Sin alternativa no hay cambio 7

Parece que los peores augurios se pueden hacer realidad. El BNG primero y el PP después, se han abrazado a Abel Caballero y su política clientelar basada en aceras, enchufes y subvenciones dirigidas a dividir a la sociedad viguesa en buenos y malos, y así es como lo pagan.

Abel Caballero protestó contra la fusión hasta que Gayoso fue presidente de la fusionada Novacaixagalicia y se negó a retirarle la medalla de la ciudad a pesar de estar procesado. Prometió un estatuto de ciudad singular y cuatro grandes proyectos y nada de eso se ha hecho en 8 años. Prometió un mar de grúas y pleno empleo y tenemos más parados, más trabajadores pobres y más familias en riesgo de exclusión que nunca, excepto aquellos agraciados por un enchufe. Prometió 6.000 viviendas municipales y no solo no hizo ninguna, sino que vendió las que le dejé hace 20 años en la calle Rosalía de Castro. Arregló 400 calles con nuevas aceras, alguna como Porta do Sol dos veces en 6 años, pero no hizo una sola calle nueva o un solo vial nuevo. Cuando llegó éramos la capital económica de Galicia y ahora somos la número dos sin visos de volver al número uno en mucho tiempo. Cuando llegó estábamos en el mapa financiero y cedió la sede a A Coruña para salvar los intereses de dos golfos inútiles, pendientes de juicio en la Audiencia Nacional y por primera vez en más de 100 años, manda carallo, no tenemos ninguna entidad financiera propia. Pero el BNG y el PP prefirieron el intercambio de favores y miserias y los dos pagan su error con una bajada electoral importante, un 30% de antiguos votantes dejan de apoyarlos.

Podemos, Gañemos, A Marea y todas las nuevas propuestas que se conocen hasta ahora no son capaces de crear la suficiente movilización entre los vigueses y viguesas que quieren otra política y otra forma de hacer las cosas. Los errores de la Xunta de Galicia, la complicidad de algunos medios de comunicación y un discurso peronista terminaron de aderezar un plato electoral donde Abel Caballero gana porque enfrente no hay un plato ni un cocinero mejor.

Esa es mi lectura de esta encuesta y la moraleja es: si de aquí a abril no aparece una personalidad atractiva que dé seguridad y suponga una ruptura con las élites de la ciudad, con una lista limpia y nueva y un proyecto diferente, es decir, personas en vez de hormigón, estamos condenados a la miseria en la que vivimos otros cuatro años al menos. Nuevas iniciativas emprendedoras en vez de aceras, volver a una gestión pública del agua respetuosa con el medio ambiente, crear un banco de Vigo por y para los vigueses, meterle mano a las contratas y favorecer los méritos sobre los enchufes garantizando la igualdad de todos. Difícil, sí, pero no imposible y en mi modesta opinión necesario para frenar la cuesta abajo sin frenos de Vigo en estos últimos años de desgobierno. Me recuerda esta ciudad a los alegres pasajeros del Titanic, que bailaban mientras el barco se iba a pique. Y ustedes, ¿qué creen que debemos y podemos hacer?.

Abelandia o una ciudad de fantasía 6

Pasen y vean como el último “gran” proyecto prometido por Abel Caballero y sus muchachos se va abajo y aquí siguen los papanatas de siempre callados.

Primero fue el famoso “supositorio” de Jean Nouvel que íbamos a construir en el puerto de Vigo. Después prometimos el gran centro comercial y de ocio de Beiramar. Todavía estaba el ínclito en la Autoridad Portuaria. Ya como alcalde en el Concello, la primera idea brillante fue remodelar, con derribo incluido, el actual Concello de Vigo por el arquitecto Moneo. Para darle más credibilidad al proyecto Moneo,  sacó de la chistera un estudio de viabilidad de una empresa, Raminova, una de las 90 inmobiliarias de Caixanova que teminó liquidada con pérdidas millonarias que explican, en parte, las pérdidas de la caja de ahorros. Eran los tiempos en que Abel Caballero engañaba a la gente sin rubor diciendo que Gayoso era un genio y Caixanova más robusta que cualquier banco. La historia ya saben cómo acabó. Y por último, nos quedaba el proyecto de estación de AVE que encargamos, con José Blanco de por enmedio, al gran arquitecto, premio Pritzker, Thom Mayne, y que acaba como el resto, una maqueta y millones de euros de dinero público por el sumidero y de la obra, nada de nada.

El fracaso de todos los grandes proyectos que prometió el megalómano de Caballero y que no salieron de la fase de maqueta encajan como un guante con una gestión pobre del día a día. El Auditorio Mar de Vigo y todo el complejo que inauguró con placa el 28 de marzo de 2011, agoniza a la espera de un rescate que costará decenas de millones de euros por los errores y favores de Abel Caballero a sus amigos de la concesionaria. En 7 años, Abel Caballero no fue capaz de ubicar la biblioteca pública del estado que Vigo se merece y para la que hubo fondos durante 6 años seguidos en los presupuestos del estado. Caballero primero la ubicaba en Artes y Oficios, después en el Auditorio Mar de Vigo y por último en la Panificadora. En 7 años tres ubicaciones diferentes y sin hacer la cesión de terreno al estado. Millones de euros perdidos por la ineficaz gestión del Concello y ahora, para más inri, un sitio ideal, el antiguo colegio Cluny se lo lleva para hacer un geriátrico de lujo, privado, la inmobiliaria Ballesol que paga un precio ridículo. Y Carmela y Abel, Regades, sin enterarse y Vigo sin la biblioteca que nos merecemos.

Porca miseria de élites políticas que mienten, engañan y no son capaces de hacer una gestión normal y austera. Me decía ayer un ciudadano por la calle que no nos merecemos a estos papanatas que nos dirigen, la gente decente sabe que el cambio es una necesidad, hagámoslo realidad el 24 de mayo de 2015.

La historia interminable 7

Se ha iniciado ayer un contencioso administrativo que ha planteado la empresa concesionaria del Auditorio Mar de Vigo. En esencia, dice que no tiene ingresos y exige una inyección, que podría estar en el entorno de los diez millones de euros, para reequilibrar sus cuentas.

Lo grave no es que ya hayamos dado hace dos años cinco millones de euros o que le regalemos a la empresa amiga que organiza espectáculos otro medio millón de euros para engañar a la opinión pública hasta el 24 de mayo de 2015. Lo peor vendrá después de las municipales, cuando tengamos que pagar en torno a cincuenta millones de euros y nos quedemos con el mayor fracaso de un proyecto municipal, de siempre, en Vigo. Esa será la herencia que tendremos que pagar todos los vigueses por los delirios de grandeza y favores de Abel Caballero a sus amigos, Gayoso primero y los conocidos de David Regades después.

Por cierto, los chicos del BNG y del PP calladitos. Los de las mareas y Podemos no se les oye. Paga el pueblo y ellos sólo están preocupados por ver si pillan sueldo y prebendas para después de los comicios del 24 de mayo. Pues otros no nos vamos ni a callar ni a estar quietos, la gente decente que no queremos vivir de la política. Alguien habrá que levantará la voz para defender los intereses generales. Continuará…

Vaya un futuro

En estos 14 días, Vigo ha tenido ante si un debate crucial sobre el futuro de la sociedad. Citroën plantea los límites de su oferta para localizar en Vigo la producción de nuevos modelos, la famosa K9, y pide más sacrificios a proveedores y, lógicamente, a los trabajadores, no sólo de Citroën sino también de las empresas auxiliares. Menores salarios, en forma de menos pagas extras y menos pluses, más ritmo de trabajo. No cerremos los ojos a esto que se le llama deslocalización, que consiste en producir los mismos productos con la misma calidad a menores precios. Es una ley del capitalismo que traspasa fronteras con la internacionalización del mercado y del trabajo.

Frente a ese reto que cuestiona el futuro de nuestra ciudad como area económica y como sociedad económica, las élites de Vigo callan. Abel Caballero, medios de comunicación afines al régimen, empresarios, sindicatos, partidos políticos, Cámara de Comercio, no dicen nada. Nosotros, los que estamos por decirle “síaVigo”, queremos las cuatro íes. Sí, I-I-I-I. Sobre esto iremos hablando pero la primera I, les doy una pista, es la igualdad, esa igualdad que se ha erosionado en los últimos 8 años en la antaño ciudad más igualitaria de Galicia. De las otras íes iré hablando esta semana, estoy convencido de que podemos y debemos cambiar a estas élites corruptas que nos llevan al declive como ciudad.

Los palmeros del poder 9

Los canallas y las canalladas no conocen de ideologías, ni de nivel académico, ni de siglas de partido y si no me creen, miren lo que sucedió en el último pleno del Ayuntamiento de Alicante. Los palmeros que jaleaban a la alcaldesa y se enfrentaban con los periodistas y asistentes contrarios a la señora Castedo, que así se llama la individua, me traen a la memoria los incidentes de los plenos de Vigo donde palmeros similares, que han colocado en contratas municipales o planes de empleo municipales a algún pariente, ejercen de matones y hooligans de este Abel Caballero que oculta ahora a su amigo Gayoso y que gasta en publicidad directa e indirecta(contratas y contratistas) más de 20 millones de euros en lo que lleva desgobernando la ciudad. Gastó más en publicidad que, por ejemplo, en becas comedor en el mismo tiempo. Y ya ven, después los palmeros en los plenos o en los foros de internet y a veces en periódicos, radio o teles locales nos la meten doblada con impunidad y alevosía.

El cambio es que el club de fans de cada concejal no se financie ni con dinero ni con empleos públicos, por eso hay que echarlos el 24 de mayo de 2015. BNG, PP, PSOE, todos tienen liberados que pagamos nosotros para que nos sigan engañando. Hemos tenido que ser ciudadanos normales los que levantemos las tapas de la alcantarilla de la corrupción, nosotros y algunos periodistas que no tuvieron miedo y les dejaron decir la verdad.