Nos estafan 3

Los medios de comunicación de Vigo y Galicia dan cuenta de la penúltima fechoría del gobierno municipal de Vigo, fechoría que habíamos anunciado en estas páginas desde hace más de 3 años.

Estamos hablando de la nefasta gestión de la construcción mediante contrato de concesión a una empresa privada del Auditorio Mar de Vigo, repasen esta página y verán que hicimos el diagnóstico certero de la estafa y saqueo. La UTE que construyó y a la que se le dio la explotación por 60 años del Auditorio, invirtió, según ellos y tragando el Concello, 60 millones de euros. De esa cantidad total, la UTE recibió entre subvenciones de la Xunta y del propio Concello una cantidad próxima a 20 millones de euros, o sea tiene que pagar en 60 años los intereses y el capital de 40 millones de euros.

La UTE está compuesta por Abanca, que heredó la participación que tenía Caixanova. Si ustedes son un cliente VIP de una entidad bancaria, y las empresas participadas por Abanca lo son para esa entidad, usted puede obtener un crédito hipotecario a Euríbor a un año más un diferencial de 0,5. Visiten ustedes las páginas que informan del valor del Euríbor ayer, último día hábil y día en que se aprobó el contrato de alquiler, y verán que es de 0,058, súmenle 0,5 y redondeen al alza para favorecer al prestador y les da un 0,6%. Haciendo las cuentas, la UTE va a pagar en intereses por los 40 millones de euros, 240.000 euros anuales. Pues bien, gracias a las genialidades de Abel Caballero y su tropa del ayuntamiento, ya ha garantizado para 20 años que les pagaremos 657.000 euros anuales por el alquiler de 5.000 metros de un edificio NUESTRO, casi tres veces más que los intereses que ellos pagan.

Pero aclaremos más cosas, el Concello entrega 500.000 euros cada año como subvención a la empresa que organiza los eventos culturales. O sea que pagamos cada año 1.157.000 euros al auditorio, directa e indirectamente. Negocio redondo, piénsenlo, cobran fijo 1.157.000 euros anuales y pagan 240.000 euros anuales en 25 años. El Concello amortiza el crédito.

Estos ineptos que nos gobiernan les llenan los bolsillos a los intermediarios. Si lo hace el PP en el Hospital Álvaro Cunqueiro es un crimen. Cuando lo hace el PSOE de Abel Caballero es una genialidad, dicen los tribunos y faros del pueblo y la opinión pública. Rescaten la concesión, no le den oxígeno, que vayan a suspensión de pagos los que ya ganaron pasta con la construcción. Asumamos la deuda y municipalicemos. Es más barato para nuestros bolsillos podemos usar todo el edificio, rentabilizarlo mejor y nos sale más barato. Sólo hay un problema para esta solución: no hay hueco para comisiones, retrocomisiones, enchufes varios como la mujer de David Regades, que trabajo por allí, o el amigo de la cafetería que lo dejó. Chorizos hay.

¿Y qué dice la oposición municipal?, de momento nada. Cada ciudad tiene lo que quiere en democracia pero tan malo no nos lo merecemos. Como no nos movamos la gente normal, las élites nos seguirán saqueando.

Anatomía de un pelotazo vigués

Les voy a hablar del pelotazo que vamos a pagar nosotros, los ciudadanos, en los próximos cuatro años al Grupo Puentes y Calzadas vía su empresa Cocheras Olívicas.

Todo empieza cuando el gobierno municipal de la alcaldesa Corina Porro adjudica en abril de 2007, poco antes de las elecciones municipales de mayo que apartarían al PP del poder. Porro y su gobierno le adjudican al grupo Puentes y Calzadas un lote para construir tres aparcamientos: Jenaro de la Fuente, Avenida Castelao y Rosalía de Castro. Acto seguido entra el gobierno de Caballero, que a pesar de los recursos contra la adjudicación hecha por el gobierno del PP, decidió mantener la adjudicación. Y ese mismo gobierno del PSOE-BNG comete a continuación una torpeza que ahora quieren que paguemos todos. El gobierno de PSOE-BNG autoriza a Puentes y Calzadas a constituir una sociedad instrumental, Cocheras Olívicas, al 100% del Grupo Puentes y Calzadas, que fue el ganador del concurso, con un ridículo capital social de 60.000 euros.

El objetivo de esta maniobra era y se demuestra ahora evidente. Si las cosas van mal, y hablamos de una inversión en torno a 11 millones de euros, se deja caer y quebrar a Cocheras Olívicas, y el negocio de la construcción, con sus beneficios, se lo queda el grupo Puentes y Calzadas. Y detrás de la construcción…, que venga alguien y pague o pierda el banco tontaina o listillo que prestó los 11 millones, 200 veces el capital social de la sociedad instrumental o pantalla. El banco listillo resultó ser el Banco Popular.

Nuestro gobierno dirigido por Abel Caballero, primero junto con el BNG en 2008 y después solo, tragó y colaboró. ¿Cómo?, lo iremos demostrando en posteriores entregas, pero les dejo una pista: ¿es tan tonto Abel Caballero y el PSOE como para que se la clave una empresa que recibió la adjudicación de un gobierno del PP que se despedía del poder?, yo no me lo creo.

Un pellizquito para empezar 2

Pues al final teníamos razón.

Durante los últimos dos años hemos venido diciendo el marasmo, el desastre de la gestión del gobierno de Abel Caballero. Había que llegar al 24 mayo tapando las vergüenzas. PP y BNG tragaron, como no. La prensa tragó, como no. Y ahora ustedes y yo pagamos. Pagamos estos más de 6 millones de euros, mil millones de las antiguas pesetas, que son el aperitivo de lo que se nos viene encima. Concesiones y contratos mal hechos, empresas creadas ad hoc para concesiones municipales mal hechas, prisas para inaugurar y magia potagia, comisiones incluidas, ahora son más de 6 millones en los aparcamientos de Puentes y Calzadas. Pero lo que viene después es el Auditorio Mar de Vigo, donde también está Puentes y Calzadas. Apunten ahora 6 millones para ellos y más tarde, antes de diciembre, otros 50 más.

Dos cositas que deben saber: en la asesoría jurídica de la empresa matriz de la concesionaria, Puentes y Calzadas, trabaja como asesor jurídico, y lo hace bien, don Tomás Pérez Vidal, aquel brillante presidente del parlamento gallego por el PP natural de O Barco de Valdeorras. Adjudicó el PP el contrato de aparcamientos en 2007 pero es Abel Caballero y sus gobiernos, incluyendo el bipartito con el BNG entre 2007 y 2011, el responsable de los cambios del pliego que ahora nos van a costar 6 millones de euros de entrada.

Mismas chapuzas, cambios de pliego y contratos, empresas que “extrañamente” coinciden, concejales que “extrañamente” coinciden, alcalde que “extrañamente” coincide. ¿Saben lo que también coincide?, que el agujero lo pagamos ustedes y yo, y las comisiones y los materiales también.

Auditoriazo 3

En plena campaña electoral, el 8 de mayo, la junta de gobierno por unanimidad decidió regalar 500.000 euros nada menos a la empresa amiga del señor Regades, que anteriormente había sido enchufada para gestionar en exclusiva los eventos de la concesionaria de los 60 largos años. Puede leer en este enlace el convenio en que les damos 500.000 euros hasta el 31 de diciembre y a fondo perdido. Aunque tuvieran beneficios, se le darían igual el medio millón de euros. Y aún más indignante es que financiamos al subcontratista, le adelantamos ahora 6 meses y después a principio de mes le daremos 40.000 euros para terminar de lubricar.

¿Se imaginan que quieran extender este modelo a la limpieza, a los jardines, etc.?. Me dicen que en FCC, Vitrasa y CESPA aplauden con las orejas y se frotan las manos, dinero público por adelantado. Vamos, que empieza mal la cosa. Veremos si los representantes del PP o de la Marea hacen o dicen algo. Por lo que sabemos, sólo una concejala saliente se ha interesado por el tema y sólo un ciudadano ha estado al quite y ha presentado un recurso dentro de plazo. No se rindan, irá a peor aunque me gustaría equivocarme.

De oscuras prórrogas y enchufes 2

Tranquilidad, dice mi madre, la verdad termina por llegar, aunque a veces, digo yo, demasiado tarde.

¿Recuerdan la denuncia pública de los enchufes que el equipo de Abel Caballero practicaba con la plantilla municipal y las contratas municipales para colocar familiares y amigos de los concejales y dirigentes socialistas?. Pues vayan tomando nota de la información que hoy publica La Voz de Galicia sobre CESPA, la empresa que tuvo como delegado al padre de la concejala del PP de Vigo y dueño de la famosa Eiriña.

PP y PSOE han votado juntos los presupuestos, pero adjudican arbitrariamente la prórroga de contratos a empresas como CESPA, que están sometidas a investigación judicial, justamente en relación con los servicios que prestan al Ayuntamiento de Vigo. ¿Por qué esa prórroga?, ¿por qué no se hicieron los trámites para hacer el concurso público?. Abel Caballero lleva 7 años y en ese tiempo pudo hacer lo que manda la ley de contratos: redactar un nuevo pliego de condiciones, aprobarlo en junta de gobierno, licitar el concurso y adjudicarlo. Abel Caballero, que nos miente cuando dice que respeta la ley, se presta a prórrogas oscuras de contratos ya vencidos, a empresas investigadas por supuestos delitos. ¿Quién se cree que esto se hace por el bien general?, ¿a cambio de qué el gobierno municipal renuncia a un concurso público para obtener mejores precios y condiciones para el interés municipal?. La respuesta puede estar en la lista de personas contratadas por CESPA en los últimos tres años y por sus relaciones con el partido y las familias del socialismo caballerista.

Si no hay nada que esconder, hagan públicos los TC1 y TC2 de los servicios de parques y jardines y parques forestales, les aseguro que nos llevaríamos unas cuantas sorpresas, pero no, no lo harán público y lo que es peor, el BNG y el PP tragarán.

El 24 de mayo de 2015 es el día para el cambio democrático en el Concello de Vigo, cambio que se ha convertido en una necesidad imperante.

Por cierto, estén atentos a la Operación Patos, se irán sabiendo más cosas.

De rescate en rescate

Tomen nota de lo que está pasando con las concesiones que hizo el estado para la construcción y explotación de las autopistas de cuarta generación. En el mejor de los casos, como ustedes pueden leer en diversos medios, 2.600 millones de euros pagaremos los españoles como resultado de concesiones mal hechas por el gobierno de José María Aznar (PP), que la dejadez y entreguismo ante las grandes constructoras del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) consolidó.

Esto es lo que va a pasar en Vigo con el Auditorio Mar de Vigo, que mal adjudicó Corina Porro (PP) y remató Abel Caballero (PSOE) para hacer feliz al señor Julio Fernández Gayoso. Entre 30 y 50 millones de euros que pagaremos los vigueses después del 24 de mayo de 2015, tras las próximas elecciones municipales en Vigo. ¿Entienden ahora este abrazo feliz que estamos viendo en Vigo estos días entre PP y PSOE con motivo de los presuspuestos de la ciudad?. Argucias para tapar sus miserias. Ellos se casan, el pueblo de Vigo paga sus errores y algunos se hacen ricos. Otro motivo para el cambio democrático de estas élites dirigentes que son la cara y la cruz de la misma moneda: vivir a cuenta de Vigo y los vigueses.