Gasto para muchos, beneficio para uno 2

Acabamos de enterarnos los accionistas, como yo de antiguas 500.000 pesetas de 1993, y aficionados celtistas que una corporación china desea pagar más de 100 millones de euros por el paquete de control de la sociedad anónima deportiva Real Club Celta de Vigo.

Es preciso recordar que la inversión total del señor Mouriño, directa e indirectamente mediante sociedades, no superó los 20 millones. Es preciso recordar que la Caixanova de antaño, Caixavigo primigenia, perdió en la suspensión de pagos más de 40 millones de euros, que tuvimos que pagar todos con dinero público. Recordemos también que con dinero público se hicieron quitas en la deuda que la sociedad anónima deportiva tenía con Hacienda, Seguridad Social y Administraciones Públicas. Y en este momento Concello y Diputación quieren invertir de entrada 30 millones de euros en la remodelación del campo de Balaídos, que es una concesión municipal a la sociedad anónima deportiva. Nos hemos enterado por Atlántico Diario que el accionista vendedor quiere reinvertir parte de los beneficios en un centro comercial, previa recalificación.

Como comprenderán algo huele mal en todo esto. Recalificaciones urbanísticas con la sombra del escudo del Celta: no. Y en eso estoy de acuerdo con Abel Caballero. Terminar lo que se está haciendo en Tribuna: sí. Pero ni un euro más de dinero público para incrementar los beneficios particulares. Es el momento de parar la inversión pública en un campo que produce beneficios que se lleva una persona privada y que ya nos ha costado entre unas cosas y otras, suspensión de pagos, quita, subvenciones directas e indirectas, los 100 millones que legalmente se va a embolsar.

Una vez más se demuestra que Caballero con su populismo confunde y perturba el interés público. Una gestión clientelar de los recursos públicos puede dar votos electorales, pero crea un perjuicio mayor a medio y largo plazo. Mouriño y su negocio con el coloso chino son un ejemplo

2 thoughts on “Gasto para muchos, beneficio para uno

  1. Responder Vecigetorix sep 28,2016 21:22

    El ayuntamiento de Vigo (que en el fondo somos todos los vigueses) dejó una instalación impresionante (todo un estadio de fútbol) a una sociedad privada (el club celta de Vigo). Lo menos q puede hacer esa sociedad privada es ocuparse de mantener y actualizar esas instalaciones. Que además de la concesion se gaste un solo euro de dinero público en ayudar a empresarios especuladores me resulta un robo: un empobrecimiento de los vigueses (pues ese dinero se puede emplear en mil cosas mas provechosas) y una ofensa a la dignidad de todos los vigueses.

Deje un comentario