Compartan y difundan

Hace un par de días, les contaba en esta página las “prácticas romanas” del alcalde de nuestra ciudad, que en la situación de crisis actual en una ciudad con 35.000 parados, se permite el lujo de agasajar al Celta de Vigo con 150.000 euros de las arcas municipales a cambio de entradas a repartir para unos pocos ciudadanos. Una gran inversión quizás, para cubrirse de gloria y seguir escodiendo las miserias.

Más tarde ese día, recibí en mi teléfono móvil el siguiente mensaje de texto:

PAN E CIRCO

Abraiante a longa cola que había esa mañá na lonxa do consistorio do Concello de Vigo. A primeira vista, poderíase pensar que esta cola sería para algo importante como, por exemplo, presentarse como candidato a un emprego ofertado no concello dunha cidade con 35.000 parados. Pois non, nada máis lonxe da realidade, ao final da cola obtíñase unha entrada de balde (gratis) para ver o partido do Celta de Vigo en Balaídos. Evidentemente, o de gratis é moi relativo, a gratuidade vén dada polo convenio asinado polo señor Abel Caballero polo que se lle entrega ao Celta de Vigo 150.000 euros.

En Vigo, o actual goberno municipal usa o fútbol como opio do pobo. Unha tradición histórica, no entanto, dos afíns ao autoritarismo, que prefiren o circo ao pan. Non se poderían investir eses 150.000 euros en accións máis útiles e con máis futuro que 90 minutos de partido de fútbol nunha cidade en crise con 35.000 persoas sen traballo?. A resposta é si pero depende dos nosos votos para forzar o cambio democrático nas próximas eleccións municipais do ano 2015.

Como podrán ver, se trata del mismo texto publicado en esta página web pero traducido al gallego. Por lo que sé, este texto lo han estado difundiendo anónimamente gente afín a la CIG. Desde aquí, a pesar de no mencionarme como autor del texto, quisiera agradecerles el que hayan distribuido el texto. Lo importante es que se sepa, a cuanta más gente llegue, más gente se dará cuenta de quién nos gobierna y la necesidad de un cambio democrático que nos traiga nuevos dirigentes, decentes y comprometidos con el ciudadano, que devuelvan esta ciudad al lugar en que merece estar.

Deje un comentario