Los ciudadanos saben

Tras las últimas elecciones europeas, todas las luminarias de la política, los medios de comunicación, las tertulias y blogs se empeñan en interpetrar los arcanos del voto realizado.

Con el máximo respeto por todos, voy a decir algo que creo profundamente y es que en democracia, cuando los ciudadanos votan, saben lo que votan, saben a quién votan y saben para qué y por qué votan a esas personas y no a otras.

Es digno sólo de los prepotentes y líderes peligrosos pensar que los ciudadanos se equivocan votando. He perdido y he ganado y creo que las personas deciden con su voto lo que quieren, lo cual a veces no tiene que coincidir con mi visión del mundo, pero la democracia se basa en respetar las decisiones libres de una mayoría, respetando y tolerando la discrepancia.

No se pongan campanudos los que tocan el cielo del triunfo electoral y recuerden lo que hacían en la vieja Roma al recibir al vencedor: recuerda que solo eres un hombre, y que más dura será la caída.

Aún así, voten

Quiero decirles que la semana pasada ejercí mi derecho al sufragio, emitiendo por correo el voto para las elecciones europeas que se celebran este domingo 25 de mayo.

Mi voto fue para que el candidato socialista Martin Schultz pueda ser el nuevo presidente de la Comisión Europea. Tras el desastre que han supuesto estos anhos bajo la batuta derechista de Jorge Durão Barroso, para el que pidieron el voto el inefable José Luis Rodríguez Zapatero y su edecán José Blanco, necesitamos cambiar la orientacion ideológica de la futura Comisión Europea, visto los errores cometidos por la dirección conservadora desde hace 10 años al frente de Bruxelas.

Desde mi punto de vista, el único cambio factible, el único grupo parlamentario que puede tener un diputado más que el Partido Popular europeo, es el grupo de los socialistas europeos. Por eso, poniéndome una pinza en la nariz, cogí la papeleta del PSOE y la metí con mi certificado censal en el sobre dirigido al presidente de mi mesa electoral. Creo que los socialistas son el único cambio posible y factible hoy en Europa. Otra cosa es en otros niveles más próximos, ahí sí que nuestros votos pueden suponer un vuelco a lo que estamos acostumbrados y provocar el cambio que necesitamos.

Como nunca me canso de decir, quiero cambio y por eso mismo, prefiero a Martin Schultz que a Jean-Claude Juncker. Y hay una sola cosa que le pido a los socialistas si ganan estas elecciones: que acaben con los paraísos y con el fraude fiscal, solo una medida así ya justificaría su presidencia como éxito.

No dejen de votar por favor, sea a quién sea, el voto es un instrumento necesario, aunque no el único, para forzar el cambio.

La carrera de las mentiras

Bueno, ahora que las elecciones europea se encuentran a la vuelta de la esquina, nos van a contar entre todos, toditos de todos los colores, una milonga increíble. Hasta 6 o más conexiones internacionales prevé la ministra Pastor para el aeropuerto de Peinador. Casi tantas como Abel Caballero y sus mariachis. Semejante demanda y Air France dice que no piensa recuperar la segunda conexión con París, cuando llegó a haber tres. Será que las compañías aéreas quieren perder pasajeros y no ganar dinero.

Por favor, no nos tomen por tontos, copiemos lo que funciona bien, por ejemplo, Oporto. El aeropuerto de Sá Carneiro empezó a despegar cuando agentes de la ciudad nombraron al director y equipo directivo del aeropuerto y se desligaron de Lisboa. Ahora quieren privatizar AENA. Ahí les propongo yo una alternativa: devolver la gestión de Peinador a la sociedad viguesa, a su ayuntamiento y a sus operadores económicos. Ese es el cambio, dejar de mentir como bellacos, dejar de llorar, asumir la responsabilidad de dirigir una pieza clave en la economía del sur de Galicia desde el liderazgo del interés público.

Si vamos a dar dinero, por lo menos que sea nosotros decidiendo nuestro futuro, aeroportuario también.

De los partidos y las mafias 2

Una desgracia recorre toda nuestra vida pública: la corrupción personal y política.

El actual sistema de partidos presenta graves defectos que convierten a las élites políticas, culturales, mediáticas y sindicales en grandes vacas sagradas, intocables en sus privilegios e insensibles e incapaces de escuchar la angustia de la gente corriente, los ciudadanos y ciudadanas normales. Es imposible dar la batalla contra las élites sólo dentro de los partidos. Los estatutos y la vigente ley que regula el funcionamiento y la financiación de los mismos está hecha para prolongar un sistema corrupto.

Lean los artículos de El País y en Voz Pópuli sobre el asesinato de la señora Carrasco y compartirán mi juicio de que no es solo un problema personal, es un problema de un sistema corrupto, la partitocracia, otra forma de oligarquía.

La receta es la unión, la agrupación de gente ordinaria y decente que derrote en las urnas con una agenda política alternativa y sencilla a estas élites tramposas y criminales. ¿Cómo?, con votos, no callándose, no resignándose, no vendiéndose, no plegándose. El 25 de mayo 2014, en Vigo y muchos otros lugares podemos comenzar el cambio.

Cambio de papeleta 5

Olvídense, si ustedes quieren, como yo, unas políticas municipales diferentes. Vayan tomando nota de que hemos de cambiar de actores políticos.

Si ustedes no quieren gastar 25.000.000.000 de pesetas, o lo que es lo mismo, 150 millones de euros en aceras sin abrir una nueva calle, todo para dudoso beneficio de empresas como Eiriña, Movex Vial, Hormigones Valle Miñor, sepan que no deben dar su voto ni al PSOE, ni al PP, ni al BNG, porque estos tres partidos han votado en siete presupuestos eso mismo. AGE, que está deseando sentarse en la poltrona, tendrá que darle su voto a las políticas clientelares de Abel Caballero.

Si usted, como yo, piensa que es preciso un plan de empleo juvenil que permita una primera oportunidad de empleo a 1.000 jóvenes menores de 25 años, busque otra papeleta el 24 de mayo de 2015.

Si usted cree que hay que garantizar servicios públicos básicos a familias con escasos ingresos como un bono social para el agua, transporte, comedor infantil, electricidad, etc., vaya buscando otra papeleta.

Si usted cree, como yo, que el PSOE vigués, que prometió 2000 viviendas sociales y no hizo ninguna, le ha estafado, busque otra papeleta.

Si usted quiere otra movilidad en Vigo es posible, más sostenible, como por ejemplo un carril bici, busquemos otra papeleta.

Si usted considera que en vez de tanta acera se podían haber hecho más escuelas infantiles de 0 a 3 años, siga buscando otra papeleta.

Me parece bien este pacto para que se saquen las caretas nuestras élites políticas en Vigo. Si han votado los mismos hormigones y granitos, si trabajan con los mismos contratistas, si avalan las políticas clientelistas de contratar amigos y familiares, es evidente que representan el mismo modelo de ciudad y la misma forma de hacer política. Abel Caballero cambia de pareja y volverá a cambiar, lo que no cambiará es su política de hormigón y clientelismo. Ya bailará con IU o AGE.

Creo sinceramente que Vigo necesita otro modelo de ciudad volcada en las personas y otra forma de hacer política. Ese es el cambio necesario para Vigo, un concello y representantes dignos y decentes. Ustedes y yo tenemos la capacidad de convertir este cambio necesario y posible en una realidad. Señalen el 24 de mayo de 2015 en sus calendarios.

Mentiras y muertos en Ucrania 1

Mientras la gente pobre hace barricadas y se matan, las élites disfrutan.

Barack Obama pone sanciones, Angela Merkel duda, Europa no hace nada. Falsedad, doble rasero y mentiras. Mientras, filonazis forman parte de un gobierno golpista que recibe el respaldo de legitimidad sin ser elegido por nadie. Hay muertos de ambos bandos mientras el gran negocio del gas sigue y se pisotea, por ambas partes, la democracia. El pueblo pasa hambre y hay oligarcas plutócratas que juegan a dos bandas o incluso tres. Estados Unidos enarbola la bandera retórica de la libertad pero acepta criminales de extrema derecha como aliados. ¿Dónde están los principios democráticos que debería defender Europa?. Ni en el Maidán, ni en Kiev ni en Sloviansk, los principios democráticos están siendo pisoteados y Europa hace lo peor que se puede hacer: el ridículo con cinismo.

Un trotskista al frente del socialismo francés

Ayer tarde, el consejo nacional del partido socialista francés eligió con un 67,12 por ciento de apoyos a Jean-Cristophe Cambadélis como nuevo secretario general del partido.

Cambadélis militó en su juventud en la OCI, un grupo trotskista francés seguidor de las tesis lambertistas. En esa misma organización militó Lionel Jospin, que llegó a primer ministro de Francia a finales de los años 90. De origen trotskista también son Pierre Moscovici, de la LCR, que ha sido ministro de economía hasta la ultima remodelación del gobierno francés, y que se presiente será nombrado comisario europeo en representación de Francia tras las elecciones al parlamento europeo del próximo 25 de mayo. También fue compañero nuestro, trotskista, Jean-Luc Mélenchon.

Entre Francia y España sigue habiendo diferencias culturales muy grandes. Soy de los pocas personas que he reivindicado y reivindico mi formación y mi cultura trotskista. Otros, demasiados, la ocultan. Decía Willy Brandt, también trotskista en su juventud, que quien a los 20 años no fue trotskista es que no tiene corazón, y quien a los 40 años no es socialdemócrata es que no tiene sentido común. Hay otra categoría, despreciable, formada por los que ocultan su pasado. Ojo con ellos.

Compartan y difundan

Hace un par de días, les contaba en esta página las “prácticas romanas” del alcalde de nuestra ciudad, que en la situación de crisis actual en una ciudad con 35.000 parados, se permite el lujo de agasajar al Celta de Vigo con 150.000 euros de las arcas municipales a cambio de entradas a repartir para unos pocos ciudadanos. Una gran inversión quizás, para cubrirse de gloria y seguir escodiendo las miserias.

Más tarde ese día, recibí en mi teléfono móvil el siguiente mensaje de texto:

PAN E CIRCO

Abraiante a longa cola que había esa mañá na lonxa do consistorio do Concello de Vigo. A primeira vista, poderíase pensar que esta cola sería para algo importante como, por exemplo, presentarse como candidato a un emprego ofertado no concello dunha cidade con 35.000 parados. Pois non, nada máis lonxe da realidade, ao final da cola obtíñase unha entrada de balde (gratis) para ver o partido do Celta de Vigo en Balaídos. Evidentemente, o de gratis é moi relativo, a gratuidade vén dada polo convenio asinado polo señor Abel Caballero polo que se lle entrega ao Celta de Vigo 150.000 euros.

En Vigo, o actual goberno municipal usa o fútbol como opio do pobo. Unha tradición histórica, no entanto, dos afíns ao autoritarismo, que prefiren o circo ao pan. Non se poderían investir eses 150.000 euros en accións máis útiles e con máis futuro que 90 minutos de partido de fútbol nunha cidade en crise con 35.000 persoas sen traballo?. A resposta é si pero depende dos nosos votos para forzar o cambio democrático nas próximas eleccións municipais do ano 2015.

Como podrán ver, se trata del mismo texto publicado en esta página web pero traducido al gallego. Por lo que sé, este texto lo han estado difundiendo anónimamente gente afín a la CIG. Desde aquí, a pesar de no mencionarme como autor del texto, quisiera agradecerles el que hayan distribuido el texto. Lo importante es que se sepa, a cuanta más gente llegue, más gente se dará cuenta de quién nos gobierna y la necesidad de un cambio democrático que nos traiga nuevos dirigentes, decentes y comprometidos con el ciudadano, que devuelvan esta ciudad al lugar en que merece estar.

Pan y circo 6

Sorprendente la larga cola que había esa mañana en la lonja del consistorial del Concello de Vigo. Quisiera agradecer de antemano a la persona que ha tomado la fotografía esta mañana y que ha decidido compartirla para mostrar la otra cara de esta ciudad.
concello_cola_celta
A primera vista, se podría pensar que esta cola sería para algo importante como, por ejemplo, presentarse como candidato a un empleo ofertado en el concello de una ciudad con 35.000 parados. Pues no, nada más lejos de la realidad, al final de la cola se obtenía una entrada gratis para ver el partido del Celta de Vigo en Balaídos. Evidentemente, lo de gratis es muy relativo, la gratuidad viene dada por el convenio firmado por el señor Abel Caballero por el que se le entrega al Celta de Vigo 150.000 euros.

En Vigo, el actual gobierno municipal usa el fútbol como opio del pueblo. Una tradición histórica, no obstante, de los afines al autoritarismo, que prefieren el circo al pan. ¿No se podrían haber invertido esos 150.000 euros en acciones más útiles y con más futuro que 90 minutos de partido de fútbol en una ciudad en crisis con 35.000 personas sin trabajo?. La respuesta es sí pero depende de sus votos para forzar el cambio democrático en las próximas elecciones municipales en un año.

Las formas son importantes

Acabo de ver en la televisión francesa el relevo en la jefatura del gobierno francés. En España nunca se hizo así, en Francia el saliente sale con dignidad. Yo recuerdo que cuando salí de la alcaldía por la voluntad de los vigueses, salí por la puerta del edificio municipal y mi sucesor no se dignó a despedirme, cosa que yo si hice mi antecesor, manteniendo las formas y la educación.

En esto como en lo de la fiesta de Galicia, la Reconquista o el día de la Constitución, que en mi mandato impulsamos, tenemos que decir aquello de que las formas son el fondo. Jean-Marc Ayrault acaba de volver a Nantes, como debe ser, y su esposa seguirá dando clase en un liceo público. Como dijo Mendès France, jefe de gobierno socialista francés en los años 50, “gobernar es escoger”.