Y otro más

Ha sido el Financial Times, el periódico que ha obligado a que los vigueses se enteren de las mafiosas relaciones de nuestras élites políticas y económicas, que llevamos denunciando en esta web años. La verdad es coja, tarda pero termina llegando.

Lo había dicho el FBI americano, lo denunció la prensa internacional pero en Vigo ni caso. Detrás de la fortuna de Sam Pa, que compró la parte mayoritaria de Rodman Polyships al amiguísimo de Abel Caballero, está la corrupción de las élites chinas y angoleñas que saquean a esos países. El señor Pa acaba de ser detenido en China por las propias autoridades, que no podían seguir ignorando lo que los medios financieros y policiales a nivel internacional decían sobre la corrupción en la que se basaba la fortuna de este corrupto. La ex ministra y candidata a secretaria general del PSdG-PSOE, doña Elena Espinosa, tragó de vicepresidenta y Bahillo, Caballero, al que no le llega con la operación Patos y el hormigón, y Manuel Rodríguez todavía se adulaban en público hace escasas semanas en el Club Financiero.

Asco es lo que me producen quienes nos dirigen y asco me dan los que se callan ante tanta corrupción. Poner en pie una alternativa honrada y decente es la urgencia democrática en esta ciudad. A ello me comprometo y pronto les daré noticias para adherirse a una asociación de defensa de Vigo y los vigueses.

La verdad del sector naval

En esta página, hemos mantenido que el problema del naval en Vigo y Galicia no era el tax lease ni el malvado Joaquin almunia. El problema somos nosotros, o más claramente, algunos “pseudoempresarios”, pues hay gente decente y honrada pero son los menos.

Al final, aquel tax lease que se iba a llevar por delante los 10.000 empleos de la ría de Vigo, se ha quedado en un tigre de papel de 126 millones de beneficios fiscales fraudulentos que, tras estudiar caso a caso, tendrán que devolver empresas como El Corte Inglés, Zara o Ikea, que como verán tienen una implicación profunda con la construcción naval y la explotación de todo tipo de buques.

Como siempre, al final llega la verdad y el problema de Barreras es que el señor Pucho Viñas se equivocó, sin mala fe sentencia dixit, de contabilizar como Dios manda 12.000 millones de las antiguas pesetas, calderilla, y los sindicatos, los liberados, los consejeros y los banqueros prestatarios junto con los auditores no se dieron cuenta del error. Por no darse cuenta, ni siquiera el ilustrísimo profesor mundial de economía que nos representa, el ilustre Abel Caballero, se dió cuenta. Vamos, igual que los consejeros de Gayoso, estaban de paso y, eso sí, se liberaban, cobraban, prestaban y botaban navíos pero no sabían nada. Hatajo de cómplices de golfos que siembran la ruina de esta ciudad.

Y ahora señores y señoras concejales, ¿matamos a Joaquín Almunia?, ¿a Rajoy?, ¿a Núñez?, mientras tanto los vascos y asturianos contratan y seguirán contratando nuevos buques. ¡Hasta los noruegos parecen dispuestos a comprar los astilleros de Viana do Castelo!. O cambiamos los patrones que dirigen este buque llamado Vigo o naufragaremos entre la complacencia autista de sus élites.

Almunia: persona non grata 2

Los gloriosos concejales que nos representan, han decidido, con extraña unanimidad, declarar persona non grata a Joaquín Almunia por el tema de la devolución de las ayudas fiscales que disfrutaron algunos inversores como Ikea, Banco Santander, BBVA, El Corte Inglés, etc. por financiar la construcción de barcos en la década anterior. Es bueno que sepamos también que las grandes empresas españolas como El Corte Inglés, BBVA, Telefónica, etc. pagan una media del 3,5% como impuesto de sociedades. Revisen sus cuentas, miren lo que pagamos los ciudadanos de a pie y verán la maravilla de sistema fiscal que tenemos.

Pero aquí la cuestión de fondo, la verdadera, es otra: ¿por qué este mismo pleno no declaró personas non gratas a Julio Fernández Gayoso y José Luis Méndez por el hundimiento de las cajas de ahorros gallegas que nos ha costado 12.000 millones de euros y subiendo?, ¿por qué no se declaró persona non grata a Manuel Fernández de Sousa Faro, estimado compañero de tenis de nuestro estimado alcalde de Vigo Abel Caballero, por ocultar 2.500 millones de deuda en la contabilidad falsa de Pescanova que la ha llevado al borde de la desaparición y ha obligado a intervenir a los organismos públicos?, ¿por qué no declararon personas non gratas a los administradores que llevaron a la suspensión de pagos a Barreras y Vulcano?. Se lo contesto yo: porque en el pleno municipal se sientan unos cínicos que nos ocultan que las élites políticas y económicas de Vigo están saqueando la que un día fue la ciudad número uno en potencia económica de Galicia y prefieren ocultar sus miserias y complicidades en mentiras y propaganda. Y así nos va, los del naval sin trabajo y los vascos contratando catorce barcos, los asturianos tres… .

El problema, como decía el gran Sartre al hablar del infierno, somos nosotros. Pobre Vigo.