Oporto, un ejemplo de cambio para Vigo 2

Ayer los ciudadanos portuenses dieron una lección de madurez democrática al decidir que la candidatura independiente de Rui Moreira ostente la presidencia de la cámara municipal para los próximos cuatro años.

Los dinosaurios presentados por el PSD y el PS quedaron en segundo y tercer lugar, demostrando así los habitantes de la invicta que no aceptan el cambio de cromos que ofrecían los aparatos partidistas.

El cambio político que marca Oporto es muy necesario para esa ciudad hermana, que ha apostado por enterrar el populismo de los viejos caciques locales representado por Luis Felipe Meneses y Manuel Pizarro. Los portuenses le han dicho a los partidos tradicionales que es necesaria otra forma de hacer y otra política, y han provocado un cambio que ojalá llegue a Vigo, basado en la transparencia, austeridad y gestión racional de los recursos públicos. Vamos, que “as contas á moda do Porto” vencieron a los caudillos populistas con promesas localistas imposibles.

A ver si en 2015, aquí en Vigo, hacemos lo mismo. Nos vendría bien para salir de nuestro declive imparable como ciudad.

¿Gobierno de quién y para quién?

Como podrán comprobar en la información ofrecida por el diario digital El Confidencial, la troika, o lo que es lo mismo, los que representan a los poderes económicos de Europa y el mundo, afean la conducta del gobierno español del PP por hacer una legislación a la medida de los presidentes de las antiguas cajas transformadas en bancos.

El gobierno de Mariano Rajoy va a permitir, vía enmienda, que el Señor Fainé y el Señor Medel simultaneen las presidencias de las fundaciones y los bancos que dependen de ellas. Simplificando, controlador y controlado son la misma persona. Con esos tratos de favor con las élites es como quebró la mitad del sistema financiero español representado por las cajas de ahorro.

Lo peor no es equivocarse, lo peor es no aprender y persistir en el error. Zapatero, Rajoy, distintos nombres igual de cómplices con las élites que fagocitan este país. ¡Cambio ya!.

Declaraciones sobre el expediente a Gonzalo Caballero

Os dejo aquí mis declaraciones a medios sobre la apertura de un expediente sancionador a Gonzalo Caballero.

La libertad de expresión y el PSOE vigués 1

Hace ahora tres años, por estas mismas fechas, los mismos con las mismas manos manchadas en todo tipo de abusos y tropelías, me abrieron expediente disciplinario para silenciarme. El expediente nunca lo desarrollaron, todavía está sin teminar y yo llevo 18 meses en un Guantánamo estatutario, con el único objetivo de que no pueda hablar en los órganos de mi partido,el PSOE, al cual llevo afiliado más de 32 años.

Pero no pudieron callar mi voz. Ahora mi compañero, amigo y dirigente, miembro del comité nacional y provincial del PSOE, Gonzalo Caballero acaba de recibir su ración de represión por denunciar que doña Carmela Silva infringe los estatutos del partido en Galicia por tener dos cargos públicos por los que cobra 100.000 euros al año, hecho cierto y comprobable, no hay más que acudir a la hemeroteca. ¿Por qué esta brutal reacción?, simple y llanamente, porque hay más mierda debajo, nepotismo, enchufismo, maluso de las instituciones y fondos públicos del que se puedan imaginar.

El problema no es que haya hombres libres que denuncien los abusos. El problema son quienes cometen abusos, quienes los toleran y quienes los silencian y ocultan a la opinión publica. Mañana, pasado mañana, el otro día y después del otro también, seguiremos luchando para defender la libertad y restituir la verdad y la dignidad a Vigo y los vigueses. Buenas noches y buena suerte.

Enterrarlos en el mar

Ayer, cuando me enteré del lío entre Rafael Louzán, presidente de la Diputación de Pontevedra, y Abel Caballero me pregunté, y pregunté a mis amigos, cuál es el pecado que hemos cometido los vigueses para tener estos mediocres representándonos. Primera respuesta: es lo que hay; segunda respuesta, simplemente el azar. El azar no es controlable,pero la sociedad viguesa puede ofrecer algo mejor que estos mediocres que nos condenan a la muerte lenta como ciudad. Ese es nuestro reto, preparar una alternativa decente. Esto es un compromiso de la gente normal de Vigo, como decía el poeta Rafael Alberti en su conocido poema, “hasta enterrarlos en el mar”.

Siria: otro fracaso de la comunidad internacional

Dos años de masacres, 200.000 muertos, 2.000.000 de refugiados, 1.000.000 de niños con hambre, enfermedad. Esta es la realidad de la Siria de Bachar Al Assad y los islamistas que luchan por derrocarlo.

Han pasado más de dos años con los demócratas del mundo mirando para otro lado y ha sido el último abuso de armas químicas y las imágenes de las víctimas junto a la denuncia de Médicos Sin Fronteras para que nos sintamos concernidos. Así pasó con Hitler, Stalin, Franco, Mao, Pol Pot, Videla, Pinochet y tantos genocidas que masacraron a sus pueblos en el siglo XX, y no hemos aprendido.

¿Para cuándo se regulará el derecho de intervención humanitaria?, ¿para cuándo la ONU será democrática sin derecho de veto de nadie ni nada?. La respuesta la tenemos en nuestra conciencia, en nuestra capacidad de ser decentes y hacer un mundo con unas mínimas reglas de respeto a los derechos más elementales de las personas.

El otro Vigo

Acabo de ir a unos grandes almacenes situados en el corazón de nuestra ciudad y he visto a tres personas de distintas edades, sexo y raza pero con un denominador común: la pobreza. La primera persona, sentada en la puerta de una entidad bancaria, era una mujer madura, sola, con un cartel que ponía “ESTOY ENFERMA, NECESITO AYUDA”. La segunda persona era de color, varón, joven, aparentaba menos de 30 años y su cartel ponía “TRABAJO DE CUALQUIER COSA, NECESITO AYUDA”. Estaba sentado en lo que hace algún tiempo fue un pequeño comercio, desgraciadamente cerrado hace más Acabo de ir a unos grandes almacenes situados en el corazón de nuestra ciudad y he visto a tres personas de distintas edades, sexo y raza pero con un denominador común: la pobreza. La primera persona, sentada en la puerta de una entidad bancaria, era una mujer madura, sola, con un cartel que ponía “ESTOY ENFERMA ,NECESITO AYUDA”. La segunda persona era de color, varón, joven, aparentaba menos de 30 años y su cartel ponía “TRABAJO DE CUALQUIER COSA, NECESITO AYUDA”. Estaba sentado en lo que hace algún tiempo fue un pequeño comercio, desgraciadamente cerrado hace más de un año. Por último la tercera persona, sentada al lado de una agencia de viajes, era un varón, mayor de 70 años, su cartel sólo decía “POR FAVOR AYUDA”. Sería un error decir que Vigo es esa foto de seres humanos desesperados, pero el mismo error cometen los que creen que porque a ellos y los suyos les va bien, Vigo va bien. Craso error, el motor de Vigo está gripado y nos quieren anestesiar para someternos a la crueldad moral de la desigualdad.

Y la izquierda, ¿dónde estamos?. Necesitamos un cambio, primero moral y luego político para que Vigo vuelva a ser aquello que antes fue, una ciudad con una cierta igualdad de oportunidades, una ciudad calvinista donde trabajar más, permitía progresar más. Lamentablemente, ahora, si no tienes padrinos, no te bautizas, es decir, no tienes oportunidad de trabajar y más en todo lo relacionado con el Concello de Vigo, incluidas contratas y demás parentela. Así no somos ni ciudad libre ni igualitaria. Así no habrá futuro para todos, sino para unos pocos, las élites y sus allegados y protegidos.

Paren el baño de sangre en Egipto

Las tropas del ejército y la policía están arrasando los campamentos de los partidarios del islamista Morsi, presidente depuesto por un golpe de palacio hace unas semanas y para el que desde esta página he reclamado la puesta en libertad.

Más de 200 muertos acaban de denunciar los Hermanos Musulmanes, partido islamista que ha dilapidado en un año el enorme caudal de apoyo que tenía. La UE no puede permitir este baño de sangre que solo va a crear más dolor y rencor en los pueblos árabes. La comunidad internacional tiene que defender la libertad sin trampas en todas partes: Egipto, Túnez, Siria, Irán, etc. La democracia en los países árabes es la única salida frente al islamismo, los talibanes y los terroristas de Al Qaeda. La democracia exige tomar partido para parar la masacre que está cometiendo el ejército egipcio. Al Baradei, ¿donde está la voz de los hombres y mujeres demócratas de egipto?, ¿dónde está la izquierda laica, los intelectuales…. ¡Hay que parar la masacre ya¡

Auditorio Mar de Vigo: capítulo 2

Tal y como dijimos en esta página, en el Auditorio Mar de Vigo se ha producido corrupción política, con grave perjuicio para los intereses y los fondos públicos de los vigueses, con la complicidad de quienes tenían que defender el interés general y prefirieron los intereses de sus amigos, sus protectores y sus empleadores. El magnífico artículo de investigación de Pepe Teo para Atlántico Diario, que podéis leer en su edición de hoy, ¡es sólo la punta del iceberg!. Y de la justicia, ¿se sabe algo?. Esperando a Godot.

Parad el baño de sangre en Egipto y liberad a Morsi

No soy partidario de los islamistas, que han sido incapaces de administrar el enorme caudal de confianza que le dió el puebo egipcio. Es más, su gestión económica fue desastrosa para los intereses de los trabajadores, los campesinos y las escasas clases medias egipcias, incapaces de romper con los privilegios de la oligarquía que se había consolidado en la economía egipcia a la sombra del régimen corrupto de Mubarak. En el terreno de las libertades, los Hermanos Musulmanes se comportaron como lo que son: unos teócratas autoritarios, poniendo en la Constitución sus creencias religiosas que atacan a las libertades individuales y colectivas, como se puede ver en su pisoteo de los derechos de las mujeres, de los coptos o de las organizaciones que defienden los derechos humanos.

Una vez aclarados estos asuntos, quisiera mostrar mi más profundo rechazo a que los militares usen a demócratas como El-Baradei para machacar las pocas libertades restantes y perseguir a aquellos que no les bailan el agua.

Desde aquí hago un llamamiento a que cese toda ayuda económica de la Unión Europea y los Estados Unidos de América mientras no se libere a Morsi, se pongan fuera de prisión a los activistas injustamente detenidos y que no hayan practicado la violencia. Además, por supuesto, es necesario un embargo de armas a los dos bandos para forzar un gobierno de unidad nacional que organice la transición hacia unas elecciones libres y con igualdad de oportunidades, vigiladas por la comunidad internacional.