Foto del declive 7

Estos días acaba de publicarse el informe Ardán 2016. Como sabrán, ese informe es financiado por el Consorcio de Zona Franca de Vigo, cumpliendo un mandato del Plan Estratégico de Vigo de 1993, siendo alcalde y presidente del consorcio el que abajo suscribe. El informe lo redactan un grupo de profesores de la facultad de Económicas de la Universidad de Vigo, coordinados por los profesores Santiago Lago y Albino Prada, ambos en posiciones ideológicas socialdemócratas y colaboradores en bastantes ocasiones del Partido Socialista.

Les recomiendo que lean el informe(es de acceso libre en este enlace) y comprueben lo que vengo diciendo desde hace tiempo. Vigo está en declive y nuestra distancia en términos económicos en relación a A Coruña, se hace cada día mayor. El informe se hace en base a una encuesta dirigida a más de 10.000 empresas, y los datos que ahora se publican corresponden a los resultados de explotación de 2014, y los que se publicaron en 2015 corresponden a los números de balance de 2013.

Los datos deberían hacernos pensar. En 2014, la comarca de A Coruña representó la creación del 44,96% del valor añadido bruto, generó el 32,66% del empleo de Galicia y sin embargo en términos de población solo agrupaba a 397.254 habitantes. Por su parte, la comarca de Vigo en 2014 tenía 423.842 habitantes, pero sólo generó el 19,34% del valor añadido bruto y supuso el 20,24% del empleo. La realidad de los números nos dicen que el área de Vigo cada día pierde distancia respecto al área urbana coruñesa en términos de empleo y riqueza, y que además este es un fenómeno que va en aumento, por lo menos desde 2007.

ardan2016_resumenCorunaVigo

Otra tabla interesante es la que muestra la evolución de la creación de riqueza(valor añadido) en estas dos comarcas desde 2008 hasta 2014. Los datos son escalofriantes. En 2008, A Coruña representaba casi el 39% de la riqueza generada y Vigo el 21,9%. Una diferencia abismal que no ha dejado de crecer, pues en 2014 A Coruña ya suponía el 49,3% y Vigo solo el 18,8%. Con Caballero al frente de la ciudad, había aumentado la diferencia a favor del área coruñesa. Y sigue aumentando.

ardan2016_pesoCorunaVigo

Una más para acabar, el peso de los ingresos. Vigo cada vez peor y A Coruña mejor y más lejos. Nosotros en declive, ellos en ascenso.

ardan2016_ingresosCorunaVigo

Hago un llamamiento al sentido común a la responsabilidad de los líderes sociales, económicos y políticos. O Vigo cambia de rumbo o esto será un barrio industrial, a lo mejor un parque temático de lo que fue la economía del siglo XX, pero o cambiamos las políticas económicas y urbanas o Vigo no será la ciudad gallega del siglo XXI, por que no se olviden, en el siglo XX lo fuimos, y ahora con estas élites corruptas y los salvapatrias, cada día nuestros empleos son menos productivos, nuestros salarios y nuestra renta disponible más baja y nuestra ciudad menos atractiva y con menos oportunidades de futuro para las generaciones del siglo XXI. Depende de nosotros el cambiar como Coruña cambió, con nuevos liderazgos democráticos, consensuales, interactivos, modernos y adaptados a los nuevos tiempos. El tiempo del hormigón y del clientelismo, de la corrupción y el enchufismo sólo traerá pobreza y desigualdad para los vigueses y viguesas.

E din que chove 2

Sólo hay algo peor que las personas que se empeñan en no ver ni oír la realidad que los rodea, esa vieja táctica de la avestruz consistente en enterrar la cabeza. Sólo es peor cuando las personas, instituciones y medios de comunicación que tienen la obligación moral de informar y advertir a las comunidades, ocultan, deforman o dicen medias verdades para seguir gozando de sus privilegios de un modelo productivo caduco que nos lleva como sociedad al declive. Son los datos del IGAE, INE y ahora también el avance del Informe Ardán 2015, quienes ponen blanco sobre negro algo que llevamos diciendo desde esta esquina del cuadrilátero desde hace mucho tiempo: Vigo está en declive demográfico y económico.

Por primera vez en la historia de Vigo desde que recibimos el título de ciudad, hace algo más de 200 años, nuestro crecimiento vegetativo es negativo, es decir, se mueren más vigueses que personas nacen. Si no hay futuro demográfico, y esto lo saben todad las naciones y sociedades, no hay futuro alguno. Y esa desgracia nos ha llegado. La población fértil, los chicos y chicas de menos de 30 años, en Vigo ha perdido más de 20.000 personas entre 2004, que eran 103.874, y 2014, que son simplemente 82.425. En A Coruña el descenso de ese mismo grupo de población fue solo de 13.700 . ¿Y por qué se van estos chicos y chicas?, porque no tenemos ni buenos empleos para ellos ni oferta de vivienda asequible. Me pregunto yo dónde están las 6.000 viviendas públicas que nos prometió la pareja Abel Caballero – Carmela Silva.

Vayamos a las empresas también: en 2011, según el informe Ardán, teníamos 10 empresas entre las 50 mayores de Galicia, en el avance publicado ayer con datos de cierre del ejercicio de 2013, solo tenemos 6. Arteixo, provincia de A Coruña, tiene nada menos que 22. ¿Y qué pasa en Vigo mientras?, pues que vivimos en el declive y nos peleamos entre nosotros por la poltrona, véase el espectáculo de las elecciones de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, o las mareas  mareantes que surgen por doquier. El futuro de esta ciudad que asombró a Galicia y España con su pujanza en el siglo XX es cada día más sombrío y los líderes callan como canallas.

El cambio que necesitamos en las elecciones municipales el 24 de mayo es volver a ser la ciudad número 1 en crecimiento demográfico, económico, social, político y cultural. No se puede ni se debe aspirar a menos. Solo así le daremos vuelta a estos diez años de declive que llevamos sufriendo.

Retrospectiva antes de seguir 2

Como dije ya en una anterior entrada, comenzamos nuevo curso, pero antes de comenzar debemos revisar el pasado, no podemos olvidarnos de las calamidades que venimos arrastrando estos últimos años por el deje de los gobernantes de nuestra ciudad. El declive económico y demográfico de Vigo es incontestable, no las palabras necias de un loco. Les recomiendo que inviertan algo de su tiempo en leer el informe Ardán de 2013 y 2014 y entenderán en dónde nos han metido esos que dicen gobernar y sabrán que es lo que tenemos que hacer los ciudadanos para invertir esta tendencia el próximo 24 de mayo de 2015. Muchísimo dinero malgastado en aceras, en entradas de fútbol como si esto fuese la Roma imperial, en publicidad en medios afines a cambio de silencio, en contratas de gente afín y en un auditorio que es una ruina. Muchísimo dinero que bien podría haber sido invertido en devolver a nuestra ciudad al lugar que nunca debió perder y se merece y que además hubiese redundado en el bienestar de sus ciudadanos a todos los niveles.

Y hablando de gorbernantes, no me quiero olvidar del tema del enchufismo, clientelismo y corrupción que infestan todos los niveles de la política de nuestro país. En Vigo, parece que la gente se va dando cuenta de qué clase de persona y gobernante es Abel Caballero. Hace ya casi un año que desvelé por primera vez (y no última) los “milagros” laborales de los amigos y gente cercana a Abel Caballero, que lleva obrando ya desde 2005 cuando presidía la Autoridad Portuaria de Vigo. Como no pasaba nada y la fiscalía hacía oídos sordos, pues el señor Caballero no ha tenido inconveniente en seguir utilizando el “dedazo” para otorgar trabajos y puestos de empleo a sus afines mientras el paro en Vigo continúa en niveles inaceptables. Y el PP, a pesar de decir que tienen pruebas de nada menos que 200 enchufes del señor Caballero, y el BNG callan y otorgan, como dicen algunos, porque no quieren judicializar la vida pública en Vigo. A mi me parece más bien que también están manchados de culpa y algo tendrán que ocultar. Al menos, a pesar del silencio pagado de algunos medios de comunicación, la calle y los ciudadanos se empiezan a mover ante la pasividad de las autoridades y representantes y ojalá esto traiga resultados como el cambio que no me canso de pedir el 24 de mayo en 2015.

¿Por qué nos callamos? 6

La gloriosa opinión pública y publicada de Vigo ha pasado en silencio por los datos estruendosos del informe Ardán, que como algunos de ustedes sabrán, se empezó a redactar en 1994, cuando presidía el Consorcio de la Zona Franca un tipo llamado Carlos Alberto González Príncipe.

Me empeñé en que desarrollando el plan estratégico de Vigo de 1993, aprobado solemnemente por el comité ciudadano en un acto realizado en el salón regio del Círculo Mercantil para realzar que era un plan de toda la ciudad, de su sociedad civil, Vigo tuviera un observatorio empresarial de toda Galicia y un observatorio socioeconómico del área metropolitana. Decidimos que el observatorio empresarial de Galicia lo desarrollase el Consorcio de la Zona Franca y la Fundación Provigo se encargase el observatorio socioeconómico del área metropolitana de Vigo. 20 años después, el informe Ardán todavía existe, pero la Fundación Provigo vegeta, más en estos últimos 7 años, y del observatorio que dirigió durante un tiempo el señor Outes, reciente candidato de IU para el Parlamento Europeo, nunca más supimos.

Resumiendo lo que nos muestra el informe Ardán 2014, hace 20 años eramos la ciudad número uno en la economía gallega y la única que tenía datos semestrales para corregir nuestros errores y prepararnos para el futuro. Hoy somos la número dos y a mucha distancia de la primera y no sabemos cómo somos ni cómo estamos en nuestro tejido económico y social. Sin duda, si queremos recuperar liderazgo, tendremos que empezar por saber analizar nuestra realidad socioeconómica y poner en valor nuevas áreas de producción que ayuden a crecer más y mejor. Ese es el cambio.

La autocomplacencia y el narcisismo de hoy son los responsables de nuestro declive demográfico, económico y político. Ni Dios, salvo algunos, levantamos la voz contra esta vergonzosa situación, y así nos va.

Vigo tiene salida: el cambio

Santiago Lago, además de catedrático de la Universidad de Vigo, es un economista situado a la izquierda, y en el marco del informe Ardán 2013 elaborado por la Zona Franca de Vigo, habla de algo de lo que vengo predicando hace años, que una parte de la industria de Vigo pierde competitividad, y es esa pérdida la que lleva a la deslocalización hacia países con mano de obra más barata. Lean la información que Enrique Vázquez Pita publica en La Voz de Galicia.

Pero hay solución. Coincido con la que proponen los autores de este trabajo y eso se lleva mal con la política de aceras que se lleva practicando en nuestra ciudad desde hace 6 años y que, según el gobierno municipal de Vigo, ha supuesto un gasto de 300 millones de euros. ¿Se podía gastar ese dinero público mejor para la creación de empleo y riqueza en Vigo?. De eso nunca se habla ni en las instituciones, ni en Ayuntamiento, ni en los medios. Como dice el informe Ardán, o cambiamos o morimos de éxito, que es la peor muerte posible.

Vigo, levántate y cambia 1

La publicacion del informe económico y de competitividad ARDÁN 2013, elaborado por el Consorcio de la Zona Franca de Vigo, correspondiente al año 2011, pone los pelos de punta a las personas que queremos a Vigo.

Estamos perdiendo la batalla de la producción y la del valor añadido frente al área de A Coruña, aunque tenemos un aspecto favorable, tenemos más emprendedores y más número de empresas. Si tenemos más emprendedores y más empresas, ¿por qué perdemos la comparativa con A Coruña?. Es muy fácil la respuesta: necesitamos cambiar. Primero, de ideas, volver a ser innovadores a nivel gobal, Zara lo es. Además de ideas, y sectores productivos, necesitamos cambiar a las élites políticas, económicas, sociales y mediáticas que nos tienen narcotizados en el lamento permanente.

Cambiar es una necesidad, cuanto más tardemos peor será para los vigueses, del presente y del futuro.