Nos merecemos otra cosa 3

Les voy a hablar como un usuario cualquiera de la sanidad pública del área sanitaria Vigo-Pontevedra Sur.

En este mes en que no escribí en esta página, estuve asistiendo en primera persona como familiar directo de una persona con una patología grave. La primera cosa y lo más importante es que el sistema funciona, sigue siendo público, no me pidieron en ningún sitio mi tarjeta de crédito, cosa que sí me pasó en un país de América cuando me fracturé un hombro y ni fueron capaces de diagnosticarlo.

La segunda cosa es que funciona el sistema a pesar de los inútiles que lo dirigen, que no preveen a veces que en patologías graves no se pueden ir todos al mismo tiempo de vacaciones. En este caso concreto, muchas gracias a los compañeros que solucionaron el embrollo que los burócratas no supieron preveer, a pesar de que cobran por ello, y muy bien.

Por último, me parece una cabronada que la pelea política entre PP, PSOE y sindicatos esté pintando para la opinión pública una imagen patética y falsa de un sistema sanitario público ejemplar, mejorable por supuesto, pero mejor que la educación, los transportes o las pensiones que tiene España en comparación con otros países desarrollados.