Llegan tarde 2

Les recomiendo que lean editorial en el Faro de Vigo de hoy sobre el puerto de Vigo. Merece la pena, denuncia bastantes cosas que ya decíamos algunos en el Plan Estratégico de Vigo y su Área (PEVA) en 1993. Es cierto que uno de los problemas más graves de Galicia es el desequilibrio territorial norte-sur, pero también el interior-costa. En los últimos 17 años, ese desequilibrio entre el norte (A Coruña y su región urbana) y el sur (Vigo y su área) ha vivido un momento histórico de cesión del liderazgo al norte. Tanto en PIB por habitante como en renta por habitante.

Esta transferencia del liderazgo económico, y por tanto político y social, se ha producido no solo por decisiones políticas de la Xunta de Galicia y el gobierno de España, que han tenido impacto presupuestario como el puerto exterior en Punta Langosteira o la entrada del AVE en Y en Galicia, sino también por el factor privado. El emprendedor ha mudado del sur, donde estaba hasta 2004, hacia el norte, donde está ahora y cada año la diferencia a favor del norte se incrementa más. Cuando se produjo este fenómeno, ¿qué hicieron las élites del sur?. Faro de Vigo era y es parte de las élites, marca la agenda política. Y Abel Caballero, desde el 22 de septiembre de 2005 en que retomó la actividad política como presidente en el Puerto de Vigo, estaba y está en la escena. ¿Qué hicieron estas élites?. Equivocarse.

No se escuchó a Abel Caballero cuando se discutía la entrada en L de la alta velocidad por el sur de Galicia. No dijo nada para no enfadar a su partido a pesar de que la agrupación viguesa del PSOE y la UGT de Vigo defendieran la L. No se escuchó a Abel Caballero manifestarse en contra de Punta Langosteira, mientras sí se pudo escuchar al PSOE vigués llevar una moción y aprobarla en el pleno del Concello de Vigo sobre este tema. El iluminado Caballero descubre el AVE a tres meses de las elecciones municipales de mayo de 2007, y monta un numerito con el secretario de estado de infraestructuras del gobierno de Zapatero, que le pone por escrito que en 2012 el AVE llegará a Vigo, y si no fuera así, Caballero dimitiría. Aún estamos esperando por el AVE y por la dimisión.

Más grave fue cuando el ministro amigo de Abel, José Blanco, mediante la colaboración de González Laxe, prioriza en Europa a Punta Langosteira como puerto nodal y relega al puerto de Vigo a un papel secundario. No convocamos manifestaciones desde el Concello ni declaramos enemigo de Vigo a Blanco. Todo lo contrario, nos abrazamos en público a él. Y mientras Caballero y las élites de Vigo se equivocan en el tema de la fusión de las cajas gallegas, abducidos por Gayoso y entregan la sede al norte. La historia ya saben cómo termina, los genios de Caixanova en la cárcel y Vigo fuera del mapa financiero regional.

Y mientras la crisis de 2008 golpea y desnuda a los viejos sectores industriales del sur, aglutinados básicamente en torno al metal, en el norte se consolida un liderazgo global (Inditex) que no solo afecta al textil, sino que afecta a más sectores, desde la logística al diseño pasando por nuevos materiales, marketing, montaje, etc. Universo Inditex con proyección mundial.

Decía Octavio Paz, cuando se derrumbó el muro de Berlín, que no había nada que celebrar con el fracaso del comunismo, que quedaban las preguntas por las que surgió. Pues en lo nuestro igual. Me alegro por que Faro de Vigo descubra que estamos mal, al fin. Pero nos deben explicar por qué se equivocaron tanto nuestras élites desde 2004. Debieran además esas élites pedirnos perdón, porque nos han mentido y engañado y pretenden seguir haciéndolo, buscando solo un chivo expiatorio y seguir manteniendo un modelo clientelar que solo puede ofrecer fracaso y miseria.

Corrupción de alta velocidad 1

He dicho desde hace años que no se puede explicar racionalmente que España tenga mas kilómetros de AVE que Alemania, Francia, USA, Gran Bretaña, Japón, etc. Solo nos gana China, país con una superficie mucho mayor y con 40 veces la población de España.

Además, las líneas que están funcionando en su conjunto son deficitarias, es decir, ponemos dinero todos los españoles a final de año para tapar los agujeros. ¿Por qué entonces este furor por hacer kilómetros de AVE?, la respuesta es la misma que para comprender por qué tenemos aeropuertos duplicados o infrautilizados, como es el caso de Galicia. Es fácil adjudicar, después pagar reformados, sacarse unas fotos antes de las elecciones. Lo difícil es rentabilizar la inversión. Desde 1996, en España, los gobiernos sucesivos decidieron invertir en hormigón, como aquí en Vigo decidimos hacer aceras de lujo que no tienen ciudades como Barcelona, Viena, París o Madrid.

Al final se sabe todo. Sabemos y sabremos más, que hay empresas, directivos, funcionarios y políticos que sacan tajada de la obra pública. Sepan que José Blanco, anterior ministro de Fomento y gran impulsor del AVE, tenía en Adif un muy buen amigo. Carlos De la Peña, ex alcalde de Baiona, en su tiempo hombre de confianza de Sánchez Presedo y amigo eterno de José Blanco desde los tiempos de la discutida contabilidad del Consello da Xuventude en Galicia, que presidía Blanco y donde De la peña, como economista prestigioso, asesoraba. ¿Adivinan quién le nombró director de seguridad en Adif?.