¿Se pudo hacer mejor? 2

Es evidente tras los dos últimos informes de peritos. Se podía haber hecho mejor la entrada en funcionamiento de la línea de alta velocidad Santiago de Compostela – Ourense. Sin las prisas de la foto, sin la presión para inaugurar antes de tiempo y si se hubiera hecho caso a los maquinistas que informaron por escrito de los riesgos de esa maldita curva, hoy no tendríamos que lamentarnos por el peor accidente de ferrocarril en España en los últimos 40 años.

El culpable primero es el maquinista, pero el sistema chapucero al servicio de las élites es el cómplice necesario. Esas élites de funcionarios y políticos que hacen trampa al adjudicar los contratos y, como se ve en Angrois, también nos hacen trampa cuando reducen las medidas de seguridad de los que viajamos en estos trenes Alvia.

No se equivoquen, el cambio democrático también tiene que llegar a la gestión de los transportes públicos para que no haya más Angrois ni más muertes evitables.

Otra tragedia en el mar

Otra vez otro accidente en el mar. Van tres en menos de diez semanas. ¿Siempre hay tripulantes de fuera y nunca se sabe qué pasó?.

En mi opinión, la pesca sigue siendo un gran agujero negro, de economía poco clara, de relaciones laborales y contratos muy negros, y de explotación y usura que no son compatibles con el estado democrático y social que decimos defender en el mundo siglo XXI.

Mi más sentido pésame a las familias de los fallecidos.

Hablaba por teléfono

¡Qué caiga el peso de la justicia sobre el conductor irresponsable!, que por hablar por teléfono inicio la más grande tragedia ferroviaria de España en los últimos 40 años. Por cierto, nadie normal entiende que una imprudencia que generó 79 muertos muetos y más de 100 heridos se resuelva con, como mucho, 4 años de prisión. Claramente, el código penal en este apartado es claramente mejorable y nuestros legisladores no se esmeraron en su trabajo.

Atención, ahora más que nunca necesitamos investigar por qué no hay sistemas de seguridad que impidan semejantes errores humanos en una linea por la que se circula a 200 kilómetros por hora, inaugurada y presentada como de alta velocidad el 10 de diciembre de 2011.

Atención a que nos roben, a la sociedad y a las víctimas, un juicio justo, con la tentación de cerrar un acuerdo entre la fiscalía y la defensa que nos prive de la causa oral.

Más que nunca queremos la verdad y la queremos toda, por la dignidad de todos.

Aportación de un lector

Comparto aquí, con su permiso, el comentario que me ha enviado Ricardo Canosa en relación a la tragedia ferroviaria de Santiago de Compostela y la falta de responsabilidades:

Completamente de acuerdo. Resulta absolutamente repulsivo ver a los presidentes de Renfe y Adif dándose prisa en echar la culpa al maquinista (sin esperar a los resultados de la investigación) porque eso podría dañar la imagen de la alta velocidad y perjudicar los jugosos contratos de Brasil y Arabia Saudí(13.000 millones de euros en juego).

La semana pasada viendo a MAFO contestar por escrito a la comisión de investigación y decir que pese a que él era el gobernador del Banco de España y cobraba 180000 euros anuales por ello, no tenía nada que ver con los salarios de los banqueros, ni con los productos que comercializaban, ni con nada de nada, pensé que iba a tardar mucho tiempo en volver a ver tanto cinismo. Pero por lo visto soy un ingenuo que se ha vuelto a equivocar. El problema más grande que tiene España y que tu y yo, ya hemos comentado en alguna ocasión, es la descomposición de sus élites políticas, financieras, culturales, etc . Tenemos unas clases dirigentes que quieren todos los beneficios y ninguna responsabilidad y como los ciudadanos se lo consentimos, así nos va.

España entera exige explicaciones 1

Excelente y encomiable el funcionamiento de los servicios públicos y la solidaridad de la ciudadanía gallega en la tragedia del tren Alvia en Santiago de Compostela, pero ahora asistimos al espectáculo vergonzoso de como los responsables de Adif, Renfe y Ministerio de Fomento,escurren el bulto y señalan con el dedo al maquinista.

En la alta velocidad y en la velocidad alta ferroviaria es imprescindible que existan mecanismos de seguridad que corrijan los posibles fallos humanos y, en mi opinión, en esta tragedia, además del error grave del maquinista, hubo una clamorosa falta de mecanismos de seguridad disponibles en otros tramos de la red de alta velocidad española.

Urgentemente necesitamos saber por qué y quién decidió que ese tramo no estuviera dotado de ese sistema de seguridad. Necesitamos saber si el tren Alvia 730 tiene los sistemas de seguridad adecuados.

Es urgente que España sepa con claridad las respuestas a las causas de esta desgraciada tragedia. Para eso está el Parlamento y si el gobierno no comparece, la oposición socialista debe exigirlo, caiga quien caiga. Los ciudadanos y ciudadanas queremos respuestas, no silencios y compadreos.

Tragedia en Santiago de Compostela

Acaba de descarrilar el tren Alvia que cubría la línea Madrid – Ferrol. La tragedia tiene ya 35 muertos y decenas de heridos.

En primer lugar mis condolencias para las víctimas, los heridos y sus familias.

En segundo lugar, y sin perder mucho tiempo, debería ponerse en marcha una comisión de investigación independiente que aclare ante la sociedad gallega y española por qué se produjo la tragedia, porque esto es una tragedia evitable.

En tercer lugar, cuando ya se conocía el accidente y la suspensión de todo tipo de actos festivos y políticos, en Castrelos se inició y sigue desarrollándose un festival bullanguero de espaldas al dolor de toda la comunicación. Sin sentido.

Descansen en paz y busquemos la verdad.