Pida perdón 3

Insisto, Abel Caballero tarda en pedir perdón por haber mentido a todos los vigueses, por haberlos sacado a la calle para defender lo indefendible, a su amigo Gayoso y el resto de ladrones, que ahora están en la cárcel por sus jubilaciones millonarias a costa del dinero de los contribuyentes, y que saquearon la caja que Caballero decía defender hasta su hundimiento.