Narciso antes que Vigo 7

Entre los muchos mitos que han ido formando el espíritu indómito de los vigueses, figura un trovador llamado Martín Códax, personaje que cantó las ondas “do mar de Vigo dende a ensenada de San Simón”.

La mayoría de los vigueses, incluso los más jóvenes, desconocen que la única copia escrita de aquellos versos y músicas están en una bibloteca de Nueva York, que ese documento único en nuestra historia puede venir a Vigo por primera vez en nuestra historia y que es un documento excepcional para nuestra historia cultural y un ejemplar magnífico de lo que fue aquella edad media en este rincón del mundo donde ya había Vigo y vigueses. Vamos, una ocasión de presumir de Vigo y viguismo.

Pues hete aquí que nuestro querido Abel Caballero dice que el costo de 400.000 euros es inasumible para el Concello. El mismo que quiere gastar más de 30 millones de euros en Balaídos o gasta anualmente más de 2,5 millones de euros en publicidad, patrocinios y subvenciones. Lo de que no hay sitio para tan magno evento tampoco se sostiene. Si quiere le digo uno que está infrautilizado y está al lado de las ondas del mar de Vigo: la Casa de las Palabras. Recree allí durante 4 meses lo que fue aquella cultura medieval de trovadores y juglares. Ahí ya estábamos en el mapa de la lírica portuguesa. Si no le gusta mi idea, que ya sé que no, hay otros edificios y contenedores culturales en esta cidade fermosa que pueden albergar el evento.

Me temo, y es lo que más me duele, que los problemas que ve el alcalde Caballero y su gobierno responden a su enfermedad narcisista de que todo lo que no nazca de él, no puede salir adelante en la ciudad, y esta es una iniciativa de un excelente médico psiquiatra que la canaliza a través de la Universidad de Vigo. No parece que este rector y su posición sobre el tema ETEA y Campus do Mar estén bien vistas en la Praza do Rei, planta primera, o sea la alcaldía.

Perder esta oportunidad sería un error cultural, una falta respeto por Vigo, los vigueses y nuestra historia. Sería un error político porque muchos vigueses comprobarían que no nos merecen gobernar personas que practiquen la mezquindad y hagan de la ruindad una forma de comportamiento. Vigo necesita generosidad, puntos de encuentro, acuerdos, y en asuntos que están en nuestra historia sobran pataletas y narcisismos. El querido psiquiatra Jiménez, discípulo de la escuela lacaniana, sabe que los narcisos necesitan tratamiento, y los vigueses podemos empezar a cansarnos de tanto ombliguismo bonapartista. Al tiempo.

El menor mal 2

Las personas que hemos gobernado sabemos que no hay solución que contente a todos, y los médicos sabemos que no hay medicamento, por bueno que sea, que no tenga efectos secundarios indeseables. El acierto consiste en elegir la solución o medicamento que produciendo el mayor bien, minimice los perjuicios. Apliquemos este principio terapéutico, generalmente aceptado, para discernir cuál es la solución más favorable para Vigo y los vigueses al asunto de Balaídos.

La primera opción es que el Concello, con el plan actual de Abel Caballero, termine de invertir más de 30 millones de euros, bastante más porque la grada de tribuna ya superó el costo inicial, y que siga siendo propiedad municipal el estadio. Por activa y por pasiva, el accionista mayoritario nos ha dicho a todos, incluso pagando la publicidad, que el así se va y sabemos que hay ya dos ofertas extranjeras en torno a 100 millones de euros para comprar su paquete accionarial. ¿Preferimos los vigueses un propietario foráneo y pagar más de 30 millones de euros por el arreglo del campo? ¿por qué tenemos que gastar 30 millones públicos para que se beneficien unos accionistas privados en 100 millones de euros?. Es evidente que esta solución es mala para Vigo.

La segunda opción pasa por un acuerdo Concello-Mouriño para construir el campo del Celta en los antiguos terrenos de GEA(Grupo Álvarez en Lavadores, Cabral). El señor Mouriño seguiría siendo la referencia accionarial del Celta pero el Concello de Vigo tendría que primero parar la inversión en Balaídos, y después pensar que haría con los terrenos del estadio, porque si el Celta juega en su estadio no hay equipo para ese estadio de Balaídos, que caería en desuso y veríamos el declive de ese barrio como estamos viendo ahora lo que ha pasado con el traslado y cierre del Hospital Xeral. Esta solución, en cualquier caso, nos deja con un estadio sin uso y por tanto no tiene ningún sentido que el Concello y la Diputación sigan enterrando dinero público en unas gradas que no van a tener ni equipo ni aficionados.

La tercera opción es que el señor Mouriño consiga un acuerdo con el Concello de Mos, o el de Redondela, o el de Porriño, o el de Gondomar, o el de Nigrán y decida construir el nuevo estadio y la ciudad deportiva del Celta fuera de Vigo. Eso es lo que hizo el Espanyol cuando se fue a Cornellá y abandonó Barcelona municipio. Esta solución no es buena para Vigo, se nos cae un barrio y nos sobra un estadio que no tendrá equipo. En este caso, ¿qué sentido tiene seguir enterrando dinero público en un estadio que no va a tener usuarios, y para el comercio y hostelería de zona Traviesas-Fragoso se acabaron los días de partido y las recaudaciones?. Seguro que algunos no podrían soportarlo. Esta solución no es mala, es horrible, la peor.

Por último, queda la solución que no quiere Abel Caballero: un acuerdo que permita que el estadio pase a ser del Celta pero que parte del Celta sea municipal, para que ahora y en el futuro podamos como ciudad estar al tanto y controlar lo que se hace en el club. En esta hipótesis, hay que parar de enterrar dinero público y negociar con luz y taquígrafos el futuro de la sociedad anónima deportiva R.C. Celta de Vigo con participación municipal. A mi ver, esta es la mejor solución para el barrio, mejor para la ciudad y mejor para el Celta, porque así no cambia la propiedad y se ancla un accionista fiable.

Hasta aquí mi ejercicio de razonamiento. Ahora asistamos a lo que pasa, pero lo sensato y lo mejor para Vigo es un acuerdo. A este gobierno, a los grupos municipales, a los accionistas mayoritarios del Celta: echarle paciencia, imaginación e inteligencia para llegar a buen fin.

La realidad asoma 3

Carlos Mouriño, presidente del R.C. Celta de Vigo, ha dicho alto y claro lo que venimos diciendo en esta página desde hace años: Abel Caballero ejerce un control asfixiante y autoritario de la sociedad viguesa O estás con ál y le obedeces, o te margina y te silencia.

Mouriño no es un santo, durante mucho tiempo fue un cortesano de Caballero pero cuando quiso volar sólo, el sátrapa le ha querido cortar las alas. Pequeño problema de Caballero es que Mouriño ahora tiene independencia económica y por tanto tiene autonomía política, salvando las distancias con estos humildes ciudadanos que nos atrevemos a decir que Caballero está desnudo y Vigo en declive.

Bienvenido al club de los vigueses libres señor Mouriño. Debemos unir fuerzas para impedir que Vigo sea una ciudad controlada y en declive.

Dejándola caer 1

El señor Abel Caballero, usando los medios locales pagados con los impuestos de los vigueses para su gloria y gracia, decidió realizar un ataque bastante pobre al que aquí escribe respecto a la Casa de las Palabras. Menos mal que algún medio hace un poco de periodismo y ve más allá de donde manda el sátrapa. 60.000 visitas al mes llegó a tener la Casa de las Palabras, el señor Caballero cogió el testigo con 10.000 visitas al mes, y después de todos estos años de su mandato, pues ahí estamos con 300 visitas mensuales. Es lo que pasa cuando los amiguetes y enchufados se los coloca a gestionar cuando no saben gestionar. Esto es el resultado de la falta de inversiones, de renovación de contenidos, pero claro, aquí no hay pastel para los amiguetes como con el Auditorio Mar de Vigo y otras cosas. En resumen, el resultado de quién gobierna para su propia gloria y la de sus amiguetes, y lo que se salga de ahí, sobra o molesta.

Sobras las palabras 3

Pasó lo que llevamos diciendo desde 2011. Suspensión de pagos y ahora a ver lo que nos cuesta. El Auditorio Mar de Vigo es a Caballero lo que las quebradas radiales de peaje son al gobierno de PP: un grave error para favorecer amigos que vamos a pagar el pueblo. Caballero la cagó en el Plan General, la cagó en Caixanova y la cagó en el Auditorio. Estos errores y la ausencia de proyecto distinto al de las élites de la ciudad, condenan a Vigo a perder el liderazgo en Galicia.

Como todo con Caballero, casualidades y por detrás intereses cruzados, vínculos mafiosos. Ahí va una prueba, para que la fiscal jefe investigue como es su obligación. La empresa OIDE que recibe 500.000 euros al año por adelantado por organizar eventos en el auditorio, es del hermano del abogado del principal imputado de la trama Patos. En las conversaciones de la Patos que obran en el sumario, se habla entre las empresas imputadas de que hay que financiar actos y publicidad de actos a realizar en Auditorio. La mujer de Regades trabajaba entonces como relaciones públicas de la empresa que explotaba el Auditorio.

Más claro agua. Además de inútiles en la gestión, chorizos y mafiosos políticamente hablando. Y todo el mundo callado salvo nosotros, ¿por qué será?.

Gasto para muchos, beneficio para uno 2

Acabamos de enterarnos los accionistas, como yo de antiguas 500.000 pesetas de 1993, y aficionados celtistas que una corporación china desea pagar más de 100 millones de euros por el paquete de control de la sociedad anónima deportiva Real Club Celta de Vigo.

Es preciso recordar que la inversión total del señor Mouriño, directa e indirectamente mediante sociedades, no superó los 20 millones. Es preciso recordar que la Caixanova de antaño, Caixavigo primigenia, perdió en la suspensión de pagos más de 40 millones de euros, que tuvimos que pagar todos con dinero público. Recordemos también que con dinero público se hicieron quitas en la deuda que la sociedad anónima deportiva tenía con Hacienda, Seguridad Social y Administraciones Públicas. Y en este momento Concello y Diputación quieren invertir de entrada 30 millones de euros en la remodelación del campo de Balaídos, que es una concesión municipal a la sociedad anónima deportiva. Nos hemos enterado por Atlántico Diario que el accionista vendedor quiere reinvertir parte de los beneficios en un centro comercial, previa recalificación.

Como comprenderán algo huele mal en todo esto. Recalificaciones urbanísticas con la sombra del escudo del Celta: no. Y en eso estoy de acuerdo con Abel Caballero. Terminar lo que se está haciendo en Tribuna: sí. Pero ni un euro más de dinero público para incrementar los beneficios particulares. Es el momento de parar la inversión pública en un campo que produce beneficios que se lleva una persona privada y que ya nos ha costado entre unas cosas y otras, suspensión de pagos, quita, subvenciones directas e indirectas, los 100 millones que legalmente se va a embolsar.

Una vez más se demuestra que Caballero con su populismo confunde y perturba el interés público. Una gestión clientelar de los recursos públicos puede dar votos electorales, pero crea un perjuicio mayor a medio y largo plazo. Mouriño y su negocio con el coloso chino son un ejemplo

Las prioridades

Dicen los politólogos que las prioridades de las políticas públicas se miden por su impacto presupuestario.

En Vigo, desde hace tres años, existe un programa para combatir la pobreza que consiste en atribuir, previo concurso público, una ayuda extraordinaria de 1.700 euros a cada familia que se beneficiaría del programa. Todos los años miles de familias en riesgo social quedan fuera de los 1.700 euros que van dirigidos a pagar luz, vivienda y vestimenta y alimentos a lo largo de todo un año.

Faro de Vigo, un periódico amigo de Caballero, informa en su edición escrita de hoy que el gobierno municipal ha destinado 1.450.000 euros para que 600 jóvenes vayan a pasar 21 días en Irlanda para aprender y perfeccionar el inglés. Este programa de visita escolar a países europeos, básicamente anglófonos, se inició en los años 90, siendo alcalde el que suscribe. Con menos recursos, eran solo 15 días y fueron suspendidos desde 1996 hasta 2010, que los recupera Caballero con la oposición estúpida y errónea del BNG. Así les fue.

Creo que es una magnífica inversión que jóvenes capacitados y con escasos recursos disfruten de este programa. Me preocupa por otro lado que cada joven nos cueste, para 21 días, 2.400 euros. Es decir, que invertimos en 3 semanas de inglés de un joven más del 40% más de lo que invertimos en ayudar a una familia pobre a sobrevivir todo un año. Yo no recortaría las becas de inglés de ningún modo, pero lo lógico y decente sería elevar la ayuda para familias pobres a, como mínimo, los 2.400 euros que le damos a la empresa intermediaria de los cursos de inglés.

Las lecciones son dos: el gobierno vigués no tiene la lucha contra la pobreza de las familias como una prioridad fundamental y la oposición no se entera por qué y cuánto se quedan los intermediarios de los cursos de eso 2.400 euros. Yo me temo que, visto el hormigón, los planes de empleo o los equipos informáticos, en los que hay mordida, esto no va a ser diferente. Pero aquí todo el mundo calla. Bueno, todos no, nosotros no tragamos ni callamos.

Dos cara de una misma moneda 1

Dice el Tribunal Supremo que Gayoso, Pego y su banda, se quedaron con más de 10 millones de euros que no eran suyos, que cambiaron con la ayuda del abogado contratado al efecto sus contratos e indemnizaciones, aun sabiendo, el estado ruinoso de las cuentas de la caja fusionada. Estamos pues ante unos delincuentes que además de haber arruinado Caixavigo-Caixanova, al pilotar la fusión con la desastrosa Caixagalicia que hundió su amigo Méndez, no pensaron ni en la empresa, ni en Vigo, ni en Galicia, ni en los pobres ahorradores que habían comprado preferentes. Solo pensaron en sacar tajada o cacho para ellos personalmente, y dice el Tribunal Supremo que la pena que impone la audiencia nacional es escasa y que no la puede aumentar porque ni la fiscalía ni el FROB presentaron recurso. Tampoco el Concello de Vigo, que con la pérdida de la caja primero y después aceptando la sede en A Coruña firmó el final del liderazgo económico de Vigo en Galicia.
Porque los desastres de Gayoso y su banda los pagaremos en forma de declive para la ciudad, declive que solo será revertido cuando Vigo con nuevos líderes y nuevos actores financieros vuelva a estar en el mapa bancario de España y Europa.

¿Y qué pinta en todo esto el estimado Abel Caballero?, pues fue el cómplice necesario que defendiendo criminalmente la nefasta gestión de Gayoso, firmó la sentencia de muerte de Vigo como centro financiero. Porque Caballero dijo que la gestión de Gayoso era impecable, y de momento nos robó, pero está pendiente otro juicio por cientos de millones mal usados que se verá próximamente cómo acaba. Fue también Caballero quien engañando a la gente y con la colaboración económica y mediática de Gayoso y su banda, montó una manifestación para defender los expolios y fiascos financieros de don Julio, así le llamaban durante años, diciendo que era el mejor gestor y que quienes lo atacábamos, éramos antivigueses. Por último, fue también Abel Caballero el que cuando se produjo la fusión y se trasladó la sede a A Coruña exclamó: “¡Ganamos, es una absorción, mandamos Caixanova!”. La caja fusionada costó más de 8.000 millones de euros de dinero público, y la sede se fue para A Coruña y nunca más volvió, y Caballero aceptó esa solución porque le convenía a Gayoso seguir siendo presidente y a Pego director general.

Detrás de esa derrota, la más grande de la historia de Vigo, solo está la devolución de favores a Gayoso por Caballero. Cuando dejó de ser ministro, Gayoso contrató a Caballero, diputado en Cortes, para dar clase los viernes y sábados a 40.000 pesetas la hora. Más tarde, los tres años que Abel Caballero volvió a la universidad, Gayoso financió estudios firmados, cobrados y dirigidos por Caballero, algunos tan divertidos como el que recomendaba la coordinación de los tres aeropuertos gallegos con el aeropuerto de Porto. Ese estudio, por cierto, también lo firmaba su acólito el diputado autonómico Abel Losada.

Las sociedades que no recuerdan su historia corren el riesgo de repetir sus errores y me temo que una sociedad con una prensa sin memoria como Vigo, no podrá abrir un nuevo periodo sin ajustar cuentas con las elites económicas (Gayoso como ejemplo) y políticas (Caballero) que nos han llevado a este declive imparable. Y lo que es peor, no quieren reconocer, ocultan sus errores con el silencio cómplice de sus altavoces y voceros. ¡Porca miseria!.

Me quedo con el original 3

En psiquiatría existe un fenómeno llamado déjà vu. Consiste en que un paciente cree que lo que le ocurre ya lo vivió con anterioridad.

Desgraciadamente, en el PSOE de Galicia pasa ahora exactamente lo mismo que ya sufrió en 1993. En aquel entonces, en medio de una batalla entre renovadores felipistas y guerristas a nivel de estado, se cruzaron las elecciones autonómicas gallegas a finales de ese año. El candidato a la presidencia de la Xunta era Antolín Sánchez Presedo, apuntado a la corriente renovadora. En frente, Paco Vázquez y de manzanillo a su lado en el campo guerrista, don Abel Caballero, empleado a tiempo parcial por Gayoso en Escuela de Negocios de Caixavigo. El “Sir” Paco Vázquez boicoteó la campaña del candidato Presedo. Aún recuerdo aquellas gradas del polideportivo de Riazor vacías y Paco diciéndome: “Carlos, es duro para Felipe ver hormigón.”. Se daba por sabido que el hormigón era fruto de la desmovilización que él, Abel y los guerristas estaban practicando a lo bruto. Pero lo mejor vino el día de la votación. Paco mandó su voto por su chófer con su DNI a su mesa electoral. Quedó patente que no sólo no votaba a su partido, sino que quería que se supiese.

Ahora en Vigo y Galicia asistimos al espectáculo de Abel y su troupe para boicotear al pobre Leiceaga. Una diferencia clave es que Abel no va a tener el coraje de demostrar públicamente que no va a votar a su partido, suprema traición. También en esto el original, Paco Vázquez es mejor que la mala copia, Abel Caballero.

Aprendamos 1

Cuando usted lea esto, habrá finalizado el 28 congreso de la Asociación Internacional de pediatría en Vancouver, y tres han sido las lecciones que he aprendido aquí.

La primera y la más importante es que la prevención, y sobre todo la consideración de los aspectos ambientales que afectan a la salud serán cada día más importantes. Si hace 100 años las fiebres tifoideas mataban niños y la solución vino por el saneamiento de las aguas residuales y el acceso a agua potable, en el presente y en el futuro acabar con la contaminación, usar energías limpias, alimentos sanos, ayudarán a preservar la salud de la población tanto o más que las altas tecnologías.

En segundo lugar, el mundo es terriblemente diverso y desigual, pero es un sólo mundo, un solo planeta. Zika, ébola no son solo un problema de África o América Latina. Justo estos días las autoridades sanitarias estadounidenses reconocieron los primeros casos de Zika en Miami. Las amenazas a la salud son globales, debemos construir respuestas globales y la enfermedad no respeta frontera política, ni barreras geográficas, ni clases sociales, razas, religiones o lenguas. El riesgo de enfermar es global y multifactorial. La desigualdad es además un factor de riesgo global.

Por último, la pobre influencia de Vigo, Galicia y el mundo. En estos días la comunidad pediátrica de Galicia no existió, de Vigo estaba solo yo, y entre más de 120 miembros del cuadro de honor, solo había un español. Los mandarines que manejan la pediatría española y gallega en provecho propio, en alianza con los poderes de la industria farmacéutica, no se preocupan por la ciencia, por los nuevos retos de la salud de nuestros niños y niñas. Ellos a hacer caja.

Y para terminar, las aceras de Vancouver, vulgares losetas al lado de las de Vigo, pero Vancouver está en el mapa del mundo y está considerada como una de las mejores ciudades para vivir en todas las clasificaciones que se hacen anualmente. Por cierto, Vancouver no llega a 700.000 habitantes y en esa lista hay ciudades de tamaño similar a Vigo. Aprendamos todos, yo el primero, que Vigo no está en el mapa y que hay ciudades incluso más hermosas.

Vancouver_aceras