Son solo casualidades 2

Ayer, nuestro ínclito alcalde Abel Caballero se fue a hacer la foto con el señor Mouriño, presidente del Real Club Celta y los acompañantes de ambos para lanzar las obras del nuevo Balaídos.

Punto primero, no hay a día de hoy un proyecto constructivo completo que permita hablar de costo real, ¿les suena a algo?. Se habla de 30 millones de euros, 10 millones de euros los pondrá el Concello de Vigo, otros tantos la Diputación de Pontevedra y los 10 restantes entre el Celta, sociedad anónima de la que poseo desde el primer día 50 acciones, y la Zona Franca. No aprenden nuestras élites, así empezó la coña del estadio de Pasarón cuyo coste final fue más de 5 veces el precio inicial. Estoy seguro que aquí el sobreprecio estará, mínimo, entre 6 y 8 millones de euros. ¿Quién pagará la desviación?. Recuerden, por la razón de no pagar la desviación, el alcalde Caballero dejó a Vigo fuera del transporte metropolitano. ¿Qué pasa aquí entonces, que para el Celta hay barra libre?.

No tenemos proyecto constructivo, no sabemos el precio final pero sí sabemos quién suministrará el hormigón. Si ven la foto con atención, comprobarán que pegadito a Mouriño está su vicepresidente, Ricardo Barros, que “casualmente” es el presidente del grupo empresarial Hormigones Valle Miñor, donde “casualmente” trabajaba hasta hace 2 años el concejal, imputado por prevaricación después de una denuncia que interpuse yo, el señor Ángel Rivas, situado primero por la derecha en la foto, que “casualmente” era miembro del órgano del gobierno local de Vigo que votaba y firmaba las adjudicaciones de obras que “casualmente” recaían en una empresa de construcción que “casualmente” compraba el hormigón a Hormigones Valle Miñor, empresa para la que trabajaba el señor Rivas. Una gran foto ilustrativa de los cruces de intereses entre las élites viguesas.

Para rizar el rizo, una de las empresas que forma la UTE que llevará a cabo la reforma de la grada de Río es Stradia Infraestructuras. ¿les suena de algo?, a mi sí. Como ya informamos aquí, es la nueva fachada de la empresa Construcciones Eiriña, esa empresa investigada en el marco de la Operación Patos. Sumando, tenemos involucradas en este “sin-proyecto” a las mismas empresas y a los mismos representantes públicos involucrados en dos procesos judiciales. Muchas casualidades, ¿verdad?. Y aquí no pasa nada.

Otra casualidad, mañana el señor César Luena, secretario de organización federal del PSOE, viene a Vigo de la mano de Caballero y Rivas, porque Rivas, además de imputado, es el secretario de organización del PSOE en Vigo aunque Luena no sepa ni una cosa ni la otra. Dice un refrán español reunión de pastores, cordero muerto. Me temo que de esa reunión de burócratas del PSOE, mañana día 25 en el hotel ciudad de Vigo, el cordero muerto quieren que sea yo. Pues van apañados.