Sus amigos y nuestro dinero 3

Miren con detenimiento estas dos fotos, una la de 4 protagonistas que publica el Faro de Vigo, la otra, la más llena de personajes, la Voz de Galicia. Les voy a contar lo que nadie les dice, una historia de amistades para que sepan quiénes lideran nuestra ciudad y cuán mal usan nuestro dinero para su provecho. El acto en que se enmarcan las fotos es el agradecimiento de la cónsul honoraria de Perú en Vigo, la señora Montenegro, que accedió al cargo hace 5 años. El motivo del agradecimiento es reconocer que el señor alcalde Abel Caballero le cedió gratis los locales y los gastos asociados al mantenimiento de los locales del consulado durante 5 años.

La historia empieza así: la señora Montenegro es la actual esposa del querido Manuel Rodríguez, fundador y presidente del grupo Rodman, que está vendiendo una parte del mismo a la empresa Sonangol, china-angolana, por la bagatela de 100 millones de euros. Pues bien, durante 5 años ustedes y yo, los vigueses, le hemos regalado un local gratis a su mujer que ahora cambia a la calle Sanjurjo Badía a un local “cedido” por la fundación Rodman, propiedad de su esposo que aprovecha el régimen de fundaciones para escaquear dinero en impuestos a la hacienda española.

Sigamos con las fotos y la historia, vean la foto de la Voz de Galicia y comparen con la de Faro de Vigo. El Faro, con sólo 4 protagonistas, le hurta a los lectores la presencia sonriente en segundo lugar por la izquierda del inclito e imputado amigo de Abel Caballero y Manuel Rodríguez, Alfonso Paz Andrade, ex miembro del consejo de administración da la hundida Pescanova pero que tres días antes de la catástrofe, “visionariamente” vendió la mayoría de sus acciones en esa empresa hundida con su brillante dirección. Por eso mismo, en Estados Unidos, estaría en cárcel.

Fíjense, la señora de Rodman, Manuel Rodríguez, Alfonso Paz Andrade, Abel Caballero se ríen, se hacen favores y se homenajean pero esta historia ya venía de antes, de cuando Abel Caballero fue ministro y Rodman, que estaba en Puxeiros, compró por una cantidad simbólica los antiguos astilleros de Ascón en Ríos y en Moaña y se llevó más de 300 millones de pesetas de los años 80 del gobierno donde se sentaba Abel Caballero.

La moraleja de las fotos y la historia detrás de ellas es unos lo entienden bien, y otros no quieren que se sepa que Abel Caballero es lo mismo que Manuel Rodríguez y Alfonso Paz Andrade, son amigos y serán amigos porque tienen intereses comunes que no son los nuestros, los de la gente normal, los vigueses y viguesas que con el sudor de nuestra frente y nuestros impuestos pagamos las verbenas, caprichos y desfalcos de los amiguetes del alcalde.

El 24 de mayo, en poco más de dos meses, debemos ganarles con nuestos votos y devolver la ciudad de Vigo a los viguese normales, volver a hacer de Vigo la ciudad número uno en trabajo, no la número dos en parados como somos con Caballero, y volver a hacer de Vigo una ciudad con futuro para jóvenes y no una fiesta para cuatro carcamales.