Solicitud de comparecencia en pleno de Julio Fernández Gayoso 1

Iltmo. Alcalde Concello de Vigo

Praza do Rei, s/n

36201  Vigo

En Vigo, a 19 de septiembre de 2012

 

Don Carlos Alberto González Príncipe, ciudadano  censado en Vigo, se dirige a usted para, amparándose en el vigente Reglamento de Participación Ciudadana, comparecer ante el Pleno de la corporación municipal viguesa y solicitar que se revoquen los acuerdos municipales de 1997 por los que, en aplicación del Regulamento de Honras e Distincións de 1981, se acordó conceder la medalla de la ciudad de Vigo al ciudadano Don Julio Fernández Gayoso.

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

La Medalla de la Ciudad se creó para premiar a aquellas personas o instituciones que habiendo desarrollado algún trabajo o tarea que favoreciera a los intereses generales de la ciudad, tuvieran, también, un comportamiento cívico ejemplarizante, que sirviera para recuperar los valores cívicos que siempre deben estar presentes en las actuaciones de las personas o instituciones que aspiran al liderazgo social.

La Medalla de la Ciudad de Vigo es la más alta distinción que nuestra ciudad puede dar. De hecho, su número es muy reducido. Las personas e instituciones que reciben el honor de la Medalla de la Ciudad se convierten en iconos permanentes de la sociedad viguesa. Por lo tanto sus comportamientos públicos sirven para aumentar el prestigio de nuestra ciudad, ganado a lo largo de muchas generaciones como una ciudad trabajadora, emprendedora. Nuestro lema es: Fiel, leal, valerosa y siempre benéfica ciudad de Vigo.

Desgraciadamente acontecimientos de engaño financiero a miles de familias y trabajadores como han sido las ventas inapropiadas y en muchos casos fraudulentas de participaciones preferentes o deuda subordinada, no casan con los valores cívicos ni de nuestra ciudad ni de las personas o instituciones a las que hemos decidido honrar confiándoles la Medalla de la Ciudad.

Durante más de diez años, a lo largo de toda la década de los años 2000 a 2010, el señor Fernández Gayoso, como jefe máximo de Caixanova, desde su cargo de Director General primero y de Presidente después, desarrolló toda una estrategia destinada a engañar masivamente a miles y miles de pequeños ahorradores a los que se les vendieron productos de altísimo riesgo solo para tapar los agujeros que una nefasta gestión financiera estaba produciendo en el capital de la caja de ahorros.

Inicialmente nació como Caja Municipal y en ella el Ayuntamiento perdió su poder de decisión mediante la legislación aprobada en 1979 a nivel de Estado y en 1985 a nivel autonómico. La presencia municipal en los órganos rectores, es decir las personas elegidas por el Pleno de la Corporación, pasó a ser inicialmente minoritaria y posteriormente testimonial. He de decir en este punto, que los ciudadanos y ciudadanas que nos representaron en esa década horrible, no estuvieron a la altura de lo que se le debería exigir a los representantes de nuestra ciudad y fueron cómplices de las turbias maniobras de ese fraude masivo conocido como preferentes y deuda subordinada.

Se engaño a miles de familias y pequeños ahorradores para tapar las miserias de lo que era una gestión nepotista del dinero de todos los impositores y se dilapidó el patrimonio que costó más de cien años acumular.

Ahora, con pensiones doradas perpetuas que equivalen a casi cien salarios mínimos anuales, e indemnizaciones de escándalo, estos nefastos gestores pretenden ignorarlo todo y no asumir las responsabilidades que tuvieron cuando usaron y abusaron de su poder. La sociedad viguesa asiste asustada a que el mayor agujero financiero de nuestra historia no tiene responsables, y mientras miles de familias y pequeños ahorradores perdieron su patrimonio, un grupo minoritario encabezado por el señor Gayoso disfruta, no solo, de prebendas sino incluso de honorabilidad social.

No podemos permitir que quienes han causado tanto daño sigan ostentando los honores de nuestra ciudad. He esperado meses a que el señor Alcalde, cualquier grupo municipal, cualquier concejal o concejala, tomara alguna medida para restituir la verdad y devolverle el honor a la Medalla de la Ciudad de Vigo. Sin ir más lejos, en la ciudad de La Coruña, el grupo municipal del BNG, tomó la iniciativa de retirarle los honores al señor Méndez, iniciativa que lleva parada demasiado tiempo, pero es un problema de la ciudad de A Coruña.

En Vigo parecemos una ciudad con miedo. Parece que nuestros políticos, que incluso en algún caso se manifestaron públicamente en defensa de los intereses de Gayoso y de su liderazgo, quieren que la gente se olvide de que este ciudadano es el principal, no el único, responsable de la desgracia de miles de familias y ahorradores de Vigo y de nuestro entorno más próximo.

Los vigueses tenemos derecho a reclamar que no todo está podrido entre los que nos representan y que no todos los que se dedican a la vida pública son iguales y que las élites que nos gobiernan no pueden gozar de impunidad.

Por esa razón, porque yo fui un Concejal que vote esa medalla a propuesta del Alcalde Manuel Pérez en 1997, quiero que la Ciudad le retire el honor a alguien que con sus engaños y con sus trucos financieros ha causado la desgracia de miles de nuestros ciudadanos, ha despilfarrado un patrimonio fruto del trabajo de más de diez generaciones y se ha lucrado, él y su camarilla más próxima, con cantidades ingentes de dinero.

Yo no asistí al acto en el que el Alcalde Pérez le impuso la medalla, pero sí vote en el Pleno y reconozco que me equivoqué, y por eso quiero que la Medalla de la Ciudad de Vigo quede limpia, y por eso pido que se revoque el acuerdo plenario pues el señor Gayoso y sus cómplices nos estafaron y engañaron a Vigo y a los vigueses.

POR TODO ELLO SOLICITO COMPARECER EN EL PLENO ORDINARIO DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL DE ACUERDO CON EL REGLAMENTO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN EL MAS CORTO PLAZO DE TIEMPO POSIBLE.

One comment on “Solicitud de comparecencia en pleno de Julio Fernández Gayoso

  1. Pingback: La verdadera historia - Carlos Príncipe

Deje un comentario