El principio del fin 1

Hasta la prensa adicta, afín al régimen, tiene que claudicar y reflejar la petición de la fiscalía de Vigo, decisión colegiada, de imputar por cohecho, prevaricación, malversación de fondos públicos o negociaciones prohibidas a más de 40 personas de la élite política de Pontevedra y Vigo.

Al principio de todo, aquella denuncia que presenté en la primavera de 2012 cuando descubrí el pastel de Eiriña y Hormigones Valle Miñor, cuando vi delante del portal de mi consulta a parte de los imputados hoy, riéndose a mandíbula batiente. Ahí estaban David Regades, mano derecha del alcalde Abel Caballero, Ángel Rivas, mano izquierda del sátrapa y Alonso Pais, dirigente vecinal y sindicalista reconvertido en conseguidor por el ex alcalde Manuel Pérez y padre de la entonces concejala del PP en el Concello de Vigo, Alexia Alonso. Riéndose estaban, de ustedes y de mí, ellos repartiendo sus obras y comisiones, amañando concursos, saqueando a pequeña escala pero de manera continuada nuestros impuestos mientras el alcalde Abel Caballero, que nunca duerme y siempre defiende la legalidad, no veía, no sabía, no olía, no detectaba, Abel Caballero solo veía su reloj y que los contratistas eran los mismos, que las hormigoneras eran las mismas, que se adjudicaban obras que ya estaban hechas y se colocaban en estas empresas amigas hijos, primos, maridos, cuñados y un largo etcétera.

Y si esto pasaba en el Concello de Vigo, ¿qué no estaba pasando en la delegación de la Xunta de Galicia en Vigo con la profesora de derecho Bravo Bosch al frente, o en la diputación de Pontevedra con el eximio ex conserje Rafael Louzán, que no ha vuelto a su trabajo original, velando por nuestros cuartos?.

Una mierda, del PP y del PSOE, de la Diputación de Pontevedra, de la delegación de la Xunta en Vigo y del Concello de Vigo. No era una cuestión personal mía. No es un problema de siglas, ni de formación académica, Abel Caballero es catedrático, Bravo Bosch profesora universitaria, ni de origen social. La corrupción es transversal, lo corroe todo.

Empieza el final de una política nociva, el clientelismo, y el final de unos políticos canallas que confundieron sus privilegios con los intereses generales. Mereció, merece y merecerá la pena luchar. Habrá más noticias, es decir, más ayuntamientos e instituciones y más partidos en la lista de imputados y causas, atentos al BNG de Pontevedra.

¿La solución?, echar a los que están en política y apoyar a los que humildemente hacemos política, que es defender valores e ideales por encima de la situación personal que uno tenga.

One comment on “El principio del fin

  1. Responder Ataturk sep 23,2015 16:37

    Brillante artículo Don Carlos. Y todo lo que dice merece respuesta. Se tapan unos a otros y tendremos que barrerlos con datos y denuncias, no con las escobas de FFCC que ya sabemos como consioguió las concesiones de Vigo. ¿ Vd. no ?
    Saludos.
    Ataturk.

Deje un comentario