España con su pujanza en el siglo XX es cada día más sombrío y los líderes callan como canallas.

El cambio que necesitamos en las elecciones municipales el 24 de mayo es volver a ser la ciudad número 1 en crecimiento demográfico, económico, social, político y cultural. No se puede ni se debe aspirar a menos. Solo así le daremos vuelta a estos diez años de declive que llevamos sufriendo.

La decencia se abre paso

Estoy recibiendo con mucha alegría las noticias que dan la victoria a la gente decente en Grecia. Necesitamos como el aire y como el agua gente limpia para hacer un mundo mejor.

Hoy Atenas, donde Tsipras perdió hace años. El 24 de mayo, Vigo, contra el nepotismo, los enchufes y la corrupción.

Élites enfermas y caducas 3

El declive de las sociedades empieza por el declive de las personas que las dirigen. Las grandes corporaciones, las naciones o las ciudades entran en época de declive cuando sus dirigentes son incapaces de diseñar un marco de futuro atractivo y novedoso y, además, crean conflictos inútiles que no conducen a ningún éxito.

La historia reciente de Vigo se asemeja mucho a lo que hemos descrito. Somos una ciudad que si antes era admirada y puntera y querida, ahora aparece enfrentada y antipática. Abrimos frentes de batalla todos los días, abrimos conflictos pero no cerramos ninguno y no tenemos aliados. Éramos la economía número uno de Galicia y hemos pasado a ser una segundona, informe Ardán dixit, y nadie quiere abrir el debate sobre un futuro que no dependa sólo de papá PSA-Citroën. Éramos la ciudad que mas crecía en España y Europa occidental en el siglo XX y nos hemos estancado demográficamente y nadie habla del invierno demográfico. Éramos la ciudad de las oportunidades y de la igualdad de las clases medias y ahora tenemos trabajadores pobres y la segunda tasa de paro más alta de las ciudades gallegas.

Pero lo increíble es que el debate político y la confrontación sea la rotonda de Coia y el barco que se pondrá allí o no. Nada se dice de recuperar un banco de Vigo, por y para los vigueses. Nada de recuperar y municipalizar el agua. Aquí, al contrario que en otras ciudades como París, las élites socialistas prorrogan la concesión y calla todo el mundo, ¿por qué será?. El fracaso escolar no se ha debatido en los últimos 8 años en un pleno o órgano municipal. No han sido capaces en 8 años, con los mayores recursos financieros de la ciudad, de diseñar un plan de lucha contra la pobreza. Nuestra cultura no vive un buen momento, fuimos la ciudad de la movida y en 8 años nuestros representantes no han presentado ni tan siquiera un plan de coordinación de museos locales o de una programación conjunta aunando sector público y privado. Los niños de Vigo tienen una carta de derechos aprobada en el inicio de los años 90 y no se ha reunido ni una sola vez. Eso si, hormigón y granito tenemos para rato y han hecho más ricos a unos amiguetes de todos esos representantes.

Porque aquí esta el problema, el gobierno municipal y sus representantes no tienen ni un proyecto innovador ni valores éticos, pero la oposición tampoco y los capos de la sociedad como Gayoso, Pego, Manuel Fernández de Sousa y las suspensiones de pagos de Barreras y Vulcano nos dicen que si queremos cambio hay que echarlos democráticamente con votos el próximo 24 de mayo de 2015. A ello hay que ponerse, a construir una alternativa que le diga sí al futuro, sí a vigo y a los vigueses.

¡Cuba va! 2

Nuestras generaciones fueron impactadas por el hecho de la revolución cubana, que empezó como una gran ilusión y nos llevo a la decepción al ver que unas élites secuestraron la esperanza de una sociedad diferente con la complicidad de los torpes americanos que decretaron un bloqueo que dio oxígeno al castrismo y unos soviéticos que aprovecharon la ocasión para matar la ilusión de que otra sociedad era y es posible.

El 17 de diciembre es un gran paso para Cuba y un pequeño paso para la humanidad. El objetivo: una sociedad más libre y justa. Cuando en agosto 1993, Carlos Solchaga, enviado por Felipe cuando ya no era ministro y era portavoz del grupo parlamentario socialista, le plantea a Fidel Castro, tras la caída del muro de Berlín, la necesidad de hacer cambios sociales y democráticos para que el estado de bienestar fuese el futuro de la revolución cubana. Fidel le dijo que de acuerdo, pero sin revanchas tipo Ceaucescu y con la necesaria colaboración de Estados Unidos. Esa transición empieza hoy su penúltimo capítulo con el paso dado por Obama y el hermano de Fidel, Raúl Castro, que ya se hace sitio en la historia.

¡Cuba va!, decían en una canción de Silvio, Pablo y otros compañeros de la nueva trova. Creo que esto va bien para los cubanos y para la gente decente del mundo.
Empieza el cambio en Cuba. Y en Vigo tenemos que hacerlo después del 24 de mayo de 2015, con más votos para el cambio que para el inmovilismo cutre y facha de Abel Caballero.

Sin alternativa no hay cambio 7

Parece que los peores augurios se pueden hacer realidad. El BNG primero y el PP después, se han abrazado a Abel Caballero y su política clientelar basada en aceras, enchufes y subvenciones dirigidas a dividir a la sociedad viguesa en buenos y malos, y así es como lo pagan.

Abel Caballero protestó contra la fusión hasta que Gayoso fue presidente de la fusionada Novacaixagalicia y se negó a retirarle la medalla de la ciudad a pesar de estar procesado. Prometió un estatuto de ciudad singular y cuatro grandes proyectos y nada de eso se ha hecho en 8 años. Prometió un mar de grúas y pleno empleo y tenemos más parados, más trabajadores pobres y más familias en riesgo de exclusión que nunca, excepto aquellos agraciados por un enchufe. Prometió 6.000 viviendas municipales y no solo no hizo ninguna, sino que vendió las que le dejé hace 20 años en la calle Rosalía de Castro. Arregló 400 calles con nuevas aceras, alguna como Porta do Sol dos veces en 6 años, pero no hizo una sola calle nueva o un solo vial nuevo. Cuando llegó éramos la capital económica de Galicia y ahora somos la número dos sin visos de volver al número uno en mucho tiempo. Cuando llegó estábamos en el mapa financiero y cedió la sede a A Coruña para salvar los intereses de dos golfos inútiles, pendientes de juicio en la Audiencia Nacional y por primera vez en más de 100 años, manda carallo, no tenemos ninguna entidad financiera propia. Pero el BNG y el PP prefirieron el intercambio de favores y miserias y los dos pagan su error con una bajada electoral importante, un 30% de antiguos votantes dejan de apoyarlos.

Podemos, Gañemos, A Marea y todas las nuevas propuestas que se conocen hasta ahora no son capaces de crear la suficiente movilización entre los vigueses y viguesas que quieren otra política y otra forma de hacer las cosas. Los errores de la Xunta de Galicia, la complicidad de algunos medios de comunicación y un discurso peronista terminaron de aderezar un plato electoral donde Abel Caballero gana porque enfrente no hay un plato ni un cocinero mejor.

Esa es mi lectura de esta encuesta y la moraleja es: si de aquí a abril no aparece una personalidad atractiva que dé seguridad y suponga una ruptura con las élites de la ciudad, con una lista limpia y nueva y un proyecto diferente, es decir, personas en vez de hormigón, estamos condenados a la miseria en la que vivimos otros cuatro años al menos. Nuevas iniciativas emprendedoras en vez de aceras, volver a una gestión pública del agua respetuosa con el medio ambiente, crear un banco de Vigo por y para los vigueses, meterle mano a las contratas y favorecer los méritos sobre los enchufes garantizando la igualdad de todos. Difícil, sí, pero no imposible y en mi modesta opinión necesario para frenar la cuesta abajo sin frenos de Vigo en estos últimos años de desgobierno. Me recuerda esta ciudad a los alegres pasajeros del Titanic, que bailaban mientras el barco se iba a pique. Y ustedes, ¿qué creen que debemos y podemos hacer?.

Lección de humildad 1

La tormenta de ayer, con más de 100 litros por metro cuadrado, demuestra que ante la naturaleza toda obra humana es escasa aunque nos hayamos gastado en los últimos 8 años 140 millones de euros en renovar aceras.

Por otro lado, sí deberíamos aprender de la naturaleza en el caso de Balaídos. Ahora que se van a destinar 30 millones de euros, de entrada, en remodelar el estadio municipal, debería valorarse corregir la barbaridad que se hizo con el río Lagares en 1981 al construir la grada de río sobre el cauce mismo del río. A lo mejor se pueden evitar esas inundaciones crónicas, que los viejos vigieses no recordamos de antes de 1980 cuando el Lagares discurría a cielo abierto. Sería bueno para el río, para los ciudadanos de la zona e incluso para Citroën. Anímense, hagan las cosas bien, respeten la naturaleza que será mejor para todos y todo.

Retrospectiva antes de seguir 2

Como dije ya en una anterior entrada, comenzamos nuevo curso, pero antes de comenzar debemos revisar el pasado, no podemos olvidarnos de las calamidades que venimos arrastrando estos últimos años por el deje de los gobernantes de nuestra ciudad. El declive económico y demográfico de Vigo es incontestable, no las palabras necias de un loco. Les recomiendo que inviertan algo de su tiempo en leer el informe Ardán de 2013 y 2014 y entenderán en dónde nos han metido esos que dicen gobernar y sabrán que es lo que tenemos que hacer los ciudadanos para invertir esta tendencia el próximo 24 de mayo de 2015. Muchísimo dinero malgastado en aceras, en entradas de fútbol como si esto fuese la Roma imperial, en publicidad en medios afines a cambio de silencio, en contratas de gente afín y en un auditorio que es una ruina. Muchísimo dinero que bien podría haber sido invertido en devolver a nuestra ciudad al lugar que nunca debió perder y se merece y que además hubiese redundado en el bienestar de sus ciudadanos a todos los niveles.

Y hablando de gorbernantes, no me quiero olvidar del tema del enchufismo, clientelismo y corrupción que infestan todos los niveles de la política de nuestro país. En Vigo, parece que la gente se va dando cuenta de qué clase de persona y gobernante es Abel Caballero. Hace ya casi un año que desvelé por primera vez (y no última) los “milagros” laborales de los amigos y gente cercana a Abel Caballero, que lleva obrando ya desde 2005 cuando presidía la Autoridad Portuaria de Vigo. Como no pasaba nada y la fiscalía hacía oídos sordos, pues el señor Caballero no ha tenido inconveniente en seguir utilizando el “dedazo” para otorgar trabajos y puestos de empleo a sus afines mientras el paro en Vigo continúa en niveles inaceptables. Y el PP, a pesar de decir que tienen pruebas de nada menos que 200 enchufes del señor Caballero, y el BNG callan y otorgan, como dicen algunos, porque no quieren judicializar la vida pública en Vigo. A mi me parece más bien que también están manchados de culpa y algo tendrán que ocultar. Al menos, a pesar del silencio pagado de algunos medios de comunicación, la calle y los ciudadanos se empiezan a mover ante la pasividad de las autoridades y representantes y ojalá esto traiga resultados como el cambio que no me canso de pedir el 24 de mayo en 2015.

Peinador no despega 7

El declive del Peinador como aeropuerto refleja los problemas de la ciudad de Vigo.

Por un lado, nuestro declive económico se refleja en los fríos números. Nuestro aeropuerto, que llegó a alcanzar 1,3 millones de pasajeros al año, tenía un punto débil: la dependencia en un 50% del pasajero de negocios, es decir, el pasajero ligado a la actividad económica y que usaba las tarifas más caras, porque no las pagaba él, sino su empresa. Por tanto, cuando la crisis llega, baja lógicamente el número de pasajeros, pero las empresas también bajan sus gastos operativos y claro, nosotros estábamos monopolizados por las compañías de alto coste y no éramos sede de ninguna compañía de bajo coste porque se desoyó el consejo de un tipo llamado Carlos Príncipe, que en 2004, en la última campaña para el Senado, reclamó un acuerdo con Ryanair o Easyjet. Vigo no hizo esos acuerdos pero Oporto sí y hoy vemos lo que sufrimos. Incluso para ir a París, Madrid, Barcelona es más barato ir desde Oporto que desde Vigo. ¿Quieren números y datos reales?, lean el magnífico reportaje lleno de datos que firma hoy Carlos Punzón.

El segundo error es que las élites que nos gobiernan, en el Concello de Vigo, en la Cámara de Comercio, Diputación de Pontevedra, Xunta de Galicia y AENA, son torpes, les preocupa más el titular del periódico del día y la foto que ir a buscar soluciones eficaces. Hemos pasado de denunciar las subvenciones a proponerlas, y en vez de buscar un buen médico para nuestro enfermo aeropuerto , acudimos al primer curandero que nos camele. ¿Por qué tres millones y medio solo para los próximos 4 años?, ¿cuál es el objetivo que queremos alcanzar en número de pasajeros y coste medio del billete aéreo?, ¿cuáles son las rutas que permitirán atraer nuevos públicos del norte de Portugal y del resto de Galicia?, ¿qué interconexión e intermodalidad podemos proponer con el tren, autobús, transporte urbano y metropolitano?. De estas cosas ni se habla ni se opina, lo urgente es llegar al 24 de mayo de 2015 al precio que sea, aunque solo sea maquillaje de un grave enfermo. En la política, como en la medicina, si queremos resolver problemas, no se puede tocar de oídas y en Vigo y en Peinador, Abel Caballero ahora y Corina Porro anteriormente, tocaron y tocan de oídas.

Les voy a decir dos buenos puntos de partida. Primero vayan a pedir consejo, pagando, al experto que ha hecho al Aeropuerto de Sá Carneiro un éxito innegable a nivel europeo, se llama Fernando Vieira y lleva 17 años siendo el director de ese aeropuerto hermano. En segundo lugar, ¿por qué si AENA quiere privatizar su gestión, no valoramos participar en esa privatización de Peinador?, más futuro que los casi 150 millones de euros en aceras seguro que tiene. Por eso, para que Peinador se cure de su declive, necesitamos los vigueses el cambio democrático el 24 de mayo de 2015.