Alcalde, sus amigos pueden ser los siguientes 9

La audiencia nacional ha condenado hoy a unos directivos de la antigua Caixa Penedés que se habían autoconcedido indemnizaciones y fondos de pensiones por más de 28 millones de euros. ¿Les suena esta música?.

Les recuerdo que el doctor honoris causa por la Universidad de Vigo, don Julio Fernández Gayoso, goza de una pensión vitalicia y hereditaria de más de 600.000 euros desde hace ya casi diez años, compatibles por supuesto con los honorarios que percibió por presidir Caixanova y participar en diferentes consejos de administración. Lo que se viene llamando “un chollo”. Los chicos de este individuo, los señores Pego, Estrada y Gorriarán, se llevaron más de 30 millones de euros. Y el alcalde de Vigo, ¿qué dice ante semejante desfalco?. Nada, Abel Caballero calla. Solo habló cuando pronunció la laudatio, la alabanza al doctor honoris causa Julio Gayoso.

No nos olvidemos también de la parte de Caixa Galicia, el señor Méndez, que estaba el otro día riéndose en el palco del Santiago Bernabéu, normal quizás después de llevarse más de 13 millones de euros y sin pasar siquiera por el apuro de los tribunales.

¿Comprenden por qué es el momento de hacer el 24 de mayo de 2015 el cambio en el Ayuntamiento de Vigo?, cambio para no tener muditos comprados representando a esta ciudad, que se callan ante los desmanes de los que llevaron a la quiebra la que un día fue Caja de Ahorros Municipal de Vigo.

Queremos votar, queremos decidir 4

¿Cuál es la diferencia entre que sean los afiliados los que elijan al secretario general de un partido político como el PSOE o que la elección recaiga en los delegados al congreso?. Muy fácil, si votan los afiliados, somos más de doscientos mil, votamos una mayoría de gente normal que no vivimos de la política ni somos profesionales de la política. Para que lo vean más claro, un dato: en el último congreso del PSOE en Sevilla, tras la amarga derrota de noviembre de 2011, el 92% de los delegados era cargo publico, trabajador empleado de la organización o dirigente orgánico del partido. Blanco y en botella.

Es evidente que si queremos conectar con la gente corriente debemos dar la voz a todos los afiliados en las elecciones de todos los secretarios generales y cargos que se presenten a unas elecciones. Así lo defendí en enmiendas que presenté al 36 y 37 congresos del PSOE en 2004 y 2008, y que fueron admitidas por la asamblea local de Vigo y rechazadas en Madrid. No se puede ir de abanderados de la democracia cuando en nuestra propia casa no se respeta.

Lo peor que se puede hacer uno a si mismo es trampa. Si queremos renovar el PSOE dejemos elegir al secretario general por la gente corriente, los afiliados, y quitémosle ese poder de decisión a las élites que han dirigido al partido hasta esta penosa situación política.

Por cierto, las enmiendas que presenté para cambiar el sistema de elección en el partido ni son algo novedoso ni se me ocurrió a mí. Yo lo copié de los socialistas franceses, que llevan haciéndolo casi viente años, y de los socialistas portugueses, que llevan diez.

Los ciudadanos saben

Tras las últimas elecciones europeas, todas las luminarias de la política, los medios de comunicación, las tertulias y blogs se empeñan en interpetrar los arcanos del voto realizado.

Con el máximo respeto por todos, voy a decir algo que creo profundamente y es que en democracia, cuando los ciudadanos votan, saben lo que votan, saben a quién votan y saben para qué y por qué votan a esas personas y no a otras.

Es digno sólo de los prepotentes y líderes peligrosos pensar que los ciudadanos se equivocan votando. He perdido y he ganado y creo que las personas deciden con su voto lo que quieren, lo cual a veces no tiene que coincidir con mi visión del mundo, pero la democracia se basa en respetar las decisiones libres de una mayoría, respetando y tolerando la discrepancia.

No se pongan campanudos los que tocan el cielo del triunfo electoral y recuerden lo que hacían en la vieja Roma al recibir al vencedor: recuerda que solo eres un hombre, y que más dura será la caída.

Aún así, voten

Quiero decirles que la semana pasada ejercí mi derecho al sufragio, emitiendo por correo el voto para las elecciones europeas que se celebran este domingo 25 de mayo.

Mi voto fue para que el candidato socialista Martin Schultz pueda ser el nuevo presidente de la Comisión Europea. Tras el desastre que han supuesto estos anhos bajo la batuta derechista de Jorge Durão Barroso, para el que pidieron el voto el inefable José Luis Rodríguez Zapatero y su edecán José Blanco, necesitamos cambiar la orientacion ideológica de la futura Comisión Europea, visto los errores cometidos por la dirección conservadora desde hace 10 años al frente de Bruxelas.

Desde mi punto de vista, el único cambio factible, el único grupo parlamentario que puede tener un diputado más que el Partido Popular europeo, es el grupo de los socialistas europeos. Por eso, poniéndome una pinza en la nariz, cogí la papeleta del PSOE y la metí con mi certificado censal en el sobre dirigido al presidente de mi mesa electoral. Creo que los socialistas son el único cambio posible y factible hoy en Europa. Otra cosa es en otros niveles más próximos, ahí sí que nuestros votos pueden suponer un vuelco a lo que estamos acostumbrados y provocar el cambio que necesitamos.

Como nunca me canso de decir, quiero cambio y por eso mismo, prefiero a Martin Schultz que a Jean-Claude Juncker. Y hay una sola cosa que le pido a los socialistas si ganan estas elecciones: que acaben con los paraísos y con el fraude fiscal, solo una medida así ya justificaría su presidencia como éxito.

No dejen de votar por favor, sea a quién sea, el voto es un instrumento necesario, aunque no el único, para forzar el cambio.

De oscuras prórrogas y enchufes 2

Tranquilidad, dice mi madre, la verdad termina por llegar, aunque a veces, digo yo, demasiado tarde.

¿Recuerdan la denuncia pública de los enchufes que el equipo de Abel Caballero practicaba con la plantilla municipal y las contratas municipales para colocar familiares y amigos de los concejales y dirigentes socialistas?. Pues vayan tomando nota de la información que hoy publica La Voz de Galicia sobre CESPA, la empresa que tuvo como delegado al padre de la concejala del PP de Vigo y dueño de la famosa Eiriña.

PP y PSOE han votado juntos los presupuestos, pero adjudican arbitrariamente la prórroga de contratos a empresas como CESPA, que están sometidas a investigación judicial, justamente en relación con los servicios que prestan al Ayuntamiento de Vigo. ¿Por qué esa prórroga?, ¿por qué no se hicieron los trámites para hacer el concurso público?. Abel Caballero lleva 7 años y en ese tiempo pudo hacer lo que manda la ley de contratos: redactar un nuevo pliego de condiciones, aprobarlo en junta de gobierno, licitar el concurso y adjudicarlo. Abel Caballero, que nos miente cuando dice que respeta la ley, se presta a prórrogas oscuras de contratos ya vencidos, a empresas investigadas por supuestos delitos. ¿Quién se cree que esto se hace por el bien general?, ¿a cambio de qué el gobierno municipal renuncia a un concurso público para obtener mejores precios y condiciones para el interés municipal?. La respuesta puede estar en la lista de personas contratadas por CESPA en los últimos tres años y por sus relaciones con el partido y las familias del socialismo caballerista.

Si no hay nada que esconder, hagan públicos los TC1 y TC2 de los servicios de parques y jardines y parques forestales, les aseguro que nos llevaríamos unas cuantas sorpresas, pero no, no lo harán público y lo que es peor, el BNG y el PP tragarán.

El 24 de mayo de 2015 es el día para el cambio democrático en el Concello de Vigo, cambio que se ha convertido en una necesidad imperante.

Por cierto, estén atentos a la Operación Patos, se irán sabiendo más cosas.

¿Despilfarro o inversión? 1

Muy interesante y reveladora la información que publica el prestigioso diario portugués Público sobre el famoso tren Oporto-Vigo, bautizado pomposamente con el nombre de Celta. Según la información elaborada por el equipo de Público, al cumplirse un año de su entrada en funcionamiento las pérdidas serán de un mínimo de 2 millones de euros. Lo más grave es que esta pérdida, que usted y yo pagaremos con nuestros impuestos y nuestros recortes, obedece a un capricho político de la ministra Pastor y el exministro de economía portugués.

Entre las razones de mantener funcionando esta línea daban ambos ministros las razones de fomentar el comercio y el turismo. Pues bien, la ocupacion media ha sido de menos de 30 personas al día por viaje. Se comprenderá que tenemos razones para preguntarnos si, hasta que se modernice la línea, es sensato seguir manteniendo un servicio deficitario y escasamente utilizado. ¿Sería más útil emplear ese dinero, por ejemplo, en potenciar el billete de cercanías Vigo – Pontevedra?. Decidan ustedes, lo que me preocupa es que este debate se le hurte a la opinión pública. Ahí también necesitamos un cambio: debatir sin miedo, abiertamente de la financiacion y funcionamiento de los servicios públicos.

El tren celta no puede ser un capricho de las élites,  debe responder al dinero que gastemos en él y a un consenso mayoritario de las sociedades de ambas riberas del Miño.

La carrera de las mentiras

Bueno, ahora que las elecciones europea se encuentran a la vuelta de la esquina, nos van a contar entre todos, toditos de todos los colores, una milonga increíble. Hasta 6 o más conexiones internacionales prevé la ministra Pastor para el aeropuerto de Peinador. Casi tantas como Abel Caballero y sus mariachis. Semejante demanda y Air France dice que no piensa recuperar la segunda conexión con París, cuando llegó a haber tres. Será que las compañías aéreas quieren perder pasajeros y no ganar dinero.

Por favor, no nos tomen por tontos, copiemos lo que funciona bien, por ejemplo, Oporto. El aeropuerto de Sá Carneiro empezó a despegar cuando agentes de la ciudad nombraron al director y equipo directivo del aeropuerto y se desligaron de Lisboa. Ahora quieren privatizar AENA. Ahí les propongo yo una alternativa: devolver la gestión de Peinador a la sociedad viguesa, a su ayuntamiento y a sus operadores económicos. Ese es el cambio, dejar de mentir como bellacos, dejar de llorar, asumir la responsabilidad de dirigir una pieza clave en la economía del sur de Galicia desde el liderazgo del interés público.

Si vamos a dar dinero, por lo menos que sea nosotros decidiendo nuestro futuro, aeroportuario también.

De los partidos y las mafias 2

Una desgracia recorre toda nuestra vida pública: la corrupción personal y política.

El actual sistema de partidos presenta graves defectos que convierten a las élites políticas, culturales, mediáticas y sindicales en grandes vacas sagradas, intocables en sus privilegios e insensibles e incapaces de escuchar la angustia de la gente corriente, los ciudadanos y ciudadanas normales. Es imposible dar la batalla contra las élites sólo dentro de los partidos. Los estatutos y la vigente ley que regula el funcionamiento y la financiación de los mismos está hecha para prolongar un sistema corrupto.

Lean los artículos de El País y en Voz Pópuli sobre el asesinato de la señora Carrasco y compartirán mi juicio de que no es solo un problema personal, es un problema de un sistema corrupto, la partitocracia, otra forma de oligarquía.

La receta es la unión, la agrupación de gente ordinaria y decente que derrote en las urnas con una agenda política alternativa y sencilla a estas élites tramposas y criminales. ¿Cómo?, con votos, no callándose, no resignándose, no vendiéndose, no plegándose. El 25 de mayo 2014, en Vigo y muchos otros lugares podemos comenzar el cambio.

¿Partidos políticos o mafias? 3

Si ustedes escuchan atentamente los hechos del asesinato de la señora Isabel Carrasco, perpetrado ayer en León, en la calle a plena luz del día por otras dos mujeres, las señoras González Fernández y su hija, Triana Martínez González, y no supieran nada más, podrían sospechar que era un ajuste de cuentas por cuestiones puramente personales.

Si después saben que las tres son militantes de un mismo partido político, que hay empleos interinos y reclamaciones económicas, listas de concejales y la presidencia de la diputación de por medio, se hace la luz y se demuestra lo que vengo diciendo, estamos ante un sistema de élites corruptas donde la batalla no se establece por cuestiones de interés general, sino que se pelean simplemente por la parte de la tarta que creen que les corresponde. Y así los partidos dejan de ser máquinas de hacer ideología y política y se reducen a simples aparatos de poder, dinero y corrupción.

¿Ven por qué tenemos que hacer el cambio?, para recuperar la política y las personas decentes para la gestión de los asuntos públicos.

¿Se pudo hacer mejor? 2

Es evidente tras los dos últimos informes de peritos. Se podía haber hecho mejor la entrada en funcionamiento de la línea de alta velocidad Santiago de Compostela – Ourense. Sin las prisas de la foto, sin la presión para inaugurar antes de tiempo y si se hubiera hecho caso a los maquinistas que informaron por escrito de los riesgos de esa maldita curva, hoy no tendríamos que lamentarnos por el peor accidente de ferrocarril en España en los últimos 40 años.

El culpable primero es el maquinista, pero el sistema chapucero al servicio de las élites es el cómplice necesario. Esas élites de funcionarios y políticos que hacen trampa al adjudicar los contratos y, como se ve en Angrois, también nos hacen trampa cuando reducen las medidas de seguridad de los que viajamos en estos trenes Alvia.

No se equivoquen, el cambio democrático también tiene que llegar a la gestión de los transportes públicos para que no haya más Angrois ni más muertes evitables.