Las dos caras del declive 2

El declive de las sociedades no se da por casualidad, no es fruto del mal de ojo, no responde a que no nos quieren. El declive de las sociedades y de las ciudades, regiones o estados responde a su incapacidad para adaptarse a los cambios que experimenta el mundo.

Eso es lo que le ha venido pasando a la sociedad viguesa desde antes de 2007, diríamos que desde 2004. Nuestras ventajas anteriores se han desvanecido por la dejadez o corrupción de aquellos que deberían velar por ellas: un sector industrial tradicional que no supo adaptarse al nuevo modelo producción industrial; nuestra entidad financiera volvió a caer en la burbuja especulativa como en 1993, cuando tanto nos costó salvarla. Nuestras élites políticas, mediáticas y económicas cerraron los ojos, no vieron lo que se venía encima y se inventaron un victimismo infundado para salvar el pellejo y dirigir las miradas hacia otro lado.

El problema no era que Gayoso y su equipo habían generado un agujero de 3.000 millones en inversión especulativa, no solo en ladrillo con más de 100 empresas inmobiliarias, sino también en más de 60 solares energéticos o en corrupción pura y dura como negocios eléctricos en Perú o inversiones ruinosas en la bolsa Española. No, Abel Caballero, exempleado de Gayoso en la Escuela de Negocios de Caixanova a 40.000 pesetas la hora y padrino del doctorado honoris causa a Gayoso, decidió que el problema era que Caixagalicia tenía un agujero mayor. Entre los dos sacaron, con el apoyo mediático a partir del pago de publicidad con nuestros impuestos, a más de 30.000 vigueses a la calle porque nos robaban una caja que ya estaba hundida, y hundida por Gayoso y sus amigos, que hoy durmieron en prisión por robarnos. Y nadie de los voceros nos pide disculpas.

No estuve en esa manifestación. Denuncié lo que había, reclamé un cambio de personas y políticas. El tiempo me ha dado la razón, y el declive seguirá en Vigo mientras no haya asunción de errores, cambio de actores y cambio de políticas públicas. Con aceras solo no remontaremos a ciudad líder e inteligente como las que tienen futuro en el siglo XXI.

Esta es la herencia de Caballero y Gayoso….sus intereses por encima de los de Vigo y los vigueses. Créanme, merece la pena resistir, merece la pena luchar dentro de la ley para defender a esta ciudad a la que quiero.

2 thoughts on “Las dos caras del declive

  1. Responder Emilio Casanova ene 17,2017 10:47

    El tiempo pone a cada uno en su sitio.
    El pinocho político de Abel caballero. Calla sus verguenzas, y su ineficacia, o culpa a otros de sus errores. Solo recordar que hace unos días exigía al Gobierno se cumplan los plazos fel AVE. El mismo que lo prometió psrs el 2012- en dicha entrevista alaba al Sr. José Blanco por sus gestiones cpn el AVE, si ese Sr. que acuñó la frase IN RETROCESO HACIA ADELANTE.
    Vergonzoso Sr. ABEL

  2. Responder Gamela ene 17,2017 19:20

    algunos que luchan dentro de la ley son criminalizados por quienes utilizan las leyes de modo torticero para pagar “prensa amiga” y seguir adelante sin pedir disculpas jamás (su orgullo lo ciega!)

    Pero ayer fue un dia alegre para mucha gente y especialmente para Diego y su familia…
    https://twitter.com/gzcontrainfo/status/821067670137303042

    Lo malo es que nadie se enteró… como tampoco nadie recuerda esa manifestación para “salvar” Caixanova y nadie recuerda la manifestación por la Sanidad (que sirvió únicamente para regalarle a Caballero su actual mayoría absoluta!)

    ¿Por qué no se oye nada desde el Instituto de Estudios Vigueses?

Deje un comentario