Más pobre y más desigual

No lo dice el lobby de A Coruña, ni tan siquiera lo digo yo, lo dice el periódico decano de la ciudad, y los datos los da el Ministerio de Hacienda.
El vigo que heredaremos de la época de Abel Caballero será más pobre y desigual. La renta media ha bajado 3.000 euros anuales quedando en 18.215 euros año. Aún más grave es que 53.000 personas no llegan ni tan siquiera a 12.000 euros al año, es decir, que prácticamente la mitad de los ciudadanos que tienen renta en esta ciudad se quedan lejos de los mil euros por mes.

El problema no son las aceras, el problema es crear más y mejores empleos, y los 150 millones gastados en obras keynesianas han servido sólo para engordar las cuentas de los contratistas y los hormigoneros. Los trabajadores somos menos y ganamos menos ahora que hace 4 años. La prioridad es cambiar el modelo de crecimiento, solo con hormigón Vigo no tiene futuro nada más que para los comisionistas y amigos del régimen. Ese cambio de modelo se debe hacer democráticamente en las urnas el 24 de mayo.

Élites enfermas y caducas 3

El declive de las sociedades empieza por el declive de las personas que las dirigen. Las grandes corporaciones, las naciones o las ciudades entran en época de declive cuando sus dirigentes son incapaces de diseñar un marco de futuro atractivo y novedoso y, además, crean conflictos inútiles que no conducen a ningún éxito.

La historia reciente de Vigo se asemeja mucho a lo que hemos descrito. Somos una ciudad que si antes era admirada y puntera y querida, ahora aparece enfrentada y antipática. Abrimos frentes de batalla todos los días, abrimos conflictos pero no cerramos ninguno y no tenemos aliados. Éramos la economía número uno de Galicia y hemos pasado a ser una segundona, informe Ardán dixit, y nadie quiere abrir el debate sobre un futuro que no dependa sólo de papá PSA-Citroën. Éramos la ciudad que mas crecía en España y Europa occidental en el siglo XX y nos hemos estancado demográficamente y nadie habla del invierno demográfico. Éramos la ciudad de las oportunidades y de la igualdad de las clases medias y ahora tenemos trabajadores pobres y la segunda tasa de paro más alta de las ciudades gallegas.

Pero lo increíble es que el debate político y la confrontación sea la rotonda de Coia y el barco que se pondrá allí o no. Nada se dice de recuperar un banco de Vigo, por y para los vigueses. Nada de recuperar y municipalizar el agua. Aquí, al contrario que en otras ciudades como París, las élites socialistas prorrogan la concesión y calla todo el mundo, ¿por qué será?. El fracaso escolar no se ha debatido en los últimos 8 años en un pleno o órgano municipal. No han sido capaces en 8 años, con los mayores recursos financieros de la ciudad, de diseñar un plan de lucha contra la pobreza. Nuestra cultura no vive un buen momento, fuimos la ciudad de la movida y en 8 años nuestros representantes no han presentado ni tan siquiera un plan de coordinación de museos locales o de una programación conjunta aunando sector público y privado. Los niños de Vigo tienen una carta de derechos aprobada en el inicio de los años 90 y no se ha reunido ni una sola vez. Eso si, hormigón y granito tenemos para rato y han hecho más ricos a unos amiguetes de todos esos representantes.

Porque aquí esta el problema, el gobierno municipal y sus representantes no tienen ni un proyecto innovador ni valores éticos, pero la oposición tampoco y los capos de la sociedad como Gayoso, Pego, Manuel Fernández de Sousa y las suspensiones de pagos de Barreras y Vulcano nos dicen que si queremos cambio hay que echarlos democráticamente con votos el próximo 24 de mayo de 2015. A ello hay que ponerse, a construir una alternativa que le diga sí al futuro, sí a vigo y a los vigueses.

¡Cuba va! 2

Nuestras generaciones fueron impactadas por el hecho de la revolución cubana, que empezó como una gran ilusión y nos llevo a la decepción al ver que unas élites secuestraron la esperanza de una sociedad diferente con la complicidad de los torpes americanos que decretaron un bloqueo que dio oxígeno al castrismo y unos soviéticos que aprovecharon la ocasión para matar la ilusión de que otra sociedad era y es posible.

El 17 de diciembre es un gran paso para Cuba y un pequeño paso para la humanidad. El objetivo: una sociedad más libre y justa. Cuando en agosto 1993, Carlos Solchaga, enviado por Felipe cuando ya no era ministro y era portavoz del grupo parlamentario socialista, le plantea a Fidel Castro, tras la caída del muro de Berlín, la necesidad de hacer cambios sociales y democráticos para que el estado de bienestar fuese el futuro de la revolución cubana. Fidel le dijo que de acuerdo, pero sin revanchas tipo Ceaucescu y con la necesaria colaboración de Estados Unidos. Esa transición empieza hoy su penúltimo capítulo con el paso dado por Obama y el hermano de Fidel, Raúl Castro, que ya se hace sitio en la historia.

¡Cuba va!, decían en una canción de Silvio, Pablo y otros compañeros de la nueva trova. Creo que esto va bien para los cubanos y para la gente decente del mundo.
Empieza el cambio en Cuba. Y en Vigo tenemos que hacerlo después del 24 de mayo de 2015, con más votos para el cambio que para el inmovilismo cutre y facha de Abel Caballero.

Cuestión de prioridades 2

Un gobierno que pierde en los tribunales cinco pleitos por denegar ayudas de emergencia de menos de mil euros y que ha gastado en 8 años más de 150 millones de euros en aceras, merece ser cambiado. Porque el enemigo no somos los otros, el enemigo no somos los ciudadanos. El enemigo de esta ciudad es la pobreza y la prioridad no son las aceras, son las personas. Cada día Vigo es más desigual, hay más diferencia entre familias ricas y familias pobres. Hay trabajadores pobres, es decir, gente cuyos trabajos precarios con bajos salarios no les permiten vivir dignamente.

El reto de los próximos cuatro años no es hacer más obras de ornato sino crear una red de apoyos y servicios públicos que permitan reducir la pobreza y la desigualdad, y eso supone cambiar la agenda y prioridades del próximo gobierno municipal. Para hacer esto, hay que derrotar electoralmente a Abel Caballero y su cuadrilla, justo lo contrario de lo que han hecho el resto de partidos políticos en el Concello en los últimos siete años, en los que todos pactaron alternativamente con él. Ese es el cambio, cambiar la prioridades y los actores del gobierno de Vigo.

La complicidad de las élites 6

Los recientes informes de los técnicos del Banco de España sobre la estafa masiva de venta de acciones de Bankia viene a demostrar lo que venimos denunciando desde hace algunos años en esta página sobre la absoluta complicidad entre las élites políticas, económicas y mediáticas en el saqueo y rapiña de la economía y el patrimonio de la sociedad española.

Cuando se vendieron preferentes a pobres jubilados, analfabetos, trabajadores manuales, minusválidos, los que tenían que controlar que no se produjeran abusos eran Miguel Ángel Fernández Ordóñez, militante de PSOE y presidente del Banco de España, y Julio Segura, ex militante del PC y nombrado por el PSOE para presidir la CNMV. Dos hombres de la izquierda y un gobierno socialdemócrata de Zapatero y José Blanco toleraron una burla y apropiación masiva de rentas de los trabajadores. Y son los mismos protagonistas los que le cubrieron las espaldas al inmoral de Rodrigo Rato y al golfo de Blesa aprobando y jaleando la venta de acciones de Bankia a más de 337.000 pequeños accionistas que fueron estafados gracias a unas cuentas y una contabilidad falsa.

Aquí en Galicia pasó lo mismo. Las presiones de José Blanco y Abel Caballero llevaron a que Miguel Ángel Fernández Ordóñez le dijera al presidente Feijóo que solo se haría la fusión si tragaba con Gayoso como jefe de la nueva entidad fusionada. Feijóo tragó y la fusión que Caballero definió como una absorción terminó costando más de 10.000 millones y tres mil empleos porque Méndez y Gayoso tenían toda la basura de crédito a sus amigos escondida en los cajones que el Banco de España no abrió desde 2004 a cambio de favores y privilegios, no sólo a las cúpulas del Banco de España y del gobierno y partido socialista, sino también a los propios técnicos encargados de la supervisión y a los auditores, que vaya casualidad, siempre el mismo, Deloitte.

Mierda y más mierda. Es el momento de limpiarla y es el momento de que el 24 de mayo Caballero y sus cómplices por acción y omisisión del BNG y el PP paguen en las urnas el saqueo de una caja de ahorros que era del pueblo Vigo desde hacia mas de 100 años y que ni las guerras ni corporaciones de todo pelaje fueron capaces de hundir. Recuerden, hay que barrer democráticamente con votos estas élites que han hecho tanto daño a tantos siendo ellos tan pocos.

Vaya un futuro

En estos 14 días, Vigo ha tenido ante si un debate crucial sobre el futuro de la sociedad. Citroën plantea los límites de su oferta para localizar en Vigo la producción de nuevos modelos, la famosa K9, y pide más sacrificios a proveedores y, lógicamente, a los trabajadores, no sólo de Citroën sino también de las empresas auxiliares. Menores salarios, en forma de menos pagas extras y menos pluses, más ritmo de trabajo. No cerremos los ojos a esto que se le llama deslocalización, que consiste en producir los mismos productos con la misma calidad a menores precios. Es una ley del capitalismo que traspasa fronteras con la internacionalización del mercado y del trabajo.

Frente a ese reto que cuestiona el futuro de nuestra ciudad como area económica y como sociedad económica, las élites de Vigo callan. Abel Caballero, medios de comunicación afines al régimen, empresarios, sindicatos, partidos políticos, Cámara de Comercio, no dicen nada. Nosotros, los que estamos por decirle “síaVigo”, queremos las cuatro íes. Sí, I-I-I-I. Sobre esto iremos hablando pero la primera I, les doy una pista, es la igualdad, esa igualdad que se ha erosionado en los últimos 8 años en la antaño ciudad más igualitaria de Galicia. De las otras íes iré hablando esta semana, estoy convencido de que podemos y debemos cambiar a estas élites corruptas que nos llevan al declive como ciudad.

Retrospectiva antes de seguir 2

Como dije ya en una anterior entrada, comenzamos nuevo curso, pero antes de comenzar debemos revisar el pasado, no podemos olvidarnos de las calamidades que venimos arrastrando estos últimos años por el deje de los gobernantes de nuestra ciudad. El declive económico y demográfico de Vigo es incontestable, no las palabras necias de un loco. Les recomiendo que inviertan algo de su tiempo en leer el informe Ardán de 2013 y 2014 y entenderán en dónde nos han metido esos que dicen gobernar y sabrán que es lo que tenemos que hacer los ciudadanos para invertir esta tendencia el próximo 24 de mayo de 2015. Muchísimo dinero malgastado en aceras, en entradas de fútbol como si esto fuese la Roma imperial, en publicidad en medios afines a cambio de silencio, en contratas de gente afín y en un auditorio que es una ruina. Muchísimo dinero que bien podría haber sido invertido en devolver a nuestra ciudad al lugar que nunca debió perder y se merece y que además hubiese redundado en el bienestar de sus ciudadanos a todos los niveles.

Y hablando de gorbernantes, no me quiero olvidar del tema del enchufismo, clientelismo y corrupción que infestan todos los niveles de la política de nuestro país. En Vigo, parece que la gente se va dando cuenta de qué clase de persona y gobernante es Abel Caballero. Hace ya casi un año que desvelé por primera vez (y no última) los “milagros” laborales de los amigos y gente cercana a Abel Caballero, que lleva obrando ya desde 2005 cuando presidía la Autoridad Portuaria de Vigo. Como no pasaba nada y la fiscalía hacía oídos sordos, pues el señor Caballero no ha tenido inconveniente en seguir utilizando el “dedazo” para otorgar trabajos y puestos de empleo a sus afines mientras el paro en Vigo continúa en niveles inaceptables. Y el PP, a pesar de decir que tienen pruebas de nada menos que 200 enchufes del señor Caballero, y el BNG callan y otorgan, como dicen algunos, porque no quieren judicializar la vida pública en Vigo. A mi me parece más bien que también están manchados de culpa y algo tendrán que ocultar. Al menos, a pesar del silencio pagado de algunos medios de comunicación, la calle y los ciudadanos se empiezan a mover ante la pasividad de las autoridades y representantes y ojalá esto traiga resultados como el cambio que no me canso de pedir el 24 de mayo en 2015.

Peinador no despega 7

El declive del Peinador como aeropuerto refleja los problemas de la ciudad de Vigo.

Por un lado, nuestro declive económico se refleja en los fríos números. Nuestro aeropuerto, que llegó a alcanzar 1,3 millones de pasajeros al año, tenía un punto débil: la dependencia en un 50% del pasajero de negocios, es decir, el pasajero ligado a la actividad económica y que usaba las tarifas más caras, porque no las pagaba él, sino su empresa. Por tanto, cuando la crisis llega, baja lógicamente el número de pasajeros, pero las empresas también bajan sus gastos operativos y claro, nosotros estábamos monopolizados por las compañías de alto coste y no éramos sede de ninguna compañía de bajo coste porque se desoyó el consejo de un tipo llamado Carlos Príncipe, que en 2004, en la última campaña para el Senado, reclamó un acuerdo con Ryanair o Easyjet. Vigo no hizo esos acuerdos pero Oporto sí y hoy vemos lo que sufrimos. Incluso para ir a París, Madrid, Barcelona es más barato ir desde Oporto que desde Vigo. ¿Quieren números y datos reales?, lean el magnífico reportaje lleno de datos que firma hoy Carlos Punzón.

El segundo error es que las élites que nos gobiernan, en el Concello de Vigo, en la Cámara de Comercio, Diputación de Pontevedra, Xunta de Galicia y AENA, son torpes, les preocupa más el titular del periódico del día y la foto que ir a buscar soluciones eficaces. Hemos pasado de denunciar las subvenciones a proponerlas, y en vez de buscar un buen médico para nuestro enfermo aeropuerto , acudimos al primer curandero que nos camele. ¿Por qué tres millones y medio solo para los próximos 4 años?, ¿cuál es el objetivo que queremos alcanzar en número de pasajeros y coste medio del billete aéreo?, ¿cuáles son las rutas que permitirán atraer nuevos públicos del norte de Portugal y del resto de Galicia?, ¿qué interconexión e intermodalidad podemos proponer con el tren, autobús, transporte urbano y metropolitano?. De estas cosas ni se habla ni se opina, lo urgente es llegar al 24 de mayo de 2015 al precio que sea, aunque solo sea maquillaje de un grave enfermo. En la política, como en la medicina, si queremos resolver problemas, no se puede tocar de oídas y en Vigo y en Peinador, Abel Caballero ahora y Corina Porro anteriormente, tocaron y tocan de oídas.

Les voy a decir dos buenos puntos de partida. Primero vayan a pedir consejo, pagando, al experto que ha hecho al Aeropuerto de Sá Carneiro un éxito innegable a nivel europeo, se llama Fernando Vieira y lleva 17 años siendo el director de ese aeropuerto hermano. En segundo lugar, ¿por qué si AENA quiere privatizar su gestión, no valoramos participar en esa privatización de Peinador?, más futuro que los casi 150 millones de euros en aceras seguro que tiene. Por eso, para que Peinador se cure de su declive, necesitamos los vigueses el cambio democrático el 24 de mayo de 2015.

Portugal es diferente 3

Leyendo las informaciones de los últimos días sobre el escándalo y estafa del grupo Espírito Santo en Portugal, verán que la política, en el fondo, no se trata de ser de derechas o de izquierdas, sino que las personas que la ejercen sean decentes o indecentes.

Ricardo Salgado, jefe del clan familiar Espírito Santo, era conocido como DDT o “dueño de todo”. Fue el asesor del primer ministro socialista Jose Sócrates, al que convenció para pedir el rescate de la troika, ese rescate que tanto dolor y miseria ha causado al pueblo portugués. Mientras le decía a los portugueses que vivían por encima de sus posibilidades, el estafador de Ricardo Salgado generaba un agujero negro de 7.000 millones en su grupo empresarial. Ahora, un gobierno de derechas lo ha apartado de la dirección del BES, segundo banco portugués. En su última jugada, intentó colocar al frente del BES a un viejo conocido de los españoles, Alfredo Sáenz, el banquero condenado por los tribunales españoles y que el gobierno socialista de Zapatero indultó. El gobierno conservador de Santos Coelho no aceptó la componenda.

Como se puede comprobar, cada vez que el poder político se mezcla con las finanzas, paga el pueblo. Por eso digo claramente que nuestro adversario es el poder financiero, esas élites que se preocupan de sus privilegios y condenan a la sociedad a la desigualdad creciente. Es una cuestión de ser igualitarios y decentes, otro ejemplo reciente de indecencia de las élites lo tienen con la confesión hecha por el expresidente Jordi Pujol. El cambio democrático es acabar con esas prácticas y moralizar la vida pública. Ni más ni menos.

Las dos Galicias, el otro Vigo 6

Trabajo todos los días en un centro de salud que atiende a la población infantil del barrio de Teis, aquí en Vigo. Un barrio de clase trabajadora, de la llamada clase media-baja y que tiene un porcentaje cada día mayor de población inmigrante. Constato todos los días los frutos de la crisis, más desigualdad y más riesgo de exclusión. Lo palpo, no me lo cuentan ni me lo dicen los informes y las gráficas. Es más, me desespero y me entristece porque esta ciudad, que aprobó una carta de derechos de los niños hace 20 años, sin embargo no ha sido capaz de diseñar y aprobar un plan de lucha contra la pobreza infantil a pesar de llevar desde 2008, en pleno impacto de la crisis financiera sobre nuestra ciudad.

Tengo complejo de aguafiestas, porque mientras yo hablo de pobreza infantil, severa en algunos casos y absolutamente muchos más de los deseables, desde el Concello de Vigo me contestan con aquello de aceras y más aceras. Según cifras del gobierno municipal, habremos dedicado en 7 años 140 millones de euros a aceras y no llegarán a 5, es decir, nada menos que 30 veces menos, a luchar contra la exclusión social y la pobreza mediante el cheque social. Pues, valiéndonos de los informes que tanto les gustan a algunos, el informe publicado por la Xunta de Galicia el 22 de Julio de 2014 me da la razón y certifica el absoluto declive y calamitoso estado de nuestra ciudad que vengo mencionando en esta página. Son Pontevedra y Orense las provincias de Galicia con mayor porcentaje de pobreza infantil, 8,16% y 8,02% respectivamente, medido por número de hogares en riesgo. Ya después, al bajar al territorio de las 5 áreas más expuestas a la pobreza infantil, resulta que dos somos Vigo y sur de Pontevedra. Vigo, mayor ciudad y antiguo motor económico de la comunidad de Galicia, ¿recuerdan?. ¿Cómo hemos podido llegar a esto?, seguro que muchos de ustedes saben la respuesta al igual que yo.

Esta sí que es la realidad de nuestra ciudad y área metropolitana y en el Concello de Vigo mientras, como ayer en el día de Galicia, silbando relajadamente y en los presupuestos hormigonando y poniendo granito para beneficio de amigos y élites mientras miles de niños viven en el límite de la exclusión social. Después de todo lo luchado por esta ciudad y sus ciudadanos, de todo el progreso, ¿es este el futuro brillante que nos espera?. Por eso, para luchar contra la pobreza, para hacer menos aceras, para acabar con el amiguismo, las élites y la corrupción, para tener el Vigo que sus ciudadanos se merecen, por todo esto y mucho más, reclamo el cambio democrático el 24 de Mayo de 2015. ¡Más atención a las personas y menos contratos a las constructoras!