Así se unta a algunos 1

Estoy en Londres y recibo con sorpresa un correo que me manda un buen amigo de una página entera de publicidad que el señor alcalde ha pagado con el dinero de todos a algunos periódicos de Vigo para dedicarnos un feliz año y, eso sí, firmando él, sin perdón.

publicidad_farodevigo_pagada_concellodevigo

Llevo 58 años viviendo en Vigo y he visto cosas extrañas con la publicidad institucional del Concello pero lo de ahora, nunca. Nunca se ha hecho una felicitación a 3.000 euros la página en un caso y 2.000 euros en otro dejando, o mejor dicho, castigando sin propina a otros medios más rebeldes a pelotear al gran líder. Creo que con esos más de 5.000 euros podríamos haber hecho el regalo de navidad a más de 100 niños y niñas de Vigo que no lo van a tener. Si quiere el señor alcalde le cuento unas decenas del barrio de Teis donde trabajo todos los días, esas personas que no comen del hormigón y el granito… . Es un signo de una sociedad enferma, se compran favores y opiniones de medios de comunicación con el dinero público para que estos medios, oculten o minimicen las guarradas del alcalde y su tropa.

Lo peor no es eso. Lo peor es que todo dios calla, incluidas las fuerzas políticas, porque si uno levanta la voz, como nosotros lo hacemos, serán condenados en esos medios al silencio. Pues yo no me callo ni me quedo quieto ante esa “omertá” o ley del silencio mafiosa. No me callo ni me callaré porque la libertad no tiene precio y a Vigo le hace falta más libertad para conocer mejor las guarradas de unas élites corruptas que se protegen sus privilegios y ocultan sus miserias y trampas. ¡A por el cambio!.

Élites enfermas y caducas 3

El declive de las sociedades empieza por el declive de las personas que las dirigen. Las grandes corporaciones, las naciones o las ciudades entran en época de declive cuando sus dirigentes son incapaces de diseñar un marco de futuro atractivo y novedoso y, además, crean conflictos inútiles que no conducen a ningún éxito.

La historia reciente de Vigo se asemeja mucho a lo que hemos descrito. Somos una ciudad que si antes era admirada y puntera y querida, ahora aparece enfrentada y antipática. Abrimos frentes de batalla todos los días, abrimos conflictos pero no cerramos ninguno y no tenemos aliados. Éramos la economía número uno de Galicia y hemos pasado a ser una segundona, informe Ardán dixit, y nadie quiere abrir el debate sobre un futuro que no dependa sólo de papá PSA-Citroën. Éramos la ciudad que mas crecía en España y Europa occidental en el siglo XX y nos hemos estancado demográficamente y nadie habla del invierno demográfico. Éramos la ciudad de las oportunidades y de la igualdad de las clases medias y ahora tenemos trabajadores pobres y la segunda tasa de paro más alta de las ciudades gallegas.

Pero lo increíble es que el debate político y la confrontación sea la rotonda de Coia y el barco que se pondrá allí o no. Nada se dice de recuperar un banco de Vigo, por y para los vigueses. Nada de recuperar y municipalizar el agua. Aquí, al contrario que en otras ciudades como París, las élites socialistas prorrogan la concesión y calla todo el mundo, ¿por qué será?. El fracaso escolar no se ha debatido en los últimos 8 años en un pleno o órgano municipal. No han sido capaces en 8 años, con los mayores recursos financieros de la ciudad, de diseñar un plan de lucha contra la pobreza. Nuestra cultura no vive un buen momento, fuimos la ciudad de la movida y en 8 años nuestros representantes no han presentado ni tan siquiera un plan de coordinación de museos locales o de una programación conjunta aunando sector público y privado. Los niños de Vigo tienen una carta de derechos aprobada en el inicio de los años 90 y no se ha reunido ni una sola vez. Eso si, hormigón y granito tenemos para rato y han hecho más ricos a unos amiguetes de todos esos representantes.

Porque aquí esta el problema, el gobierno municipal y sus representantes no tienen ni un proyecto innovador ni valores éticos, pero la oposición tampoco y los capos de la sociedad como Gayoso, Pego, Manuel Fernández de Sousa y las suspensiones de pagos de Barreras y Vulcano nos dicen que si queremos cambio hay que echarlos democráticamente con votos el próximo 24 de mayo de 2015. A ello hay que ponerse, a construir una alternativa que le diga sí al futuro, sí a vigo y a los vigueses.

¡Cuba va! 2

Nuestras generaciones fueron impactadas por el hecho de la revolución cubana, que empezó como una gran ilusión y nos llevo a la decepción al ver que unas élites secuestraron la esperanza de una sociedad diferente con la complicidad de los torpes americanos que decretaron un bloqueo que dio oxígeno al castrismo y unos soviéticos que aprovecharon la ocasión para matar la ilusión de que otra sociedad era y es posible.

El 17 de diciembre es un gran paso para Cuba y un pequeño paso para la humanidad. El objetivo: una sociedad más libre y justa. Cuando en agosto 1993, Carlos Solchaga, enviado por Felipe cuando ya no era ministro y era portavoz del grupo parlamentario socialista, le plantea a Fidel Castro, tras la caída del muro de Berlín, la necesidad de hacer cambios sociales y democráticos para que el estado de bienestar fuese el futuro de la revolución cubana. Fidel le dijo que de acuerdo, pero sin revanchas tipo Ceaucescu y con la necesaria colaboración de Estados Unidos. Esa transición empieza hoy su penúltimo capítulo con el paso dado por Obama y el hermano de Fidel, Raúl Castro, que ya se hace sitio en la historia.

¡Cuba va!, decían en una canción de Silvio, Pablo y otros compañeros de la nueva trova. Creo que esto va bien para los cubanos y para la gente decente del mundo.
Empieza el cambio en Cuba. Y en Vigo tenemos que hacerlo después del 24 de mayo de 2015, con más votos para el cambio que para el inmovilismo cutre y facha de Abel Caballero.

Las viejas costumbres 4

Lo anunciamos desde esta página, con el antecedente de Pasarón y su desvío de tres veces su precio, la unidad de la corporación en el proyecto de Balaídos olía mal. Seguro que terminará en los juzgados. Pero claro, si la primera fase se le adjudica a la vieja Eiriña, que como Movexvvial hizo ya, se cambia de nombre y ahora se llama Stradia Infrastructuras, pues para apagar la luz y pedir el cambio. El informe técnico no la consideraba la mejor, pero esta vez era más barata de entrada. Veremos cuántos reformados y liquidaciones complementarias presenta. Yo apuesto que más de un 30% más caro que la cifra de adjudicación. Por cierto, el BNG y el PP aplaudiendo en la mesa de contratación.

El señor Alonso Pais es el padre de doña Alexia, concejala del grupo del Partido Popular en el Concello de Vigo y el señor Alonso y Eiriña, con su nuevo nombre, participaban desinteresadamente en los gastos de la cabalgata de Pontevedra. Y para más inri, el señor Regades que como el perejil, en todas las salsas, ¿por qué será?. ¡Sempre é a mesma melodía, as élites e as súas porquerías!. Cambio es lo que queremos la gente decente, cambio el 24 de mayo de 2015.

Cuestión de prioridades 2

Un gobierno que pierde en los tribunales cinco pleitos por denegar ayudas de emergencia de menos de mil euros y que ha gastado en 8 años más de 150 millones de euros en aceras, merece ser cambiado. Porque el enemigo no somos los otros, el enemigo no somos los ciudadanos. El enemigo de esta ciudad es la pobreza y la prioridad no son las aceras, son las personas. Cada día Vigo es más desigual, hay más diferencia entre familias ricas y familias pobres. Hay trabajadores pobres, es decir, gente cuyos trabajos precarios con bajos salarios no les permiten vivir dignamente.

El reto de los próximos cuatro años no es hacer más obras de ornato sino crear una red de apoyos y servicios públicos que permitan reducir la pobreza y la desigualdad, y eso supone cambiar la agenda y prioridades del próximo gobierno municipal. Para hacer esto, hay que derrotar electoralmente a Abel Caballero y su cuadrilla, justo lo contrario de lo que han hecho el resto de partidos políticos en el Concello en los últimos siete años, en los que todos pactaron alternativamente con él. Ese es el cambio, cambiar la prioridades y los actores del gobierno de Vigo.

La complicidad de las élites 6

Los recientes informes de los técnicos del Banco de España sobre la estafa masiva de venta de acciones de Bankia viene a demostrar lo que venimos denunciando desde hace algunos años en esta página sobre la absoluta complicidad entre las élites políticas, económicas y mediáticas en el saqueo y rapiña de la economía y el patrimonio de la sociedad española.

Cuando se vendieron preferentes a pobres jubilados, analfabetos, trabajadores manuales, minusválidos, los que tenían que controlar que no se produjeran abusos eran Miguel Ángel Fernández Ordóñez, militante de PSOE y presidente del Banco de España, y Julio Segura, ex militante del PC y nombrado por el PSOE para presidir la CNMV. Dos hombres de la izquierda y un gobierno socialdemócrata de Zapatero y José Blanco toleraron una burla y apropiación masiva de rentas de los trabajadores. Y son los mismos protagonistas los que le cubrieron las espaldas al inmoral de Rodrigo Rato y al golfo de Blesa aprobando y jaleando la venta de acciones de Bankia a más de 337.000 pequeños accionistas que fueron estafados gracias a unas cuentas y una contabilidad falsa.

Aquí en Galicia pasó lo mismo. Las presiones de José Blanco y Abel Caballero llevaron a que Miguel Ángel Fernández Ordóñez le dijera al presidente Feijóo que solo se haría la fusión si tragaba con Gayoso como jefe de la nueva entidad fusionada. Feijóo tragó y la fusión que Caballero definió como una absorción terminó costando más de 10.000 millones y tres mil empleos porque Méndez y Gayoso tenían toda la basura de crédito a sus amigos escondida en los cajones que el Banco de España no abrió desde 2004 a cambio de favores y privilegios, no sólo a las cúpulas del Banco de España y del gobierno y partido socialista, sino también a los propios técnicos encargados de la supervisión y a los auditores, que vaya casualidad, siempre el mismo, Deloitte.

Mierda y más mierda. Es el momento de limpiarla y es el momento de que el 24 de mayo Caballero y sus cómplices por acción y omisisión del BNG y el PP paguen en las urnas el saqueo de una caja de ahorros que era del pueblo Vigo desde hacia mas de 100 años y que ni las guerras ni corporaciones de todo pelaje fueron capaces de hundir. Recuerden, hay que barrer democráticamente con votos estas élites que han hecho tanto daño a tantos siendo ellos tan pocos.