Un pellizquito para empezar 2

Pues al final teníamos razón.

Durante los últimos dos años hemos venido diciendo el marasmo, el desastre de la gestión del gobierno de Abel Caballero. Había que llegar al 24 mayo tapando las vergüenzas. PP y BNG tragaron, como no. La prensa tragó, como no. Y ahora ustedes y yo pagamos. Pagamos estos más de 6 millones de euros, mil millones de las antiguas pesetas, que son el aperitivo de lo que se nos viene encima. Concesiones y contratos mal hechos, empresas creadas ad hoc para concesiones municipales mal hechas, prisas para inaugurar y magia potagia, comisiones incluidas, ahora son más de 6 millones en los aparcamientos de Puentes y Calzadas. Pero lo que viene después es el Auditorio Mar de Vigo, donde también está Puentes y Calzadas. Apunten ahora 6 millones para ellos y más tarde, antes de diciembre, otros 50 más.

Dos cositas que deben saber: en la asesoría jurídica de la empresa matriz de la concesionaria, Puentes y Calzadas, trabaja como asesor jurídico, y lo hace bien, don Tomás Pérez Vidal, aquel brillante presidente del parlamento gallego por el PP natural de O Barco de Valdeorras. Adjudicó el PP el contrato de aparcamientos en 2007 pero es Abel Caballero y sus gobiernos, incluyendo el bipartito con el BNG entre 2007 y 2011, el responsable de los cambios del pliego que ahora nos van a costar 6 millones de euros de entrada.

Mismas chapuzas, cambios de pliego y contratos, empresas que “extrañamente” coinciden, concejales que “extrañamente” coinciden, alcalde que “extrañamente” coincide. ¿Saben lo que también coincide?, que el agujero lo pagamos ustedes y yo, y las comisiones y los materiales también.

Admirador bienavenido 2

Si ustedes son lectores de Faro de Vigo, verán que en los últimos años don Manuel Gómez, que así firma, es un asiduo colaborador desde hace unos 6 años del diario decano siempre en defensa de las tesis del señor alcalde Abel Caballero. Su máxima expresión de paroxismo ha llegado  en los temas que podían afectar a su antiguo jefe, don Julio Fernández Gayoso y todo lo relacionado con la quiebra y hundimiento de lo que un día fue caja de ahorros municipal de Vigo.
Escribo esta nota aclaratoria porque ayer mismo, en una tertulia de conocidos, se hablaba de este ciudadano como un representante del vigués común, de la gente de a pie que vive de una humilde pensión y tiene problemas como usted o como yo para pagar la hipoteca o tiene algún hijo en la lista del desempleo. Cuando conté la biografía de verdad, la basada en hechos real, del personaje, algunos de los contertulios cayeron del guindo y comprobaron cuán poderosas son las terminales mediáticas del caballerismo y como no hay peor mentira que ocultar parte de la verdad.

El señor Manuel Gómez fue más de 20 años el fiel escudero de Gayoso con cargo de subdirector general y salario y prebendas propias de las élites cleptómanas de la ciudad que nos han llevado hasta donde estamos. El señor Manuel Gómez tenía un ojo profundo para los negocios y allí donde Caixavigo ponía un crédito al promotor inmobiliario, con nuestro dinero, él directa o indirectamente adquiría una propiedad en la promoción. Podría explicar el mecanismo el expresidente del R.C. Celta Elías Alonso Riego, que lo culpa de su ruina. Pero sería aún más divertido lo que nos podría contar Loureiro Benavides, el primer promotor vigués que se tuvo que escapar y que era el cliente más mimado de don Manuel Gómez. Pobres mil familias que tuvieron que pagar dos veces su casa, eran mediados de los años 80, ya antes de las preferentes hubo caceroladas de estafados en la puerta del edificio de Caixavigo en cruce de calle Colón. Es una pena que Faro de Vigo,  que tiene el mejor archivo gráfico de la ciudad, no nos ilustre con ese glorioso pasado de don Manuel Gómez.

Recuerdo cuando don Manuel Gómez me dijo a mí que cómo presentaba yo la declaración de hacienda en sus oficinas, pues él tenía tanto miedo a Quinteiro que solo lo hacía directamente ante la administración tributaria. Y se preguntarán quién era Quinteiro para que le tuviera miedo e incluso Gayoso dejase que su fortuna  la administrase una empresa externa y no la caja que presidía. Pues Quinteiro era el representante de los trabajadores de Caixavigo en los años 80 en el consejo de administración de la caja. El pobre Quinteiro, como denunciaba el nepotismo y corrupción existente en la caja, fue acosado y lo acabaron echando de la caja con un despido improcedente por obra y gracia de los Gayoso, Gómez y Benigno. Espero que Quinteiro algún día hable para que los vigueses no se olviden de los padres de la primera crisis de Caixavigo en 1986, de la segunda 1993 y de la última y definitiva en 2008. En la segunda crisis Manuel Gómez abandonó el barco y nunca mejor dicho, ya que una de las causas de esta crisis fue una la financiación excesiva de barcos de pesca por parte del susodicho.

Cuando cualquier médico publicamos un artículo que afecta a un producto farmacéutico, las reglas éticas nos obligan a hacer públicas nuestras relaciones académicas, económicas y profesionales con la industria farmacéutica, para que la gente juzgue si es una opinión libre o no. Sería bueno que en política se actuara igual. El señor Gómez merece que se conozcan sus vínculos económicos y su historia.

Auditoriazo 3

En plena campaña electoral, el 8 de mayo, la junta de gobierno por unanimidad decidió regalar 500.000 euros nada menos a la empresa amiga del señor Regades, que anteriormente había sido enchufada para gestionar en exclusiva los eventos de la concesionaria de los 60 largos años. Puede leer en este enlace el convenio en que les damos 500.000 euros hasta el 31 de diciembre y a fondo perdido. Aunque tuvieran beneficios, se le darían igual el medio millón de euros. Y aún más indignante es que financiamos al subcontratista, le adelantamos ahora 6 meses y después a principio de mes le daremos 40.000 euros para terminar de lubricar.

¿Se imaginan que quieran extender este modelo a la limpieza, a los jardines, etc.?. Me dicen que en FCC, Vitrasa y CESPA aplauden con las orejas y se frotan las manos, dinero público por adelantado. Vamos, que empieza mal la cosa. Veremos si los representantes del PP o de la Marea hacen o dicen algo. Por lo que sabemos, sólo una concejala saliente se ha interesado por el tema y sólo un ciudadano ha estado al quite y ha presentado un recurso dentro de plazo. No se rindan, irá a peor aunque me gustaría equivocarme.

Una mentira sigue siendo una mentira 1

El alcalde de Vigo ha dicho, sus voceros repetido y los otros han tragado, que la política social del PSOE vigués era las más grande proporcionalmente de España.
Pues miren a la futura alcaldesa de Madrid que acaba de anunciar como medida de choque, 79 millones de euros para vales de primera ayuda contra la pobreza. La futura alcaldesa estima poder ayudar a 106.000 familias en Madrid. En Vigo, con la población de un 10% de la de Madrid, 300.000 vigueses frente a 3.000.000 de madrileños, sólo destinaremos 2,5 millones, es decir, si aplicásemos el criterio de Vigo en Madrid, con 25 millones arreglaban. Y van a destinar 3 veces más. Desde que se ha abierto el proceso hace poco más de dos semanas en Vigo, más de 1.000 personas han pedido ya el cheque en Vigo, muchos de los cuales han tenido que hacer “visuales” colas en la plaza del Concello y esperar varias horas debido a la falta de personal. ¿Ven como es posible y necesaria una política de lucha contra la desigualdad y la pobreza mejor?. Yo sólo pido que copiemos esto de los de Podemos en Madrid. Y otro día les hablo de Barcelona.

Sí a Vigo, sí a una política diferente del hormigón y que prorice la igualdad y la lucha contra la pobreza. Una vez más, nos podemos quedar atrás, como sociedad y como ciudad.