Empresarios así; no, gracias

La dirección de la patronal gallega se va a renovar, bueno, mejor dicho, va a cambiar de cara, pero me temo que los empresarios emprendedores, que algunos habrá, no van a dirigir la Confederación de Empresarios de Galicia.

Esta organización estuvo a punto de desaparecer hace 12 años cuando la presidía el Señor Ramilo, y se produjo una evidente desviacion de fondos públicos previstos para formación,vean la noticia de lavoz. Ahora se va el Señor Fontenla, que tiene un pequeño agujero en su grupo empresarial de 40 millones de euros y el que llega es el Señor Fernández Alvariño que, créanme, no es un genio como empresario, es más, como concesionario de la SEAT en Vigo, estuvo a punto de desaparecer por una nefasta gestión.

En resumen, que en las instituciones empresariales y en las organizaciones sindicales, tenemos empresarios que no emprenden y trabajadores que no trabajan y que llevan liberados décadas… . Así, con dirigentes burócratas, mediocres y alejados de la realidad del día a día, estamos condenados a que los sindicatos y los empresarios se representen sólo a sí mismos, no a los trabajadores y emprendedores, abriéndose así una brecha mayor entre el país real y el país oficial. Necesitamos que el cambio también llegue a estas cúpulas y una nueva generación de dirigentes decentes, honrados, sin hipotecas, renueven el gran pacto social que necesita España y Europa para ganar competititividad y futuro en el siglo XXI. Cambio necesario y urgente de las élites que nos llevaron al foso de la crisis, pero cambio de verdad, no este simulacro.