La libertad no se negocia, se defiende y se usa

Verdaderamente lamentables todos los ataques que están sufriendo los derechos y libertades tras el 11-S. El último episodio protagonizado por la administración americana, censurando y filtrando datos captados ilegalmente a través de Internet y otros sistemas de comunicaciones no es de recibo para los defensores de derechos civiles. Son estos derechos una conquista irrenunciable de la humanidad y por eso es vergonzoso que las autoridades europeas quieran pasar por encima como si nada hubiera pasado.

Esa misma Comisión Europea, con Durao Barroso a la cabeza, que se plantea un tratado de libre comercio con los Estados Unidos sin tener en cuenta los intereses de sus ciudadanos. La propia ex-ministra francesa de Justicia Rachida Dati ha pedido su dimisión. Esperemos que las cosas cambien y no sea como el actual acuerdo sobre el tratamiento de datos privados, por el que un estadounidense puede reclamar ante las autoridades europeas si considera su privacidad violada, mientras un europeo no puede hacer lo mismo frente la administración estadounidense

Me sumo a la petición de defender la libertad de expresión frente a la histeria reaccionaria y envío desde aquí mi apoyo a Edward Snowden por su valor a la hora de desvelar los sistemas de captación de información ilegales del gobierno de los Estados Unidos.

Deje un comentario