Todo queda en familia 1

Es noticia entre la comunidad portuaria de Vigo, el fiasco de la recién inaugurada plataforma de Bouzas. Dicha plataforma se construyó para facilitar el embarque y desembarque de los camiones y demás vehículos que entran en los barcos que configuran la famosa autopista del mar entre Vigo y Saint Nazaire. Pues lleva 10 días y es un pequeño fracaso. No lo decimos nosotros, imagínen como tiene que se la cosa, que hasta el oficialista Faro de Vigo, ante las quejas de los usuarios, ha tenido que reconocer el fracaso.

Lo que el diario local les oculta es que el ingeniero que diseñó mal la plataforma, es el yerno del concejal Ángel Rivas, que fue miembro del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Vigo, cuando don Abel Caballero era el presidente del Puerto de Vigo. El señor Juan José Escolar acompaña al concejal y suegro, el señor Rivas, en la operación Patos. Como verán, superamos en cutre a las corrupciones del PP madrileño. La esposa del ingeniero Escolar, doña Alba Rivas, también adquirió piso de protección oficial en el Casco Vello, coincidiendo con su padre como miembro del gobierno municipal de Caballero. Igualito que las hijas de Ignacio González, que también obtuvieron pisos de protección oficial mientras su padre era miembro del gobierno de la comunidad de Madrid.

Reírse para no llorar. Pobre Vigo, y que poco saben los vigueses sobre cómo las familias de los que nos gobiernan abusan y mal usan lo público.

Aquí decimos la verdad 2

Aquí hace unos días ya dijimos que el horizonte judicial de la banda de Caballero se iba complicando.

Por fin se abre proceso oral por el empleo ficticio en Imesapi, pagado con dinero de los vigueses, de doña Vanessa Falque, cuñada de la excelentísima Carmela Silva. Dice el auto del juez, que un funcionario municipal obligo a la empresa contratista municipal a contratarla a pesar de que la empresa no necesitaba sus servicios. Para pagarle sus servicios, sigue diciendo el auto judicial que ustedes pueden leer aquí, se idearon una serie de contratos menores, es decir, contratos que se adjudicaron sin concurso público, que resultaron falsos.

Por estas razones el señor Orue, funcionario de confianza política del gobierno Caballero, y el señor Comesaña, representante de Imesapi, se sentarán en el banquillo de los acusados por la posible comisión de prevaricación, malversación y falsificación de documentos.
¿Qué espera el gobierno de Caballero para retirar las jefaturas de su funcionario?, ¿y qué más pruebas quiere Marea y PP para pedir su cese?. La gente normal no entendemos que todavía no haya pasado nada. ¿Y esa empresa va a seguir contratando después de haber engañado a la administración municipal?

¡Cuánto nos cuesta el silencio de algunos!.

Que siga el baile

El juez del juzgado de instrucción número 4 de Vigo ha decidido imputar al concejal y cuñado de Carmela Silva, Francisco Pardo Espiñeira, y al concejal Ángel Rivas, por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, nombramiento ilegal y malversación de caudales públicos. El origen de todo es la denuncia formulada por Xuntos por Galicia, por la acumulación de dos jefaturas con los consiguientes pluses en don Francisco Javier Gutiérrez Orue.

El señor aparece relacionado con el empleo ficticio de otra cuñada de doña Carmela Silva, Vanesa Falque, en la contrata municipal que atendía los centros cívicos municipales, IMESAPI. Por este asunto, el señor Gutiérrez Orue que entró en la plantilla municipal como peón y trabajo en servicio de limpieza, puede ser procesado por malversación y falsificación de documentos.

Como verán, el horizonte judicial del gobierno de Caballero no aparece limpio de riesgos. Lean el auto, el juez desgrana parte de los manejos presuntamente delictivos del gobierno Caballero.

Ningún periódico a pesar de tener el auto en su poder ha querido reproducirlo, por eso nosotros lo hacemos aquí, para que ustedes tengan toda la información que los medios tradicionales no les ofrecen.

Lágrimas de cocodrilo 4

Asiste la ciudadanía al espectáculo de la corrupción del PP madrileño. Era un tema sabido con sueldo de político si no robas, y la mayoría no trincamos, no da para el casoplón del señor Ignacio González en Aravaca ni el ático de Marbella. En Vigo sería un ático en la costa de Nigrán o Baiona.

Mi primera afirmación es que en Vigo pasan cosas parecidas a Madrid. Hay contratos inflados, vía reformados y liquidación. Hay cuñados colocados, sin ir más lejos el señor Pardo y la señora Vanessa Falque son cuñado y cuñada por ambas ramas de la excelentísima Carmela Silva. La esposa del señor Regades, sobrecogedor, trabajó en la alcaldía, en la concesionaria de espectáculos primera del Auditorio Mar de Vigo, y ahora está contratada en la Diputación de Pontevedra. Sí, la que dirige una vez más la excelentísima Carmela Silva. Solo la comparación con los dos cuñados de Ignacio González en Madrid nos permite ir por delante a los vigueses.

Y si del agua hablamos, me gustaría saber por qué el señor Caballero prorrogó 5 años a Aqualia (grupo FCC) la concesión que finalizaba en 2016. Más de 100 millones de prórroga. Para completar la jugada, el mismo Caballero acaba de prorrogar sin concurso al mismo grupo FCC, la contrata de la basura y, atentos, prorrogará también el de la recogida selectiva donde FCC es mayoritaria en la unión temporal de empresas que lo ostenta. En la historia de los gobiernos municipales democráticos en Vigo, nunca se habían hecho prórrogas de ese importe económico y de esa duración que ha hecho Caballero. Estas prórrogas sin concurso huelen muy mal, no son gratis y más tarde o más temprano veremos a Caballero llorar como la señora Aguirre, diciéndonos que no sabía…

Y la prensa, como en Madrid, tragando. Vean el papelón de Marhuenda o mejor, el silencio de todos los medios ante lo que era evidente, como aquí en Vigo, que los favores a empresas no son gratis y que la relación con algunos medios de comunicación son de vomitar.

Pida perdón 3

Insisto, Abel Caballero tarda en pedir perdón por haber mentido a todos los vigueses, por haberlos sacado a la calle para defender lo indefendible, a su amigo Gayoso y el resto de ladrones, que ahora están en la cárcel por sus jubilaciones millonarias a costa del dinero de los contribuyentes, y que saquearon la caja que Caballero decía defender hasta su hundimiento.

Amigos para siempre 1

La Audiencia Nacional acaba de desestimar el recurso de súplica de Julio Fernández Gayoso, que se encuentra en prisión de A Lama por haber sido cooperador necesario en el delito de administracion indebida de Novacaixagalicia. La Audiencia primero y el Tribunal Supremo después consideran probado que el señor Gayoso fue pieza principal y necesaria para que sus amigos Pego, Gorriarán y Estrada pudieran incrementar sus indemnizaciones cuando ya Novacaixagalicia estaba quebrada. Más de 8.400 millones de euros le costó al estado sanear a Novacaixagalicia tras el paso de Gayoso y sus tres directos colaboradores. Debe saberse que el señor Gayoso disfruta de una pensión anual de más de 600.000 euros hasta que fallezca. La pagamos todos.

Ahora, la foto, tomada en la sala de prensa de la alcaldía de Vigo, y que pone imagen a la amistad entre el señor Gayoso y el alcalde Caballero que tanto ha perjudicado a esta ciudad como venimos denunciando en esta página. La pregunta es si esta amistad fue buena para Vigo, y la respuesta la tienen ustedes. No se olviden: Gayoso y Caballero en el tema de las cajas de ahorros eran las dos caras de la misma moneda.

foto_Caballero_Gayoso

El día de la vergüenza 2

Va a hacer pronto siete años. Fue el día de la vergüenza para la ciudad de Vigo. Era el 9 de febrero del 2010, y ya sabíamos que había decenas de miles de vigueses y de gallegos engañados y estafados por Caixanova en el timo de las preferentes. Sabíamos que desde el año 2000 se había metido la caja en más de 150 empresas inmobiliarias, con socios sospechosos y en sitios peligrosos fuera de Galicia… Pero además también se había deslizado por las inversiones especulativas en energías fuertemente primadas por el Gobierno Zapatero, y para rematarla estaba en bolsa en compañías conocidas como chicharros que había fundado un secretario de Estado. Y aún así, las fuerzas vivas se manifestaron contra la fusión de las cajas.

Dicen las sentencias de la Audiencia Nacional y la del Supremo que desde el 2004 se había creado en Caixanova un agujero superior a 3.500 millones de euros gracias a la gestión del grupo capitaneado por don Julio (no se rían, le gustaba que sus subordinados le llamaran así…).

¿Y nuestros próceres? Se lo dije a Touriño, a Pepe Blanco, a Caballero… Miraban para otro lado. Julio era su amigo. ¿Y el banco de España? Presionado por Pepe Blanco. «Julio es mi amigo», me decía. En el caso de Caballero, mucho más. Cuando salió del ministerio, don Julio lo empleó como profesor a tiempo parcial en su escuela de negocios, porque don Julio era el dueño de la caja desde los años sesenta. Solo un torpe chico del Calvario intentó hacer el cambio en 1993, pero fracasé. Ya en 1993 hubo que hacer virguerías, porque la burbuja de los barcos pesqueros -más de 100 parados en los muelles, sin caladeros donde pescar- provocó un agujero de 2.000 millones de pesetas de aquella en Caixavigo. Nos salvaron Manuel Marín y Europa. Pues a los vigueses, Caballero, las agencias de publicidad habituales, las terminales mediáticas lubricadas y los comités ad hoc de compañeiros de viaxe reclutados mediante favores les decían que nuestra caja estaba fetén, que la enferma solo era la del norte, que tenía 5.000 millones de agujero por una gestión aún peor que la nuestra.

Gayoso no fue a la manifestación. Delegó en su padrino de doctorado, Abel Caballero, y la caja pagó la factura de la fiesta. Y si algo quedaba… sin problema: estaba la publicidad del Concello. Fue un éxito para ellos, fue la peor solución para Vigo. Perdimos sede, puestos de trabajo centrales, capacidad de decisión como ciudad, pérdidas patrimoniales. Pero Gayoso fue presidente y Pego, director general. Caballero, alcalde, con disfraz de viguista… De aquel polvo viene este lodo de nuestro declive como ciudad.

El jueves fue solo el principio de la guinda. Ingresaron en la cárcel porque no quieren devolver una pequeña parte de lo que nos robaron con sus escandalosas pensiones, la de Gayoso como la de Méndez, con la diferencia de que esta última la aplicaron legalmente. Estamos ante gentes que miran más por sus intereses que por los intereses del común, de la gente. No vi al Concello de Vigo moviéndose igual por las preferentes o los desahucios, o los cierres de empresas.

Fue un momento para la vergüenza, por eso no estuve allí, por eso lo denuncié, y por eso puedo pedir que, si Vigo quiere volver a liderar Galicia, tiene que cambiar de actores y de políticas públicas. Incluso me atrevo a más: no volveremos a ser una ciudad inteligente del siglo XXI si no buscamos una fórmula para resituarnos en el mapa financiero. Y para eso sobra victimismo, y nos falta inteligencia y decencia en nuestras élites viguesas.

Termino: si Caballero fuera digno y valiente, como debe ser el alcalde de la muy leal ciudad de Vigo, debería ir a A Lama a ver a su ahijado de doctorado. Por sus actos los conoceréis.

(Artículo de opinión publicado hoy en La Voz de Galicia)

Las dos caras del declive 2

El declive de las sociedades no se da por casualidad, no es fruto del mal de ojo, no responde a que no nos quieren. El declive de las sociedades y de las ciudades, regiones o estados responde a su incapacidad para adaptarse a los cambios que experimenta el mundo.

Eso es lo que le ha venido pasando a la sociedad viguesa desde antes de 2007, diríamos que desde 2004. Nuestras ventajas anteriores se han desvanecido por la dejadez o corrupción de aquellos que deberían velar por ellas: un sector industrial tradicional que no supo adaptarse al nuevo modelo producción industrial; nuestra entidad financiera volvió a caer en la burbuja especulativa como en 1993, cuando tanto nos costó salvarla. Nuestras élites políticas, mediáticas y económicas cerraron los ojos, no vieron lo que se venía encima y se inventaron un victimismo infundado para salvar el pellejo y dirigir las miradas hacia otro lado.

El problema no era que Gayoso y su equipo habían generado un agujero de 3.000 millones en inversión especulativa, no solo en ladrillo con más de 100 empresas inmobiliarias, sino también en más de 60 solares energéticos o en corrupción pura y dura como negocios eléctricos en Perú o inversiones ruinosas en la bolsa Española. No, Abel Caballero, exempleado de Gayoso en la Escuela de Negocios de Caixanova a 40.000 pesetas la hora y padrino del doctorado honoris causa a Gayoso, decidió que el problema era que Caixagalicia tenía un agujero mayor. Entre los dos sacaron, con el apoyo mediático a partir del pago de publicidad con nuestros impuestos, a más de 30.000 vigueses a la calle porque nos robaban una caja que ya estaba hundida, y hundida por Gayoso y sus amigos, que hoy durmieron en prisión por robarnos. Y nadie de los voceros nos pide disculpas.

No estuve en esa manifestación. Denuncié lo que había, reclamé un cambio de personas y políticas. El tiempo me ha dado la razón, y el declive seguirá en Vigo mientras no haya asunción de errores, cambio de actores y cambio de políticas públicas. Con aceras solo no remontaremos a ciudad líder e inteligente como las que tienen futuro en el siglo XXI.

Esta es la herencia de Caballero y Gayoso….sus intereses por encima de los de Vigo y los vigueses. Créanme, merece la pena resistir, merece la pena luchar dentro de la ley para defender a esta ciudad a la que quiero.

Un amigo ejemplar

Estos días el ínclito Abel Caballero ha dicho que Manuel Rodríguez es un empresario ejemplar y que su cese como vocal del Consorcio de la Zona Franca, donde sentaba su culo desde mediados de los años 80 cuando el señor Caballero, a la sazón ministro del segundo gobierno de Felipe González, indujera su nombramiento, era una purga. La gente del común debe saber cosas de este corcho que lleva más de 20 años como vocal, sobreviviendo a cuatro cambios de delegado del estado en Zona Franca. Un corcho que vio pasar delante de sí a seis alcaldes antes de la llegada de su amigo Caballero en 2007. Un corcho que vio pasar cuatro presidentes de gobierno, y él siempre se mantenía en su puesto de vocal.

Este hombre, que empezó como un subcontratista de ASCON, ha escalado hasta acumular un gran número de empresas. Sin duda su primer golpe de fortuna fue cuando el estado, con vaya sorpresa Abel Caballero de ministro y su alumna Elena Espinosa en la ZUR, le regalamos los varaderos de ríos y Meira que habían quedado vacíos tras el traumático cierre de ASCON, película los lunes al sol. ASCON pasó a ser Metal Ships y Polyships con dique flotante, el único en Galicia, dentro del pack regalo del gobierno donde estaba Abel Caballero, inicialmente diputado en las cortes por A Coruña. El gobierno donde estaba Abel concedió vía ayudas del fondo de empleo de la reconversión, más de 400 millones para recolocar parados del naval, incluso de ASCON. Verán que este es un pelotazo en toda regla que solo se puede hacer con la complicidad del poder, complicidad que “Rodman”, ápodo con el que se le conoce, siempre tuvo con el poder.

Bueno, siempre no. Era 1993 y Rodman con la complicidad de Espinosa, entonces presidenta de la Autoridad Portuaria, propuesta para variar por Abel Caballero, y López Peña como delegado del estado en Zona Franca, consigue primero la concesión portuaria y después la declaración de zona franca, exenta de impuestos, para meter una macro gasolinera con 30 millones de metros cúbicos de combustibles en el relleno de Bouzas. La empresa se llamaba Petrovigo. La intención: vender combustible sin IVA a los barcos de gran tonelaje que pasan delante de las islas Cíes. Muchos vigueses se movilizaron para impedir ese atentado contra la ría y nuestro mayor patrimonio medioambiental. Todos los permisos del gobierno central comandado por el PSOE y la Xunta de Manuel Fraga estaban dados, pero había un pequeño problema: no había plan del puerto que diese cobertura a semejante idea y el Plan General de la ciudad no preveía esos usos. El Concello de Vigo con el alcalde Príncipe dijeron no y Vigo respiró tranquila. Se supo después que la operación era vender Petrovigo con la licencia municipal a la empresa saudí ARAMCO…. Otro pelotazo más grande que el de ASCON, pero este no salió porque un gobierno municipal no se vendió ni traicionó a ciudad.

El gobierno socialista y el PP mimaron siempre a Rodman. Miles de millones de pesetas salieron bien de los presupuestos generales vía lanchas de Guardia Civil y Aduanas, bien vía créditos a países del tercer mundo para ayuda al desarrollo que se utilizaban para pagar barcos de poliéster que hacía Rodman. Pero miren si cuida Manuel Rodríguez a los que le ayudan, que la señora Espinosa y el señor López Peña terminaron trabajando en su grupo empresarial. Puertas giratorias en estado puro. Y para terminar, la venta del grupo a un magnate chino encarcelado por corrupción y con vínculos denunciados por la CIA con las élites corruptas de Angola.

Este es el ejemplar amigo de Caballero que se sirve para provecho propio de sus conexiones con el poder. Detrás de él siempre el escándalo, trafico influencias, etc. Y dejo para otro día su historia con Caixavigo y la de la recomendada de Abel, doña Pilar Cibrán. Habrá más y más sabrosas historias de para lo que no debe servir el poder político. ¿Entienden ahora el cabreo de Caballero con Pedrosa por la “purga”?. Bien doña Teresa por no tragar los negocietes del sátrapa.

La paja y la viga

El Concello de Vigo aprobó en 1993 un reglamento municipal de participación ciudadana que en aquel tiempo fue considerado modélico. Por primera vez se introducía en un ayuntamiento español de más de 20.000 habitantes el derecho a hablar en un pleno a un ciudadano o un grupo de ciudadanos y se creó el primer consejo económico social municipal, que debía dictaminar los presupuestos y que en el caso de Vigo, cobró gran relevancia cuando en 1995 surgió la guerra del fletán. Aquella corporación perdió en 1995 las elecciones.

El señor Caballero, usando su mayoría absoluta, acaba de aprobar un reglamento del pleno municipal que restringe las libertades de participación y expresión de los grupos políticos municipales, los concejales y los ciudadanos. Algunas televisiones generalistas como Cuatro, La Sexta, se han hecho eco. Incluso la prensa local y los grupos municipales le dan gran relevancia al tema. Pues permítanme que les diga este humilde servidor, parte de aquella corporación que aprobó el reglamento en 1993, que electoralmente se equivocan. La guerra del reglamento a la mayoría de los vigueses se la bufa, creen que es una guerrita de políticos. Todos iguales y los medios de comunicación adictos a la pareja feliz destacan el reglamento y tapan la malversación, la prevaricación y la falsedad de documento que la jueza sospecha que existe en el caso del trabajo ficticio de doña Vanessa Falque, cuñada legítima de doña Carmela Silva.

El reglamento no hace daño electoral, la corrupción sí, por eso Caballero y Silva están encantados de que la Marea y el PP vayan al juzgado por el reglamento, y no vayan por la corrupción a los juzgados, dejándonos esa tarea a este ciudadano y a la plataforma Xuntos. Señores y señoras de la oposición municipal en Vigo (Marea y PP): se equivocan de agenda, lo que no sé es si lo hacen por incapacidad o por cálculos futuros. Por supuesto que está bien que vayan por el nuevo reglamento, que es un escándalo, pero lo que haría daño es lo otro, créanme y fíjense si no en lo que pasó en 1995. Ustedes de momento están en la paja, la viga nos queda para otros y así es difícil echarlos.