Lastimoso parecido

Lean este artículo que publicó El País sobre la agonía y declive de la Comunidad Valenciana. Ahora les propongo un ejercicio, tomen el texto del artículo y en vez de Cataluña pongan A Coruña, en vez de valencianismo pongan viguismo, en vez de Canal 9 pongan los medios de comunicación que reciben jugosas subvenciones del Concello de Vigo y que llevan Vigo en su nombre comercial, en vez de los hogares falleros pongan las asociaciones de todo tipo que subvenciona el sátrapa creando una red clientelar. El resultado final será Vigo, una ciudad en declive como la Comunidad Valenciana con unos chupópteros, unas élites que desangran la sociedad civil y hacen de la práctica corrupta lo habitual. Ese es el Vigo que dejará Abel Caballero, como la Valencia que dejó Francisco Camps. Tendrán mayoría absoluta pero terminarán Camps y Caballero siendo un desastre para las sociedades que se dejaron comprar por sus políticas clientelares y corruptas, y caerán y caerá sobre ellos la maldición de la corrupción que alentaron.

La basura sale a flote 2

Lean con detención las informaciones que hoy publica Carlos Punzón en la edición de La Voz de Galicia, a página completa en la página 6 de la edición escrita. Pasen y disfruten, vean como se amañaban los empleos, forzando a contratar no sólo a la cuñada sino también a la hermana de la pluriempleada Carmela Silva y vean la indecencia de los correos que salían de los ordenadores municipales. Por cierto, a nadie se le ocurre pedir la personación del Concello de Vigo en la causa por claro perjuicio por esos 108.000 euros perdidos. Será que después de millones en aceras para amigos, auditorios en bancarrota y un barco en una rotonda, 108.000 euros pagados con el sudor de la frente de todos los vigueses y viguesas son calderilla para Abel Caballero y su comparsa.

Se demuestra, todo lo que vengo denunciando desde hace años es cierto, y también lo será lo que vamos a saber en los próximos días. Tenemos que intentar el cambio el día 24 de mayo de 2015.

De mal en peor 3

Miren, la democracia en la vida municipal de vigo padece muy mala salud. El secretario del Concello de Vigo ha echado abajo la petición de pleno de los genios del PP, que ya dijimos aquí que no aciertan cuando piden un pleno para aclarar las responsabilidades políticas de la imputación de tres altos funcionarios del Concello de Vigo, implicados por la juez del juzgado número 7 en el feo y sucio asunto de la cuñada de Carmela Silva, que tras trabajar de cuerpo presente tres meses en una contrata municipal de los centros cívicos tuvo la “suerte” de cobrar casi 5 años.

Ya dijimos que lo sustancial era poner en marcha una comisión de investigación, y si quieren de verdad hacer algo serio terminarán dándonos la razón.  Mientras el PP se apresta a pedir un nuevo pleno, esta vez para debatir sobre el tema, los amigos del BNG y los múltiples candidatos de la Marea y las siglas siguen durmiendo la siesta, porque el informe se conoció a las 15 horas y de ellos no sabemos nada. Pónganse trabajar, que así se las ponían a Felipe II. O hay una lista sensata, creíble y seria o démonos por jorobados los vigueses y viguesas normales otros cuatro años.

Los chorizos se tapan 1

¡Por fin se va abriendo camino la verdad!. La juez del juzgado número 7 de Vigo ha imputado al interventor actual del Concello de Vigo, al jefe de participación ciudadana y a la cuñada de doña Carmela Silva, pareja política y primer teniente de alcalde de don Abel Caballero. El motivo: ese trabajo extraño de la señora cuñada en una extraña contrata de los centros cívicos municipales. Ese por el que no se pasaba mucho pero por el que estuvo cinco años cobrando una generosa nómina. Recuerden, lo denunciamos aquí y ante el PSOE hace 18 meses. Y el PP y BNG callando. Tuvo que ser una asociación cívica, Xuntos, quien retomando mi denuncia y los documentos que facilité previamente al PSOE, se personase ante la fiscalía. Gracias a esto y con el valiente testimonio de los antiguos empleados de esa contrata, supimos que podía tratarse de un trabajo ficticio y prevaricación.

Ahora los del PP quieren lavarse la cara y solicitan un pleno, pero no para hacer la comisión de investigación que reclamamos la gente decente, porque hay más de 30 enchufes documentados. No, los chicos del PP quieren un paripé, ¿y por qué?, pues la respuesta a este temor reverencial del PP y el BNG pudiera ser que ellos hacen lo mismo que Caballero y Baltar. De hecho, V Televisión ha difundido un posible enchufe del hijo de la ex alcaldesa del PP Corina Porro en la escuela de hostelería de Santiago de Compostela sin haber pasado la pertinente oposición. ¿Acabaremos sabiendo también a cambio de qué el PP y el BNG le votaron cuando le hizo falta a Caballero sus cuentas del despilfarro, o inversión en lealtades, en hormigón y granito?.

No se equivoquen, el cambio es ganarles democráticamente a estos representantes de los vigueses que piensan en sus intereses familiares, personales y partidistas y pisotean los intereses generales de la igualdad de oportunidades. Para ganarles nos harán falta los votos de la gente decente el 24 de mayo de 2015 en las eleccionbes municipales de Vigo.

Por cierto, los amigos de las Mareas nunca fueron ni al fiscal. Tragando que es gerundio.

Sus amigos y nuestro dinero 3

Miren con detenimiento estas dos fotos, una la de 4 protagonistas que publica el Faro de Vigo, la otra, la más llena de personajes, la Voz de Galicia. Les voy a contar lo que nadie les dice, una historia de amistades para que sepan quiénes lideran nuestra ciudad y cuán mal usan nuestro dinero para su provecho. El acto en que se enmarcan las fotos es el agradecimiento de la cónsul honoraria de Perú en Vigo, la señora Montenegro, que accedió al cargo hace 5 años. El motivo del agradecimiento es reconocer que el señor alcalde Abel Caballero le cedió gratis los locales y los gastos asociados al mantenimiento de los locales del consulado durante 5 años.

La historia empieza así: la señora Montenegro es la actual esposa del querido Manuel Rodríguez, fundador y presidente del grupo Rodman, que está vendiendo una parte del mismo a la empresa Sonangol, china-angolana, por la bagatela de 100 millones de euros. Pues bien, durante 5 años ustedes y yo, los vigueses, le hemos regalado un local gratis a su mujer que ahora cambia a la calle Sanjurjo Badía a un local “cedido” por la fundación Rodman, propiedad de su esposo que aprovecha el régimen de fundaciones para escaquear dinero en impuestos a la hacienda española.

Sigamos con las fotos y la historia, vean la foto de la Voz de Galicia y comparen con la de Faro de Vigo. El Faro, con sólo 4 protagonistas, le hurta a los lectores la presencia sonriente en segundo lugar por la izquierda del inclito e imputado amigo de Abel Caballero y Manuel Rodríguez, Alfonso Paz Andrade, ex miembro del consejo de administración da la hundida Pescanova pero que tres días antes de la catástrofe, “visionariamente” vendió la mayoría de sus acciones en esa empresa hundida con su brillante dirección. Por eso mismo, en Estados Unidos, estaría en cárcel.

Fíjense, la señora de Rodman, Manuel Rodríguez, Alfonso Paz Andrade, Abel Caballero se ríen, se hacen favores y se homenajean pero esta historia ya venía de antes, de cuando Abel Caballero fue ministro y Rodman, que estaba en Puxeiros, compró por una cantidad simbólica los antiguos astilleros de Ascón en Ríos y en Moaña y se llevó más de 300 millones de pesetas de los años 80 del gobierno donde se sentaba Abel Caballero.

La moraleja de las fotos y la historia detrás de ellas es unos lo entienden bien, y otros no quieren que se sepa que Abel Caballero es lo mismo que Manuel Rodríguez y Alfonso Paz Andrade, son amigos y serán amigos porque tienen intereses comunes que no son los nuestros, los de la gente normal, los vigueses y viguesas que con el sudor de nuestra frente y nuestros impuestos pagamos las verbenas, caprichos y desfalcos de los amiguetes del alcalde.

El 24 de mayo, en poco más de dos meses, debemos ganarles con nuestos votos y devolver la ciudad de Vigo a los viguese normales, volver a hacer de Vigo la ciudad número uno en trabajo, no la número dos en parados como somos con Caballero, y volver a hacer de Vigo una ciudad con futuro para jóvenes y no una fiesta para cuatro carcamales.

Enderezando el vuelo

Llevamos largo tiempo diciendo que el problema de hacer crecer al aeropuerto de Peinador era el conseguir socios fiables. Nuestro inclito Abel Caballero se casó con Air Nostrum y los resultados hablan por sí solos, un desastre. Parece, por fin, que nos da la razón y busca algún socio que pueda traer una mayor proyección como Ryanair. Acertaría en este caso, pero a lo mejor un poco tarde, su prepotencia nos ha hecho perder cuatro años, pero hagamos el cambio y veamos si los resultados lo justifican, lo que ya sabemos es que seguir como estamos no trae beneficio alguno. Esperemos que no se trate de una simple maniobra en vista de las elecciones municipales que se celebran en poco más de 2 meses. Vigo, con la competencia feroz que le rodea, necesita socios de esta clase.

E din que chove 2

Sólo hay algo peor que las personas que se empeñan en no ver ni oír la realidad que los rodea, esa vieja táctica de la avestruz consistente en enterrar la cabeza. Sólo es peor cuando las personas, instituciones y medios de comunicación que tienen la obligación moral de informar y advertir a las comunidades, ocultan, deforman o dicen medias verdades para seguir gozando de sus privilegios de un modelo productivo caduco que nos lleva como sociedad al declive. Son los datos del IGAE, INE y ahora también el avance del Informe Ardán 2015, quienes ponen blanco sobre negro algo que llevamos diciendo desde esta esquina del cuadrilátero desde hace mucho tiempo: Vigo está en declive demográfico y económico.

Por primera vez en la historia de Vigo desde que recibimos el título de ciudad, hace algo más de 200 años, nuestro crecimiento vegetativo es negativo, es decir, se mueren más vigueses que personas nacen. Si no hay futuro demográfico, y esto lo saben todad las naciones y sociedades, no hay futuro alguno. Y esa desgracia nos ha llegado. La población fértil, los chicos y chicas de menos de 30 años, en Vigo ha perdido más de 20.000 personas entre 2004, que eran 103.874, y 2014, que son simplemente 82.425. En A Coruña el descenso de ese mismo grupo de población fue solo de 13.700 . ¿Y por qué se van estos chicos y chicas?, porque no tenemos ni buenos empleos para ellos ni oferta de vivienda asequible. Me pregunto yo dónde están las 6.000 viviendas públicas que nos prometió la pareja Abel Caballero – Carmela Silva.

Vayamos a las empresas también: en 2011, según el informe Ardán, teníamos 10 empresas entre las 50 mayores de Galicia, en el avance publicado ayer con datos de cierre del ejercicio de 2013, solo tenemos 6. Arteixo, provincia de A Coruña, tiene nada menos que 22. ¿Y qué pasa en Vigo mientras?, pues que vivimos en el declive y nos peleamos entre nosotros por la poltrona, véase el espectáculo de las elecciones de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, o las mareas  mareantes que surgen por doquier. El futuro de esta ciudad que asombró a Galicia y España con su pujanza en el siglo XX es cada día más sombrío y los líderes callan como canallas.

El cambio que necesitamos en las elecciones municipales el 24 de mayo es volver a ser la ciudad número 1 en crecimiento demográfico, económico, social, político y cultural. No se puede ni se debe aspirar a menos. Solo así le daremos vuelta a estos diez años de declive que llevamos sufriendo.

¿Igualdad ante la justicia? 1

Los españoles tenemos cada vez más dudas de que la igualdad ante la justicia sea un hecho palmario en nuestras vidas. Esto todavía es más llamativo cuando se analizan los tratos que diferentes jueces dan a los mismos casos. Viene esto a cuento de los empleos ficticios, cuando alguien recibe un salario sin ir a su puesto de trabajo.

Analicemos un par de casos. Para empezar, el caso de Jacques Chirac, ex-alcalde de París que fue condenado por contratar y pagar a una serie de empleados con cargo a la nómina del Ayuntamiento de París y que realmente trabajaban en el partido del señor alcalde y luego presidente francés. La denuncia anónima fue tomada en serio y la fiscalía primero y los jueces después encontraron motivo de delito y condena. Otro ejemplo de hoy mismo, el caso del inefable ex-presidente Jaume Matas, comunidad de Baleares. Hoy el Tribunal Supremo le condena a él por conseguir que un hotelero de Palma de Mallorca simulase y pagase por un falso empleo de nada menos que 3000 euros al mes como relaciones públicas del hotel Valparaíso para la esposa del señor Matas.

Ahora la contrapartida. Vean el caso de Vigo, que la fiscalía en el caso de una señora, cuñada de la teniente alcalde, es contratada por una contrata municipal y yendo solo unos meses al puesto de trabajo, cobra 5 años y aquí todos silbando y mirando hacia otro lado. Los imputados son la cuñada y un funcionario. ¿Creen ustedes que fue una idea del funcionario?, en París y en Mallorca no sancionaron al jefe de personal, sancionaron al que da las órdenes desde arriba, sancionaron al político enchufador y favorecido, no a la víctima. ¡Cosas veredes amigo Sancho! que ya decía El Quijote.

Para que Vigo sea una ciudad normal, necesitamos un gobierno de la ciudad gente normal. Eso es parte del cambio.

Más pobre y más desigual

No lo dice el lobby de A Coruña, ni tan siquiera lo digo yo, lo dice el periódico decano de la ciudad, y los datos los da el Ministerio de Hacienda.
El vigo que heredaremos de la época de Abel Caballero será más pobre y desigual. La renta media ha bajado 3.000 euros anuales quedando en 18.215 euros año. Aún más grave es que 53.000 personas no llegan ni tan siquiera a 12.000 euros al año, es decir, que prácticamente la mitad de los ciudadanos que tienen renta en esta ciudad se quedan lejos de los mil euros por mes.

El problema no son las aceras, el problema es crear más y mejores empleos, y los 150 millones gastados en obras keynesianas han servido sólo para engordar las cuentas de los contratistas y los hormigoneros. Los trabajadores somos menos y ganamos menos ahora que hace 4 años. La prioridad es cambiar el modelo de crecimiento, solo con hormigón Vigo no tiene futuro nada más que para los comisionistas y amigos del régimen. Ese cambio de modelo se debe hacer democráticamente en las urnas el 24 de mayo.

Menos palabras y más hechos 3

La salida de la crisis económica en el terreno aeroportuario también va a tener un coste mayor para Vigo que para otras ciudades de Galicia.

La crisis económica se manifiesta en que hemos pasado de ser la ciudad número uno de Galicia en PIB/población a ceder el liderazgo sin visos de cambio a A Coruña. En el terreno aeroportuario, el resultado va a ser peor. A pesar de una inversión de más de 150 millones de euros, la mayoría provenientes de fondos europeos y deuda emitida por AENA, y una nueva terminal con capacidad para hasta 4 millones de pasajeros, el aeropuerto de Peinador ha pasado en 8 años, casualmente los que lleva en la alcaldía Abel Caballero, de acercarse al liderazgo de Lavacolla a situarnos en último lugar y con escasas perspectivas de salir del farolillo rojo.

pasajeros_aeropuertos_galicia_2006_2014

Cuando se han manejado más de 1800 millones de euros en 8 presupuestos municipales, los ciudadanos tenemos derecho a tener mejores resultados aeroportuarios. Los problemas no son de infrastructura, fíjense sino en la terminal de Alvedro, ni que A Coruña y Santiago se muevan en el proceloso mundo de la subvención de vuelos. Lo grave es que Vigo no haya acertado. Porque dar dinero ya lo dábamos para el vuelo a Londres de Vueling y fracasó. Dinero le dimos a Volotea y de la famosa base no sabemos nada. Dinero le hemos dado y vamos a dar a Air Nostrum varios años más, y Peinador no despega. El problema está en que hemos gastado mal nuestro dinero, escogimos mal la pareja y los otros escogieron mejor. Actuamos mal y tarde. Vueling, Air Europa, Ryanair son bastante mejor socio que los novios de Abel Caballero: Volotea y Air Nostrum.

Gritemos, lamentemos, o como gusta el actual alcalde, culpemos a otros pero el error es de los dirigentes de Vigo, que reaccionaron tarde y mal para conseguir compañías aéreas interesantes para Vigo. Eso es lo que tenemos que cambiar el 24 de mayo: menos llorar, menos lamentar, menos mirar hacia otro lado y más hacer con un gobierno municipal inteligente y decente que se preocupe de Vigo.