Enderezando el vuelo

Llevamos largo tiempo diciendo que el problema de hacer crecer al aeropuerto de Peinador era el conseguir socios fiables. Nuestro inclito Abel Caballero se casó con Air Nostrum y los resultados hablan por sí solos, un desastre. Parece, por fin, que nos da la razón y busca algún socio que pueda traer una mayor proyección como Ryanair. Acertaría en este caso, pero a lo mejor un poco tarde, su prepotencia nos ha hecho perder cuatro años, pero hagamos el cambio y veamos si los resultados lo justifican, lo que ya sabemos es que seguir como estamos no trae beneficio alguno. Esperemos que no se trate de una simple maniobra en vista de las elecciones municipales que se celebran en poco más de 2 meses. Vigo, con la competencia feroz que le rodea, necesita socios de esta clase.

Deje un comentario