Anatomía de un pelotazo vigués

Les voy a hablar del pelotazo que vamos a pagar nosotros, los ciudadanos, en los próximos cuatro años al Grupo Puentes y Calzadas vía su empresa Cocheras Olívicas.

Todo empieza cuando el gobierno municipal de la alcaldesa Corina Porro adjudica en abril de 2007, poco antes de las elecciones municipales de mayo que apartarían al PP del poder. Porro y su gobierno le adjudican al grupo Puentes y Calzadas un lote para construir tres aparcamientos: Jenaro de la Fuente, Avenida Castelao y Rosalía de Castro. Acto seguido entra el gobierno de Caballero, que a pesar de los recursos contra la adjudicación hecha por el gobierno del PP, decidió mantener la adjudicación. Y ese mismo gobierno del PSOE-BNG comete a continuación una torpeza que ahora quieren que paguemos todos. El gobierno de PSOE-BNG autoriza a Puentes y Calzadas a constituir una sociedad instrumental, Cocheras Olívicas, al 100% del Grupo Puentes y Calzadas, que fue el ganador del concurso, con un ridículo capital social de 60.000 euros.

El objetivo de esta maniobra era y se demuestra ahora evidente. Si las cosas van mal, y hablamos de una inversión en torno a 11 millones de euros, se deja caer y quebrar a Cocheras Olívicas, y el negocio de la construcción, con sus beneficios, se lo queda el grupo Puentes y Calzadas. Y detrás de la construcción…, que venga alguien y pague o pierda el banco tontaina o listillo que prestó los 11 millones, 200 veces el capital social de la sociedad instrumental o pantalla. El banco listillo resultó ser el Banco Popular.

Nuestro gobierno dirigido por Abel Caballero, primero junto con el BNG en 2008 y después solo, tragó y colaboró. ¿Cómo?, lo iremos demostrando en posteriores entregas, pero les dejo una pista: ¿es tan tonto Abel Caballero y el PSOE como para que se la clave una empresa que recibió la adjudicación de un gobierno del PP que se despedía del poder?, yo no me lo creo.

Un pellizquito para empezar 2

Pues al final teníamos razón.

Durante los últimos dos años hemos venido diciendo el marasmo, el desastre de la gestión del gobierno de Abel Caballero. Había que llegar al 24 mayo tapando las vergüenzas. PP y BNG tragaron, como no. La prensa tragó, como no. Y ahora ustedes y yo pagamos. Pagamos estos más de 6 millones de euros, mil millones de las antiguas pesetas, que son el aperitivo de lo que se nos viene encima. Concesiones y contratos mal hechos, empresas creadas ad hoc para concesiones municipales mal hechas, prisas para inaugurar y magia potagia, comisiones incluidas, ahora son más de 6 millones en los aparcamientos de Puentes y Calzadas. Pero lo que viene después es el Auditorio Mar de Vigo, donde también está Puentes y Calzadas. Apunten ahora 6 millones para ellos y más tarde, antes de diciembre, otros 50 más.

Dos cositas que deben saber: en la asesoría jurídica de la empresa matriz de la concesionaria, Puentes y Calzadas, trabaja como asesor jurídico, y lo hace bien, don Tomás Pérez Vidal, aquel brillante presidente del parlamento gallego por el PP natural de O Barco de Valdeorras. Adjudicó el PP el contrato de aparcamientos en 2007 pero es Abel Caballero y sus gobiernos, incluyendo el bipartito con el BNG entre 2007 y 2011, el responsable de los cambios del pliego que ahora nos van a costar 6 millones de euros de entrada.

Mismas chapuzas, cambios de pliego y contratos, empresas que “extrañamente” coinciden, concejales que “extrañamente” coinciden, alcalde que “extrañamente” coincide. ¿Saben lo que también coincide?, que el agujero lo pagamos ustedes y yo, y las comisiones y los materiales también.

La basura sale a flote 2

Lean con detención las informaciones que hoy publica Carlos Punzón en la edición de La Voz de Galicia, a página completa en la página 6 de la edición escrita. Pasen y disfruten, vean como se amañaban los empleos, forzando a contratar no sólo a la cuñada sino también a la hermana de la pluriempleada Carmela Silva y vean la indecencia de los correos que salían de los ordenadores municipales. Por cierto, a nadie se le ocurre pedir la personación del Concello de Vigo en la causa por claro perjuicio por esos 108.000 euros perdidos. Será que después de millones en aceras para amigos, auditorios en bancarrota y un barco en una rotonda, 108.000 euros pagados con el sudor de la frente de todos los vigueses y viguesas son calderilla para Abel Caballero y su comparsa.

Se demuestra, todo lo que vengo denunciando desde hace años es cierto, y también lo será lo que vamos a saber en los próximos días. Tenemos que intentar el cambio el día 24 de mayo de 2015.

Aeropuerto de José Blanco – Vigo 1

Está de moda ponerle nombre a los aeropuertos. Recientemente, el gobierno de Mariano Rajoy, a propuesta de la ministra Pastor y a título póstumo, bautizaron al Aeropuerto de Barajas con el nombre de Adolfo Suárez.

Ayer, coincidiendo con el 60 aniversario de su nacimiento, gracias al trabajo gratuito de los ciudadanos, se inauguró la nueva terminal del Aeropuerto de Peinador, que nos costó más de 100 millones de euros y ya veremos si este año alcanza los 700.000 usuarios, cifra menor que los que tendrá el aeropuerto de Alvedro, inaugurado en abril de 1991 y que fue la gran obra de Abel Caballero como ministro de transportes del gobierno de Felipe González. Tan magna obra le valió el título de hijo predilecto de A Coruña a don Abel, aunque ahora lo oculte.

Pues al César lo que es del César. Siendo José Blanco el “padre” del mega complejo de Peinador, debería dársele a la infrastructura el nombre de tan benéfico prócer, el mismo que por su dejadez y desidia provocó la exclusión del puerto de Vigo como puerto nodal de la Unión Europea. Si no es así, al menos utilicen su nombre para el gran e infrautilizado parking del aeropuerto de Peinador, con dos de sus cuatro plantas cerradas. De esta forma, todos los vigueses de esta y futuras generaciones recordaremos para siempre quién impulsó semejante despilfarro de dinero público para mayor beneficio, no de los ciudadanos de Vigo como es obvio, sino de la Constructora San José y demás compañías adjudicatarias.

Es preciso que la gente no olvide quién despilfarró nuestro dinero y en qué para que las generaciones futuras no vuelvan a cometer esos mismos errores, que solo se explican por la existencia de sabrosas comisiones que no sabremos quién cobro, aunque nos podamos hacer una idea, ¿verdad?.

¿Despilfarro o inversión? 1

Muy interesante y reveladora la información que publica el prestigioso diario portugués Público sobre el famoso tren Oporto-Vigo, bautizado pomposamente con el nombre de Celta. Según la información elaborada por el equipo de Público, al cumplirse un año de su entrada en funcionamiento las pérdidas serán de un mínimo de 2 millones de euros. Lo más grave es que esta pérdida, que usted y yo pagaremos con nuestros impuestos y nuestros recortes, obedece a un capricho político de la ministra Pastor y el exministro de economía portugués.

Entre las razones de mantener funcionando esta línea daban ambos ministros las razones de fomentar el comercio y el turismo. Pues bien, la ocupacion media ha sido de menos de 30 personas al día por viaje. Se comprenderá que tenemos razones para preguntarnos si, hasta que se modernice la línea, es sensato seguir manteniendo un servicio deficitario y escasamente utilizado. ¿Sería más útil emplear ese dinero, por ejemplo, en potenciar el billete de cercanías Vigo – Pontevedra?. Decidan ustedes, lo que me preocupa es que este debate se le hurte a la opinión pública. Ahí también necesitamos un cambio: debatir sin miedo, abiertamente de la financiacion y funcionamiento de los servicios públicos.

El tren celta no puede ser un capricho de las élites,  debe responder al dinero que gastemos en él y a un consenso mayoritario de las sociedades de ambas riberas del Miño.

Y más circo 1

Estas son las colas que se formaron esta mañana en el Concello de Vigo para obtener “gratuitamente” entradas para asistir en el estadio municipal de Balaídos al partido Celta – Real Madrid del próximo domingo 11 de mayo.
colas_Concello_Vigo_entradas

Entiéndase lo de gratuitas como un eufemismo, esas entradas para unos pocos están pagadas con los impuestos que religiosamente pagamos todos los vigueses. Parecía ayer cuando, desde esta misma web, denunciamos las colas que se formaron en el Concello con el mismo propósito pagado por los mismos de siempre. Como es costumbre, el señor Abel Caballero sigue en sus trece, dilapidando lo que a muchos tanto nos cuesta ganar para ocultar las miserias que atenazan esta ciudad.

¿Entienden ahora lo que vengo diciendo de que en Vigo, el gobierno municipal hace peronismo en vez de socialdemocracia?. No me cansaré de decirlo, si queremos avanzar y mejorar, necesitamos forzar el cambio democrático en las próximas elecciones municipales en 2015.

Pan y circo 6

Sorprendente la larga cola que había esa mañana en la lonja del consistorial del Concello de Vigo. Quisiera agradecer de antemano a la persona que ha tomado la fotografía esta mañana y que ha decidido compartirla para mostrar la otra cara de esta ciudad.
concello_cola_celta
A primera vista, se podría pensar que esta cola sería para algo importante como, por ejemplo, presentarse como candidato a un empleo ofertado en el concello de una ciudad con 35.000 parados. Pues no, nada más lejos de la realidad, al final de la cola se obtenía una entrada gratis para ver el partido del Celta de Vigo en Balaídos. Evidentemente, lo de gratis es muy relativo, la gratuidad viene dada por el convenio firmado por el señor Abel Caballero por el que se le entrega al Celta de Vigo 150.000 euros.

En Vigo, el actual gobierno municipal usa el fútbol como opio del pueblo. Una tradición histórica, no obstante, de los afines al autoritarismo, que prefieren el circo al pan. ¿No se podrían haber invertido esos 150.000 euros en acciones más útiles y con más futuro que 90 minutos de partido de fútbol en una ciudad en crisis con 35.000 personas sin trabajo?. La respuesta es sí pero depende de sus votos para forzar el cambio democrático en las próximas elecciones municipales en un año.