El problema está claro 1

Eramos pocos y parió la abuela, como dice el viejo refrán castellano. Después del caso Patos, donde están imputados Caballero, Regades, Rivas y Abelairas, conocimos hace una semana que la jueza del caso hormigón imputaba, ahora se dice investigaba, a Abelairas, a dos ex concejales del BNG y otra vez al jefe del PP local, que no de la oposición municipal, el señor Figueroa. Ayer, la titular del juzgado número 7 decidió “investigar-imputar” al que faltaba, al ex secretario general de la UGT, don Santos Héctor Rodríguez, porque sospecha que era él quien ordenaba los contratos menores, contratos que no precisan concurso, para supuestamente pagar a IMESAPI el favor de contratar y pagar durante 5 años a la cuñada de Carmela Silva, a la que sus compañeros de contrata solo vieron 2 meses de esos 5 años, de confirmarse, un caso típico de empleo ficticio por el que fue condenado el ex presidente francés Jacques Chirac. El demoledor auto de la jueza lo pueden consultar íntegro aquí.

El problema de la corrupción política no queda sólo en el gobierno municipal, estos ciudadanos son altos cargos orgánicos del PSOE de Pontevedra, de Vigo y de Galicia, y todo el mundo callado en ese partido que dirige Sánchez, que nos promete renovación ética de la política. Y qué decir de la FEMP, Federación de Municipios y Provincias de toda España que preside el ínclito Abel Caballero, ¿dónde esconden el manual de buenas prácticas?. El problema no son los jueces ni los que hemos denunciado estos delitos, el problema de Abel Caballero y su gobierno es la corrupción política, por mucho que los medios locales escondan y silencien estas noticias.

One comment on “El problema está claro

  1. Responder Gamela ene 19,2016 19:46

    Gracias por seguir informando. No entiendo por qué la Marea no abre la boca ?

Deje un comentario