Que siga el baile

El juez del juzgado de instrucción número 4 de Vigo ha decidido imputar al concejal y cuñado de Carmela Silva, Francisco Pardo Espiñeira, y al concejal Ángel Rivas, por los presuntos delitos de prevaricación administrativa, nombramiento ilegal y malversación de caudales públicos. El origen de todo es la denuncia formulada por Xuntos por Galicia, por la acumulación de dos jefaturas con los consiguientes pluses en don Francisco Javier Gutiérrez Orue.

El señor aparece relacionado con el empleo ficticio de otra cuñada de doña Carmela Silva, Vanesa Falque, en la contrata municipal que atendía los centros cívicos municipales, IMESAPI. Por este asunto, el señor Gutiérrez Orue que entró en la plantilla municipal como peón y trabajo en servicio de limpieza, puede ser procesado por malversación y falsificación de documentos.

Como verán, el horizonte judicial del gobierno de Caballero no aparece limpio de riesgos. Lean el auto, el juez desgrana parte de los manejos presuntamente delictivos del gobierno Caballero.

Ningún periódico a pesar de tener el auto en su poder ha querido reproducirlo, por eso nosotros lo hacemos aquí, para que ustedes tengan toda la información que los medios tradicionales no les ofrecen.

Deje un comentario