Paren el baño de sangre en Egipto

Las tropas del ejército y la policía están arrasando los campamentos de los partidarios del islamista Morsi, presidente depuesto por un golpe de palacio hace unas semanas y para el que desde esta página he reclamado la puesta en libertad.

Más de 200 muertos acaban de denunciar los Hermanos Musulmanes, partido islamista que ha dilapidado en un año el enorme caudal de apoyo que tenía. La UE no puede permitir este baño de sangre que solo va a crear más dolor y rencor en los pueblos árabes. La comunidad internacional tiene que defender la libertad sin trampas en todas partes: Egipto, Túnez, Siria, Irán, etc. La democracia en los países árabes es la única salida frente al islamismo, los talibanes y los terroristas de Al Qaeda. La democracia exige tomar partido para parar la masacre que está cometiendo el ejército egipcio. Al Baradei, ¿donde está la voz de los hombres y mujeres demócratas de egipto?, ¿dónde está la izquierda laica, los intelectuales…. ¡Hay que parar la masacre ya¡

Parad el baño de sangre en Egipto y liberad a Morsi

No soy partidario de los islamistas, que han sido incapaces de administrar el enorme caudal de confianza que le dió el puebo egipcio. Es más, su gestión económica fue desastrosa para los intereses de los trabajadores, los campesinos y las escasas clases medias egipcias, incapaces de romper con los privilegios de la oligarquía que se había consolidado en la economía egipcia a la sombra del régimen corrupto de Mubarak. En el terreno de las libertades, los Hermanos Musulmanes se comportaron como lo que son: unos teócratas autoritarios, poniendo en la Constitución sus creencias religiosas que atacan a las libertades individuales y colectivas, como se puede ver en su pisoteo de los derechos de las mujeres, de los coptos o de las organizaciones que defienden los derechos humanos.

Una vez aclarados estos asuntos, quisiera mostrar mi más profundo rechazo a que los militares usen a demócratas como El-Baradei para machacar las pocas libertades restantes y perseguir a aquellos que no les bailan el agua.

Desde aquí hago un llamamiento a que cese toda ayuda económica de la Unión Europea y los Estados Unidos de América mientras no se libere a Morsi, se pongan fuera de prisión a los activistas injustamente detenidos y que no hayan practicado la violencia. Además, por supuesto, es necesario un embargo de armas a los dos bandos para forzar un gobierno de unidad nacional que organice la transición hacia unas elecciones libres y con igualdad de oportunidades, vigiladas por la comunidad internacional.

Egipto, libertad y democracia

¿Cómo se han podido, en 12 meses, despilfarrar las ilusiones de una mayoría del pueblo egipcio que confiaron a los hermanos musulmanes y al presidente Mursi la dirección de ese gran país?. Hoy, en el diario El País, hay un análisis muy preciso de Eva Sáenz Diez,”Los errores de los hermanos”, que arroja luz sobre la situación actual a la que se ha llegado en Egipto, cómo se ha llegado a ella y por qué la autocracia tiene que ser combatida hasta el final.

Suerte y libertad para EGIPTO